Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y modelismo > Historia de las compañías > Revell Monogram

Revell Monogram

Maqueta del portaaviones USS Nimitz CVN-68 de Revell MonogramEn la actualidad existen muy pocas empresas en el mundo que pueden vanagloriarse de haber inspirado, entretenido y a la vez educando a generaciones enteras.

Una de ellas es precisamente Revell, Inc., quien no solamente puede estar orgullosa de ello, sino también de ser una auténtica histórica en lo que se refiere a la fabricación de artículos para el hobby. Su acierto en los modelos y sus elevadas cotas de calidad han sido y serán un ejemplo a seguir por parte de muchas empresas pertenecientes al sector de las miniaturas gracias a sus reproducciones de vehículos y figuras como por ejemplo soldados a escala 1:72.

Compleja aunque a la vez muy interesante, la larga historia de Revell se inicia en un bohemio distrito de Los Ángeles (California) denominado Venice cuando en el año 1943 los socios Lewis “Lou” H. Glaser y Jacque Fresco unieron esfuerzos para convertir en realidad su sueño de hacer felices a millones de personas.

Originario de Brooklyn y nacido en el año 1917, a la hora de fundar la empresa de miniaturas el señor Glaser ya tenía una considerable experiencia empresarial, pues en 1941 (justo unas pocas semanas antes del ataque japonés a Pearl Harbour) había iniciado su actividad como fabricante de juguetes.

También de Brooklyn aunque nacido un año antes que su socio, el señor Jacque Fresco se trata de una figura enorme, más similar a la de un genio del renacimiento que a la de un pragmático hombre de negocios del siglo XX. Y ciertamente conociendo su biografía no resulta ninguna exageración tal definición.

Autodidacta, de carácter eminentemente optimista, con los cien años cumplidos y sobreviviendo a sus hijos Richard (1953-1976) y Bambi (1956-2010), además de diseñador industrial Fresco es un escritor, pintor, visionario social, conferenciante y pionero en ingeniería que centra su atención en los valores humanos. Entre sus trabajos más destacados también figuran distintas innovaciones biomédicas Sin duda alguna el periodo de la gran depresión que siguió al crac bursátil de 1929 marcó para siempre su carácter, decidiendo a partir de entonces convertirse (o como mínimo intentarlo) en una persona útil para la humanidad del futuro.

De hecho junto a la arquitecta y científica Roxanne Meadows, y a la tardía edad de noventa y cinco años, nuestro protagonista fundó “The Venus Project“ (El Proyecto Venus) además de una fundación sin ánimo de lucro denominada “Future by Design”. Para definirlo a grandes trazos comentar que dicho proyecto se trata de un ambicioso plan que pretende eliminar la pobreza del mundo, el elitismo y la devastación ambiental aplicando métodos científicos sobre el sistema social, creando gracias a ello una sociedad pacifica, justa y tecnológicamente avanzada en un mundo sostenible.

Aunque ello puede sonar muy poco pragmático lo más interesante es que dichas teorías se experimentan en un complejo de investigación situado en Venus (California) el cual tiene una extensión de veinticinco acres. Gracias a las continuas conferencias de su promotor el proyecto se ha visto beneficiado de un considerable interés por parte de los medios de comunicación.

En referencia a su relación con Revell, Jacque Fresco abandonaría la empresa algún tiempo después de su fundación dejándola en las seguras manos del señor Lou Glaser quien la convirtió en una de las mejores del mundo.

Volviendo a la historia del fabricante, destacar que hasta finales de los cuarenta el material tradicional que se utilizaba para confeccionar los juguetes era la madera, aunque esto empezó a cambiar significativamente a inicios de la década de los cincuenta siendo precisamente uno de los impulsores de este cambio Revell con su exitosa línea “Highway Pioneers” (Pioneros de la Carretera). Tal gama consistía en coches de época anteriores a la Primera Guerra Mundial (1914 - 1918), reproducidos aproximadamente a escala 1:32 (de unas tres o cuatro pulgadas de longitud) y en formato kit. La característica de comercializarlos totalmente desmontados permitía ofrecer los conjuntos a unos precios que oscilaban entre los setenta y noventa céntimos de dólar.

A su vez esta línea derivaba de otra anterior que tenía su origen en la empresa británica Gowland Brothers Limited quien los venía fabricando y comercializando desde 1932 aunque sin demasiado éxito. La principal característica de estos juguetes era la incorporación de un motor que hacía avanzar la maqueta mediante una cuerda que se estiraba. Entre estos modelos aparecía un Ford T a escala 1:16 que sirvió como base para “Highway Pioneers” aunque se redujo de escala, se abandonó el motor y pese a que al principio siguió manteniendo a un conductor sentado al volante este finalmente desapareció para centrarse exclusivamente en el coche.

