Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Otros temas > > Paris-Rouen: El primer rallye de la historia

Paris-Rouen: El primer rallye de la historia

Vehículo similar al pilotado por Dion_Bouton en la carrera Paris-Roulen

Vehiculo similar al utilizado por la pareja Dion-Bouton en la carrera Paris-Rouen. Aunque la parte tractora era idéntica, el remolque presentaba grandes diferencias asemejándose a un carruaje de lujo con capota incluida.

Sin duda alguna, las carreras de Rallyes son actualmente una de las especialidades más atractivas y espectaculares del mundo del motor, permitiendo además una proximidad del público con la carrera que difícilmente encontraríamos con otras competiciones.

Asimismo, la categoría deportiva de rallyes puede considerarse la más antigua de la historia del automovilismo, surgiendo de aquellos primeros "rallyes" competiciones tan diferentes como la Fórmula 1, los raids o las carreras en circuito.

Probablemente la persona que lee este artículo le sorprenderá conocer que la primera carrera automovilística, la cual tenia un razonable parecido con los actuales rallyes, se celebró entre las ciudades francesas de París y Rouen en verano del año 1894.

En concreto esta historia empieza un 19 de diciembre de 1893 en las páginas del periódico "Le Petit Journal" cuando un tal Jean Sense Terre (pseudónimo de Pierre Giffart) propuso una idea tan extraordinaria como sorprendente: La celebración de una carrera de automóviles entre las citadas ciudades que se llamó “Concours des voitures sans chevaux” (Carrera de carruajes sin caballos).

Pero antes de continuar con el relato, es preciso aclarar dos cosas:

El primero es que el periódico "Le Petit Journal" apareció por primera vez en 1863 y ya a finales del siglo XIX era uno de los principales rotativos de la capital francesa, consiguiendo en 1890 la cifra de un millón de ejemplares diarios. Aunque finalmente desapareció en 1944 esto ya forma parte de otra historia.

El segundo punto a destacar es que Pierre Giffart (1853-1922) fue un destacado periodista de ese periódico, siendo considerado hoy por hoy como precursor del periodismo moderno así como pionero del periodismo deportivo.

Realizado este inciso, comentar que la carrera fue anunciada para el día 22 de julio de 1894, estando abierta a participantes de cualquier nacionalidad así como también permitiendo la presencia de vehículos impulsados con cualquier tipo de motor (por ejemplo a vapor, eléctrico, de gas o de gasolina entre muchos otros). El reglamento tampoco limitaba las características del vehículo, lo cual significa que podían participar artefactos tan dispares como triciclos o tractores (conjunto de vehiculo más remolque). Por otra parte la competición tampoco se dividía en categorías.

Solamente se exigía que el número de plazas mínimas por vehículo fuese de cuatro; Una era para el inventor del vehículo (o en su defecto un representante designado por este), un ingeniero consultor (muy probablemente se refiere a un mecánico) y dos jueces de la carrera. La presencia de estos dos jueces se justificaba debido a que la competición la ganaría aquel vehículo que cruzase primero la meta pero que también cumpliera requisitos de fiabilidad y comodidad a juicio de los representantes de la organización.

Gracias a la popularidad del periódico, dicha propuesta atrajo la atención de un gran número de fabricantes de automóviles, abriéndose las inscripciones el 20 de diciembre de 1893 y cerrándose el 30 de abril de 1894 con un total de 102 vehículos inscritos, considerándose un auténtico éxito por sus organizadores.

La gran mayoría de estos participantes eran franceses y procedían básicamente de París, aunque en menor medida también participaron alemanes, ingleses e italianos. Finalmente comentar que entre los vehículos inscritos se contó once tipos de motores diferentes, algunos de los cuales incluso combinaban la fuerza mecánica con la humana gracias a la presencia de pedales.

La prueba estaba previsto que empezase el primer día de junio aunque se aplazó hasta el siete del mismo mes a fin de permitir que uno de los participantes pudiera asistir. Finalmente se hizo una consulta que marcó el 23 de julio como fecha de inicio definitiva de la competición. Tal consulta fue aprobada por sesenta y ocho votantes aunque trece lo hicieron en contra y siete se abstuvieron.

No obstante, antes de la prueba los participantes tuvieron que superar las eliminatorias iniciadas el día diecinueve de julio, siendo obligados a realizar un recorrido de cincuenta quilómetros en solamente cuatro horas. Ello significaba que para superarlas el vehiculo debía ser capaz de ir a una velocidad media de doce kilómetros a la hora, algo que por aquel entonces no era precisamente sencillo. Dichas eliminatorias supusieron un filtro que sirvió para descalificar la gran mayoría de candidatos, superando la prueba solamente veintiuno de ellos.

Desafortunadamente no todos los vehículos inscritos estuvieron a la salida de las eliminatorias, pues por ejemplo el vehiculo del conde italiano Carli fue retenido en la aduana a causa de problemas burocráticos. A pesar de ello, el italiano no quiso perderse la salida aunque no le quedó más remedio que desplazarse hasta la capital francesa en tren.

Otro participante que quedó "descolgado" fue el constructor M.C.R. Garrard, quien tras asegurar que su vehículo funcionaba correctamente (incluso ante testigos tan ilustres como una asociación de ingenieros de Birmingham), finalmente su propietario decidió no acudir a la competición dejando al constructor con un palmo de narices.

