Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Rosa y su mundo > Cosas de Rosa > Ser zurdo no es un capricho

Ser zurdo no es un capricho

Ser zurdo en un mundo diestroEn italiano a la mano izquierda se la llama "siniestra", usted y yo cuando tenemos un mal día decimos que nos hemos levantado con el pie izquierdo y siempre debemos darnos la mano derecha para rubricar un acuerdo.

¿Acaso ser zurdo es un capricho para llevar la contraria al sistema establecido? Si piensa esto último le rogamos que se lea con atención este artículo.

Parece mentira que ya en el siglo XXI todavía existan personas que se extrañen al ver a otras escribir o tomar los cubiertos con la mano izquierda. Estoy convencida que la mayoría de personas dicha extrañeza la exclaman de buena fe y en absoluto desean molestar a la persona zurda con sus comentarios, aunque desafortunadamente también hay quien lo dice con toda la mala intención de este mundo, atribuyendo el hecho de ser zurdo a un defecto congénito que no fue "reparado" en su día.

Aunque cueste creer, hace algunos años conocí a una persona relativamente joven de aproximadamente cuarenta primaveras que afirmaba sin ningún tipo de vergüenza que ser zurdo era consecuencia de una enfermedad mental (!!). No contenta con esta burrada añadió que se trataba de una manera de llevar la contraria y terminó afirmando que haría todo lo posible para evitar que su hija de dos o tres años fuera zurda.

Evidentemente escuchando animaladas así una se queda a cuadros y si es la jefa de tu empresa todavía te cae más simpática que antes. Lo único que espero es que su hija, quien actualmente debe contar con unos quince o dieciséis años, no tenga la desgracia de salir tan obtusa como su madre.

Esa fue la primera vez que oí algo similar, pues desde siempre el hecho de que alguien sea zurdo me ha parecido algo tan natural como que sea diestra. En el momento de escribir estas líneas sigo teniendo la misma convicción y a estas alturas no creo que hayan ignorantes que me hagan cambiar de idea.

Por otra parte durante mi etapa preescolar tuve la suerte de tener una excelente maestra que a pesar de su avanzada edad a punto de jubilarse tenía unos procedimientos muy modernos. Al comprobar mi preferencia como zurda no solamente potenció mi psicomotricidad con la izquierda, sino que además advirtió seriamente a mis padres sobre la inconveniencia de coaccionarme para hacerme escribir con la derecha.

En la actualidad entre el 8 y el 13% de la población mundial es zurda (aproximadamente el 13% de hombres y el 9% de las mujeres), aunque se cree que este porcentaje aumentaría hasta el sorprendente 50% si no se coaccionara a los zurdos a utilizar exclusivamente la derecha. Si, he vuelto a repetir la palabra "coaccionar" porque es la que define mejor lo que muchas personas zurdas de este país padecieron hasta no hace demasiados años: golpes de regla en la mano izquierda o la zurda atada al pupitre eran medios recurrentes para corregir el "problema" sin olvidarse del adjetivo "sucio" que algunos maestros ladraban al ver los borrones del cuaderno a consecuencia de pasar la mano por encima antes que la tinta se secara.

Incluso hasta no hace muchos años las personas zurdas estaban consideradas junto a tartamudos, albinos y cojos como seres "endiablados", quedando todavía este poso supersticioso y claramente negativo en el subconsciente de algunas personas de hoy en día que nos injustamente califican de torpes.

Pero si pese a lo dicho usted considera que ser zurdo es un "capricho", además de recomendarle que se informe sobre el tema permítame asegurarle que en ocasiones no resulta agradable vivir en un mundo en que todo está orientado hacia las personas diestras. Una acción tan sencilla y cotidiana como pelar una patata puede convertirse en una auténtica aventura para un zurdo precisamente porque el filo del cuchillo está orientado al revés. Si usted sigue sin creerme y tiene la oportunidad de tomar un cuchillo para zurdos intente pelar una patata y luego explíqueme que tal le ha ido.

Pero lógicamente el mundo no se reduce a pelar patatas: Instrumentos musicales, tijeras, sillas con pupitre incorporado en el lado derecho, el teclado numérico del ordenador… ¡Incluso tenemos en contra la manivela del Cinexin!

Y por no hablar de tests de personalidad, que según como están realizados confunden las respuestas de un zurdo con las de un paranoico (por ejemplo "Me considero distinto a los demás", "La gente me mira", "Hago cosas que las demás personas no hacen"…). Si no fuera porque ello ha supuesto problemas para alguien me echaría a reír de buena gana.

Por otra parte, y probablemente para que no nos deprimamos más, generalmente nos dicen que las personas zurdas acostumbramos a tener un sentido artístico más desarrollado que los diestros. Quien sabe si es verdad, aunque respecto a ello comentar que siempre he tenido habilidades para distintas actividades artísticas y creativas, siendo conocida ya en la escuela por mi facilidad por el dibujo. Otro compañero de mi clase que destacaba por su buen hacer en el arte del dibujo también era zurdo.

Pero en lo que somos mejores dibujantes permítame usted que le diga mi teoría chiquita. Debido a que al escribir ocultamos con la mano izquierda nuestra propia letra, las personas zurdas ya desde pequeñas hemos adquirido bastante soltura a la hora de torcer la mano para ver lo que vamos escribiendo, una soltura que resulta básica para todo aquel que le guste o desee dedicarse al dibujo. Debido a que las personas diestras no necesitan hacer estas piruetas con la mano han de adquirir esta soltura artificialmente resultando un aprendizaje bastante duro. Es decir, que para el dibujo los zurdos tenemos una habilidad "mecánica" que ya practicamos día a día desde la infancia.

Por cierto, para terminar este artículo de opinión comentar que cada 13 de agosto se celebra "El Día Internacional de la Zurdera", jornada en la cual se pretende dar a conocer y ayudar a reducir las dificultades que encuentran las personas zurdas en una sociedad predominantemente diestra.







Ya en nuestra tienda online

Como aplicar estrategias de enseñanza 1 y 2. Ceac

Como aplicar estrategias de enseñanza 1 y 2
Ceac


Lote de dos libros dedicados a estudiar el sistema para conseguir una disciplina más eficaz en la clase, exponiendo algunos ejemplos prácticos y que el propio profesor/a puede practicar en su labor diaria de enseñanza, además que ofrece claves para que dicho profesional pueda autoevaluarse mediante diversos métodos de muy fácil comprensión y aplicación.

Estos dos libros fueron publicados por la prestigiosa Editorial Ceac en 1989 y su estado es usado aunque muy bueno, sin ninguna de sus 150 páginas por tomo rotas, manchadas o separadas del lomo.

Precio: 2.5 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.






Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016