En 1953 la compañía lanza su primera miniatura naval reproduciendo al acorazado USS Missouri. Botado en los años cuarenta durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial (1939 - 1945) este buque estuvo en activo hasta la década de los noventa participando incluso en la Primera Guerra del Golfo Pérsico (1991). Actualmente se encuentra retirado del servicio y se utiliza como barco-museo abierto al público. Como curiosidad comentar que entre otras películas lo hemos podido ver en el film de acción titulado “Battleship” del año 2012 y protagonizado entre otros por Taylor Kitsch, Liam Nelson, Rihanna, Brooklyn Decker y Alexander Skarsgard. La miniatura fue realizada con tanta perfección que durante los años sesenta el Kremlin adquirió un número significativo de unidades a fin de investigar el diseño y estructura de los navíos norteamericanos.

Una anécdota de características bastante similares sucedió en los sesenta cuando el Almirante de la armada norteamericana Hyman Rickman examinó la miniatura de un submarino nuclear, manifestando tras su estudio que Revell facilitaba información clasificada a 2,98 dólares. En realidad el hombre no exageraba con su afirmación, pues los diseñadores de la empresa habían adivinado demasiado correctamente la ubicación y estructura de partes sensibles (y además secretas) del submarino.

A estas miniaturas les siguieron replicas de aviones tanto de hélice como a reacción además de vehículos espaciales, algunos de ellos inspirados en modelos reales aunque otros procedentes del mundo de la ciencia ficción o de diseños futuristas como estaciones espaciales.

Es justo comentar que aunque la influencia de Revell sobre el mercado norteamericano fue muy significativa, en realidad se encontró con un mercado maduro y sobretodo masivo que se hallaba volcado en el hobby de las miniaturas gracias a la amplia oferta existente. Tanto fue así que en 1956 la prestigiosa revista “Life” aseguró que el ochenta por ciento de los niños estadounidenses eran aficionados al montaje de maquetas.

Ese mismo año el fabricante decidió irrumpir en el mercado europeo instalando una subsidiaria en Bünde, localidad de Renania del Norte-Westfalia que por aquel entonces se hallaba en la denominada Alemania Occidental. La nueva empresa se llamó “Revell Plastics GmbH" y con el paso de los años iría adquiriendo una personalidad propia, acrecentándose las diferencias con su matriz sobretodo a partir del momento en que decidió producir modelos propios sin equivalente en Estados Unidos. Tanto fue el éxito de estos modelos que la alemana decidió exportar sus productos hacia Estados Unidos haciendo la competencia a su propia empresa madre.

Durante la década de los sesenta Revell decidió entrar en el mundo de modelismo ferroviario con productos a escala H0, diseñando además una gran variedad de complementos que representaban estaciones, casas y así como granjas completas. Siguiendo la línea general de todos sus productos, dichos modelos eran fáciles de armar y contenían planos así como instrucciones muy sencillas de interpretar.

También en esa misma década se lanzó a reproducir vehículos de turismo, animada sobretodo por el éxito que por aquel entonces tenían empresas europeas con este tipo de artículos. Uno de sus modelos más celebrados en aquellos años corresponde al concept car Lincoln Futura de 1956, un extravagante automóvil construido a mano por la empresa Ghia de Turín (Italia). Tras su periplo por distintos salones del automóvil este modelo se convirtió ni más ni menos que en el Batmobil de la serie televisiva Batman, siendo transformado por las manos mágicas del customizador George Barris (1925 - 2015).

Durante la década de los sesenta se creó una inercia por parte de los fabricantes de miniaturas acerca de solicitar ayuda a grandes nombres del diseño de vehículos, creando de este modo nuevas y sorprendentes maquetas inexistentes en el mundo real y al más puro estilo custom. Era la época de los diseños extremados, los colores llamativos, los cromados de los metales y los motores fuera de la carrocería con una marcada estética Mad Max.

Puesto que “Aluminum Model Toys” (AMT) de Michigan había “fichado” a George Barris y Darryl Starbird, en el año 1962 Revell hizo lo propio con Ed "Big Daddy" Roth, estilista que desarrolló varios modelos extravagantes pero increíblemente bellos. Más tarde Monogram contrató a Tom Daniel, otro gran genio que años más tarde trabajó puntualmente para la italiana Bburago. Según informó el propio Roth, en 1963 la firma californiana le pagó un centavo por cada miniatura vendida, obteniendo finalmente la nada desdeñable cifra de treinta y dos mil dólares.

También durante esa década la compañía decidió entrar en el mundo del slot, el cual en aquella época estaba en pleno auge al otro lado del Atlántico. Para ello adquirió la firma “Internacional Raceways” aunque su entrada fue más bien tardía. En realidad empresas como Strombecker ya se habían erigido como las reinas del sector y ello provocó que el experimento de Revell fracasara. Finalmente en 1967 decidió abandonar el tema declarando que había perdido casi medio millón de dólares con esta atrevida aventura.

