Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Otros temas > Motor > SEAT 800, un 600 con cuatro puertas

SEAT 800, un 600 con cuatro puertas

SEAT 800, el 600 con cuatro puertasDurante muchos años, y por increíble que ahora pueda parecer, en este país el SEAT 600 fue considerado el vehículo familiar por excelencia, capaz de transportar a la vez toda una familia entera incluyendo la abuela rezando el rosario además de todo el equipaje inimaginable que dichas personas pudieran llevar consigo, todo ello sin contar con el canario (jaula incluida) o el perro de turno.

Hoy en día las "batallitas" que contamos respecto a este vehículo más que risas generalmente provocan el escepticismo y/o incredulidad entre las nuevas generaciones. Acostumbrados a los cómodos vehículos actuales tipo monovolumen o todo-terrenos de ciudad, cuyo habitáculo para cuatro personas acostumbra a ser casi tan generoso como un autobús de hace algunos años, los chicos y chicas no son capaces de concebir como nuestros padres se las apañaban para comprimir tanto material dentro de un coche tan pequeño, siendo sin pretenderlo los precursores del juego Tetris.

La realidad era que en muchísimos hogares de la época el sufrido “pelotilla” era el único coche que existía y la familia con tres, cuatro o más hijos no tenía más remedio que apañárselas como podía. Se aprovechaba el máximo posible del reducido espacio del coche y al mismo tiempo se imploraba a algún santo desocupado que el motor no explotase debido al sobrenatural esfuerzo que se exigía a la pobre máquina. Esto último era literal, pues los temidos calentones y la obligada pausa en el camino con el objetivo de enfriar el motor estaban a la orden del día.

Por supuesto que en aquella época existían vehículos mucho más capaces que este utilitario (por ejemplo el Citroën DS), aunque casi todos ellos con un precio de compra y mantenimiento prohibitivo para la limitada economía familiar media de entonces, una economía que ríase usted de la crisis actual y que provocaba un crónico ajuste de cinturón.

Era también la época en que la ropa pasaba de hermanos mayores a menores, de los parches a la altura de las rodillas para que el pantalón durara una campaña más y del lavado a mano de toda la ropa. Como única ayuda a esta dura tarea, y antes de la llegada de las lavadoras automáticas, la sufrida ama de casa solamente podía soñar con una lavadora de turbina, un artilugio que probablemente los lectores/as senior recordarán y que los más jóvenes ni tan solo son capaces de imaginar.

En un país donde el recuerdo de la cruda posguerra todavía estaba demasiado reciente en la memoria de nuestros padres y abuelos, el aprovechamiento de recursos estaba a la orden del día y practicar el ahorro, en cualquiera de sus manifestaciones, era una costumbre muy arraigada. Sabíamos que vivíamos en un país de escasos recursos y con dicho conocimiento de causa actuábamos ¡No necesitando ninguna campaña publicitaria que nos lo recordara! Simplemente era una forma de ser y de vivir.

Por ello, y volviendo al pequeño coche utilitario, no era de extrañar que se hicieran mil y un malabarismos para comprimir toda la familia y sus enseres dentro aprovechando hasta el último centímetro de todo el espacio disponible. Y hablemos claro, ello también se conseguía gracias a la vista gorda de las autoridades quienes además de tricornio y bigote también tenían su corazoncillo, entendiendo como nadie los padecimientos del pueblo llano.

La Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT), una empresa de titularidad pública y con el primordial objetivo de motorizar a todo un país, rápidamente comprendió que su popular utilitario en muchas ocasiones se quedaba insuficiente. Ante la complicación de buscar un modelo más capaz los técnicos de la empresa idearon una nueva variante del utilitario a la que dotaron de mayor capacidad para pasajeros. Fue así como fruto de este trabajo en el año 1962 se presentó el primer prototipo de una versión alargada y con carrocería de cuatro puertas del popular 600, empezándose a comercializar a partir de mes de enero de 1964 con la denominación 800. A diferencia de los otros modelos fabricados por la compañía este no tenía homónimo en FIAT.

Otro de los grandes objetivos del 800 era el de plantar cara al Citroën 2CV, el cual gracias al hecho de disponer de un precio bastante equilibrado se estaba ganando una gran aceptación entre aquellas personas que buscaban un coche capaz y económico. Aunque el 800 se trataba de un vehículo más potente y a un precio inferior que el del Citroën, el ser técnicamente menos avanzado que el francés, disponer de motor y tracción posterior además de poco espacio para la carga fueron lastres que le impidieron ocupar los primeros puestos en el ranking nacional de ventas.

Además de los factores enumerados anteriormente, uno de los que provocaron que el modelo no tuviera tanta aceptaron como se merecía fue debido a la forma semi-artesanal con la cual se fabricaba. Este sistema escasamente optimizado limitaba la producción a un escaso número de unidades diarias que no satisfacía en absoluto la posible demanda. Y por si fuera poco incluso la fabricación también resultaba cara para la propia compañía automovilística.