A destacar que la competición se realizó a carretera abierta, siendo ello posible gracias a dos factores determinantes: El primero de ellos es que por entonces el tráfico rodado era más bien escaso, permitiendo que se pudiera celebrar una competición sin demasiado peligro para los demás conductores. El otro factor (y probablemente de mayor peso que el anterior) es que la gran mayoría de participantes procedían de familias adineradas, industriales o de la nobleza.

El primer vehículo en cruzar la meta fue el tractor del conde Albert de Dión (1856-1946), cubriendo el trayecto en cinco horas y cuarenta minutos. Dicho vehículo corría con el dorsal 4 y funcionaba con un motor a vapor. Contrariamente a lo que se indica en webs como Wikipedia, el vehiculo de Dion NO ERA UN TRICICLO, sino un vehículo de cuatro ruedas que arrastraba un remolque con dos ruedas en el cual iban acomodados los observadores de la carrera más uno de los dos fogoneros encargados de alimentar el motor. A los mandos del vehículo tractor estaba el propio Albert de Dión. No obstante, los jueces que acompañaban al conde decidieron descalificar al vehiculo, pues aparte de echar considerables chispas la gran velocidad que alcanzaba hacia de este un vehículo peligroso.

Tras aceptar esta resolución, la organización de la carrera otorgó el premio a los herederos del fundador de Peugeot, los cuales corrían con el número 65 y cuyo vehículo cruzó la meta cinco minutos después del participante descalificado. Los Peugeot obtuvieron un premio de cinco mil francos que compartieron con Panhard-Levassor (dorsal 13), los cuales llegaron cuartos. Pero De Dión no se fue con las manos vacías, pues obtuvo un premio de "consolación" de dos mil francos, demostrando que por encima de la competición estaba el sentido de la caballerosidad. Finalmente, indicar que cruzaron la meta solamente diecisiete participantes en total.

El hecho que el ganador descalificado corriera con un coche a vapor y los otros dos con motores alimentados por petróleo, dio pie a que se iniciara una disputa que duraría décadas para decidir cual de los dos sistemas era mejor, más potente y fiable.

Terminada la competición, muchos participantes se reunieron en la casa del conde De Dion donde satisfechos del éxito de esa primera convocatoria decidieron emprender una aventura todavía más ambiciosa. Esta tendría lugar un año más tarde y cubriría el trayecto Paris-Burdeos-Paris con un total de mil doscientos kilómetros, siendo la primera prueba automovilística cronometrada de la historia.

Curiosamente esta nueva carrera fue organizada por el propio Albert de Dion que además de ejercer de político se le considera uno de los pioneros de la industria automovilística francesa. Su negocio dentro del mundo del automovilismo lo inició con sus socios Georges Bouton y Charles Trépardoux fundando la compaña De Dion-Bouton en la localidad de Puteaux en 1883.

Durante un corto periodo de tiempo fue el principal fabricantes de automóviles del mundo, aunque después de la Primera Guerra Mundial reconvirtió el negocio en fabricante dedicado al mundo del ferrocarril.

A este apasionado de los automóviles también se le debe ser el fundador del Salón del Automóvil de París en 1898 (pionero de estos certámenes internacionales) y del periódico L’Auto en 1900 (uno de los principales periódicos deportivos de la época que dejó de publicarse en el año 1944). Asimismo también fue co-fundador de l Automóvil Club así como del Aero Club de Francia en 1898.







Ya en nuestra tienda online

Bburago, su etapa clásica. Libro editado por Rosaspage

Bburago, su etapa clásica
Libro editado por Rosaspage


A la venta el libro "Bburago, su etapa clásica", el cual está dedicado a dicha conocida compañía italiana. En él se relata la historia de la esta fabricante de miniaturas die-cast a escala 1:18, 1:24 y 1:43 desde su nacimiento en el año 1976 hasta su compra por parte del grupo May Cheong en el 2006.

Además de datos curiosos, anécdotas, evolución de las miniaturas y un amplio repaso por las distintas colecciones que fabricó Bburago, en el libro también se incluye la historia de Mebetoys y Martoys, ambas compañías antecesoras directas de Bburago y gestionadas por la propia familia Besana.

Este libro escrito por Xavier Arumí Salavedra está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosaspage" e impreso en blanco y negro aunque con las cubiertas a todo color. Tiene una extensión de 126 páginas a un formato de 15x21 centímetros (tamaño cuartilla o DIN A5) y encuadernado en tapa blanda.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Cajon de Sastre (contenidos variados)
Apartados que forman la sección "Cajón de Sastre" en el cual aparecen los contenidos más variados de esta web; Artículos sobre retroinformática, coches clásicos, la televisión de antaño, nuestro monográfico sobre el grupo Parchís, listados y un consultorio.


Subseccion Artículos variados
Subseccion Artículos sobre coches
Subseccion Biografías variadas
Subseccion Coleccionismo de monedas (numismática)
Subseccion Listados variados
Subseccion Monográfico sobre Parchis
Subseccion La televisión de antaño
Subseccion Informática y retroinformática
Subseccion Consultorio
Subseccion Listado artículos Selecciones del Readers Digest




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016