Nos encontramos en los setenta, década que hacia sus años finales vio como Revell apareció en España de la mano de Congost ya que por aquel entonces ambas empresas estaban en la orbita de Mattel. La catalana distribuyó kits con los logotipos de ambas empresas en la caja y con decoraciones de los modelos (concretamente calcomanías) específicas. Básicamente la gama se centró en aviones tanto clásicos como de la época, apareciendo también motocicletas, automóviles, buques de guerra e incluso naves antiguas, una de ellas representando a la nao Santa Maria utilizada por Cristóbal Colón durante el descubrimiento de América.

Desafortunadamente en los ochenta la afición en Estados Unidos por las maquetas decreció de forma muy importante y en consecuencia la venta de kits bajó en picado. Es por dicha razón que para sobrevivir la compañía tuvo que ser vendida al grupo francés “Generale du Jouet” (CEJI). No obstante, y aunque una de las intenciones de la compañía era arrebatar cuota de mercado a Revell Alemania, debido a que el grupo juguetero tenía serios problemas financieros la norteamericana se desvinculó del conglomerado empresarial a partir de 1983.

Poco duró su andadura a solas, pues Odyssey Partners de Nueva York (otrora potente empresa vinculada con los videojuegos y la televisión por cable aunque en aquel entonces en horas bajas), adquirió Revell en 1986 para fusionar su catálogo con el de Monogram, empresa que había adquirido poco tiempo atrás. Nacida el día 14 de noviembre de 1945 gracias al ímpetu de Jack Besser y Bob Reder, Monogrm fue hasta el momento de la fusión una de las competidoras más fuertes que tuvo la protagonista de este artículo. A partir de entonces entre la comunidad de coleccionistas la nueva compañía se conoció por el nombre extraoficial de “Revellogram”. A su vez la planta de Venice se cerró para trasladar sus oficinas principales hacia la ciudad de Chicago.

No terminó aquí la diáspora de Revell, pues de nuevo en 1994 fue adquirida por Hallmark Cards de Kansas City (Missouri) quien ante el fuerte empuje de compañías asiáticas (léase las japonesas Tamiya y Hasegawa) decidió relanzar entre 2006 y 2007 varios modelos clásicos de su catálogo. Realizados con la matricería original la serie fue muy celebrada por parte de coleccionistas veteranos.

De nuevo la historia de la compañía cambió el 2 de mayo de 2007 cuando la corporación Revell-Mongram, LLC fue adquirida por Hobbico, Inc., una de los mayores fabricantes, distribuidores y minoristas mundiales de productos para el hobby. No obstante desde septiembre del año anterior la subsidiaria alemana ya se había independizado de la empresa matriz y en lo que a beneficios se refiere la europea superaba a la norteamericana, pero su compra por parte de Hobbico en 2012 provocó que ambas marcas se volvieran a reunir bajo una misma bandera aunque eso si, conservando todavía su carácter propio.



Listado Listados de referencias Revell Monogram

Listados con las referencias nuevas y descatalogadas de Revell Monogram. Es posible que estos inventarios todavía estén incompletos, por lo cual agradeceríamos su ayuda a la hora de completarlos.

- MOTOCICLETAS 1:9
- MOTOCICLETAS 1:12
- COCHES 1:18
- COCHES: Kits de plástico 1:24
- COCHES Y CAMIONES: Die-cast metal 1:20 / 1:24
- SHIPS: Barcos
- AIRCRAFT: Aviones
- AIRCRAFT: Helicópteros
- MINIKITS: Aviones y barcos
- MILITARY: Vehículos militares a escala
- FIGURAS DE SOLDADOS
- MATERIALES Y HERRAMIENTAS
- ENTERTAINMENT: Licencias Star Trek, Star Wars y M.A.S.H.


¿Buscando ofertas para maquetas Revell? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando ofertas para maquetas Revell? Encuéntralas ahora en Ebay.






Ya en nuestra tienda online

Bburago, su etapa clásica. Libro editado por Rosaspage

Bburago, su etapa clásica
Libro editado por Rosaspage


A la venta el libro "Bburago, su etapa clásica", el cual está dedicado a dicha conocida compañía italiana. En él se relata la historia de la esta fabricante de miniaturas die-cast a escala 1:18, 1:24 y 1:43 desde su nacimiento en el año 1976 hasta su compra por parte del grupo May Cheong en el 2006.

Además de datos curiosos, anécdotas, evolución de las miniaturas y un amplio repaso por las distintas colecciones que fabricó Bburago, en el libro también se incluye la historia de Mebetoys y Martoys, ambas compañías antecesoras directas de Bburago y gestionadas por la propia familia Besana.

Este libro escrito por Xavier Arumí Salavedra está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosaspage" e impreso en blanco y negro aunque con las cubiertas a todo color. Tiene una extensión de 126 páginas a un formato de 15x21 centímetros (tamaño cuartilla o DIN A5) y encuadernado en tapa blanda.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este artículo Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016