De hecho no era extraño que ello resultase así sobretodo si descubrimos como se procedía a la fabricación, la cual a grandes rasgos era como se indica a continuación: De la factoría SEAT en Barcelona partían carrocerías desnudas de modelos 600 normales y corrientes hacia la empresa "Carrocerías Costa" situada en la vecina localidad de Terrassa (Barcelona). Una vez ahí los operarios del taller cortaban las carrocerías, alargaban bajos y techos, acortaban el tamaño de las puertas delanteras y preparaban la parte trasera para la incorporación de las dos puertas traseras "extra". Finalizado este laborioso trabajo digno de auténticos artesanos se retornaban las carrocerías hacia la fábrica en la Zona Franca donde se incorporaba los distintos órganos mecánicos, los circuitos eléctricos así como los tapizados propios del 600 D, finalizando de esta forma su proceso de fabricación.

Tampoco ayudó nada el hecho de ser un coche gestado de forma un tanto improvisada y tras muy poco tiempo de desarrollo, limitándose al mínimo las pruebas indispensables que debe superar cualquier automóvil de serie independientemente de pasar su homologación para ser comercializado. Precisamente por esta razón padecía de unos defectos de juventud que arrastró durante toda su vida comercial.

Uno de sus inconvenientes principales radicaba en que a partir de los ochenta kilómetros por hora se convertía en un vehiculo inestable así como extremadamente sensible al viento lateral. Ello era así porque a pesar de tener el tamaño de coche media su base estructural continuaba siendo la de un automóvil pequeño. De hecho ni las ruedas ni sus correspondientes suspensiones estaban adaptadas a un vehículo de tales características.

Desafortunadamente este coche no tuvo demasiado éxito comercial aunque si fue relativamente bien aceptado por parte de los profesionales del taxi en ciudades como Madrid, Bilbao o Valladolid, yendo a parar para tal servicio muchas de las dieciocho mil doscientas unidades que se fabricaron entre los años 1964 y 1967. De ellos se estima que actualmente solo sobreviven una doscientas cincuenta unidades.

Pero no quisiéramos que las personas que leen este artículo se llevaran una mala impresión de este interesante turismo, pues el aumento de longitud en ciento ochenta milímetros respecto al modelo base facilitó un mayor espacio en las plazas traseras, ganándose también accesibilidad al disponer de dos puertas suplementarias y una mayor luminosidad interior a consecuencia de la presencia de dos terceros cristales. Asimismo lo más increíble del caso es que todo ello significó un aumento de peso de solamente treinta y cinco kilogramos.

En cuanto al precio de compra, en el año de su aparición costaba la nada despreciable cifra de setenta y cinco mil pesetas, cinco mil pesetas más que el 600 D comercializado ese mismo año. No obstante dicho importe era inferior a las ochenta mil pesetas que costaba un Citroën 2CV.

Finalmente en 1967 y tras solamente tres años de vida comercial el 800 desapareció del mercado. De hecho dos años antes ya lo hico el 600 D al ser sustituido por el modelo 850 también de origen italiano. Por cierto, la versión cuatro puertas de ese nuevo utilitario también fue transformada por la empresa de Barcelona no correspondiéndose a su homologo en FIAT.

Si usted tiene coche clásico de la marca SEAT y desea conocer su cotización aproximada puede consultar nuestra Guía de cotización para vehículos SEAT.


Buscar ofertas para accesorios, repuestos y piezas de recambio para el SEAT 600 en Ebay¿Buscando ofertas de accesorios y piezas de recambio para el SEAT 600? Encuéntralas ahora en Ebay.







Ya en nuestra tienda online

Bburago, su etapa clásica. Libro editado por Rosaspage

Bburago, su etapa clásica
Libro editado por Rosaspage


A la venta el libro "Bburago, su etapa clásica", el cual está dedicado a dicha conocida compañía italiana. En él se relata la historia de la esta fabricante de miniaturas die-cast a escala 1:18, 1:24 y 1:43 desde su nacimiento en el año 1976 hasta su compra por parte del grupo May Cheong en el 2006.

Además de datos curiosos, anécdotas, evolución de las miniaturas y un amplio repaso por las distintas colecciones que fabricó Bburago, en el libro también se incluye la historia de Mebetoys y Martoys, ambas compañías antecesoras directas de Bburago y gestionadas por la propia familia Besana.

Este libro escrito por Xavier Arumí Salavedra está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosaspage" e impreso en blanco y negro aunque con las cubiertas a todo color. Tiene una extensión de 126 páginas a un formato de 15x21 centímetros (tamaño cuartilla o DIN A5) y encuadernado en tapa blanda.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Cajon de Sastre (contenidos variados)
Apartados que forman la sección "Cajón de Sastre" en el cual aparecen los contenidos más variados de esta web; Artículos sobre retroinformática, coches clásicos, la televisión de antaño, nuestro monográfico sobre el grupo Parchís, listados y un consultorio.


Subseccion Artículos variados
Subseccion Artículos sobre coches
Subseccion Biografías variadas
Subseccion Coleccionismo de monedas (numismática)
Subseccion Listados variados
Subseccion Monográfico sobre Parchis
Subseccion La televisión de antaño
Subseccion Informática y retroinformática
Subseccion Consultorio
Subseccion Listado artículos Selecciones del Readers Digest




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016