Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y modelismo > Historia de las compañías > Jouef, entre el tren de juguete y el de colección

Jouef, entre el tren de juguete y el de colección

Locomotora Jouef HDI 8854 BLS Re 44 195 a escala H0 (1:87) y con el pantógrafo alzado.Todavía hoy en activo aunque como marca perteneciente al grupo empresarial Honby Hobbies, la francesa Jouef no solo fue durante varias décadas el mayor fabricante francés de trenes a escala, sino que también hoy en día se la considera como una de las firmas más apreciadas de Europa en lo que respecta a este tipo de producto.

Durante su etapa clásica una de sus grandes virtudes consintió en ser una gran generadora de afición por el mundo ferroviario tanto a escala como real, ofreciendo para tal propósito unos conjuntos que se situaban a medio camino entre el juguete y el artículo para el hobby adulto. De forma similar esta estrategia comercial también la siguió en su día Ibertren.

De hecho en la mayoría de etapas que hasta el momento ha vivido la compañía esta ha defendido el modelo de reproducción buena aunque económica, no buscando de forma intencionada un nivel de detalle muy avanzado a fin de potenciar su capacidad para el juego. Pese a ello sus modelos siempre han sido un tanto frágiles si las consideramos como simples juguetes.

El nacimiento de esta excelente firma se la debemos al señor Georges Huard, un fabricante de humildes utensilios para el hogar de Dijon (Borgoña) quien en 1944 se decidió a fabricar juguetes en general y confeccionados en latón estampado. Para ello estableció su sede principal en Champagnole (Bourgogne-Franche-Comté) aunque algún tiempo después trasladó las oficinas comerciales hacia París. Inicialmente la compañía etiquetaba sus productos con las siglas “JF” que hacían referencia a las iniciales de las palabras “Jouet Français” (Juguete Francés), aunque finamente en los años cincuenta utilizó la denominación “Jouef “que corresponde a una contracción de esa misma expresión.

Durante esos años iniciales la gama de juguetes que ofrecía no era muy extensa y hasta cierto punto actualmente desconocida al no publicarse ningún catálogo general de productos. De hecho hasta bien entrados los años sesenta continuó fabricando utensilios para el hogar. Con el paso del tiempo la empresa se especializó en la fabricación de trenes de juguete siendo considerado su primer modelo el “Trans Sahara Express” que reproducía un convoy de la línea Argel -Tombuctú. Esta maqueta infantilizada se comercializó a partir de los años cincuenta aunque es posible que ya hubiese aparecido en el año 1947 o 1948.

A principios de los años cincuenta la compañía abandonó gradualmente la fabricación de productos realizados con latón para especializarse en la inyección de plástico, un tipo de material que no solamente era más económico que los tradicionales, sino que además era más maleable y permitía un mejor nivel en lo que a detalles y precisión se refiere. Ello le permitió convertirse en una gran especialista fabricando modelos ferroviarios así como circuitos, aunque no abandonó la producción de juguetes ni de kits con montajes eléctricos pensados para jóvenes. Durante esa misma década la compañía presentó una gama de vehículos a escala 1:87 destinada a complementar dioramas ferroviarios H0. Estos se trataban de modelos bastante simples moldeados en una sola pieza y con ruedas sencillas. Entre los modelos aparecidos en su gran mayoría de origen francés figuraron el Citroën DS 19, los Peugeot 203 y 403 o bastante más tarde el avanzado Renault 16. Además de los automóviles también ofrecía reproducciones de edificios a esa misma escala, primero importados de Alemania a través de Pola/Quick y posteriormente diseñados y fabricados en las instalaciones galas.

En el año 1963 Jouef ya estaba considerado como el mayor fabricante de material ferroviario a escala del mundo en lo que a categoría baja se refiere, o lo que es lo mismo, productos más orientados hacia niños que hacia adultos. Asimismo su capacidad para presentar novedades dejaron a su competencia casi sin aliento, apareciendo ferrocarriles que los modelistas de la época venían reclamando desde hacía tiempo como por ejemplo los convoyes de la SNCF “Société Nationale des Chemins de fer Français”. No obstante uno de los puntos negativos de los modelos Jouef fueron sus motores, pues aunque fiables y de bajo consumo resultaban algo engorrosos de montar, siendo además algo ruidosos. En el aspecto comercial la empresa tenía prácticamente monopolizado el mercado francés sin ninguna compaía que le hiciera la competencia a excepción de Lima y Fleischmann, quienes irrumpieron en dicho mercado hacia finales de la década.

Durante las navidades de ese mismo año, y en plena fiebre por el slot, la protagonista de este artículo presentó su propia línea de coches motorizados utilizando un sistema propio denominado "Record 64". Con ello pretendía hacer la competencia y en su propio terreno a Tri-ang (Lines Bros) que con su Scalextric estaba considerada como el fabricante número uno mundial. Algunos de los modelos comercializados inicialmente fueron bólidos de la época como el Ferrari 250 GTO, el Porsche 904GT o el Ford GT 40. Estas reproducciones no solamente se comercializaron en Francia sino que bajo licencia también aparecieron en Alemania (Egger Silberpfeil) o incluso en Gran Bretaña gracias a la colaboración de Corgi-Mettoy. A comentar que también llegaron a España. Con la correspondientes modernización de modelos la compañía siguió fabricando miniaturas de slot hasta 1980, fecha a partir de la cual y hasta 1990 fueron realizados por la británica Artin.

Ya en 1972, y precisamente cuando la juguetera se encontraba en uno de sus puntos más álgidos en lo que a madurez se refiere, fue vendida a la compañía Sofinex quien en realidad se trataba de una filial del banco Crédit Lyonnais. Dos años más tarde esta decidió fusionarla con otras empresas del grupo como Heller y Solido para crear un grupo denominado “Le Jouet Français” (El Juguete Frances). Inicialmente la presidencia del grupo fue asumida por el señor Léo Jahiel aunque posteriormente lo sustituiría en el cargo Thomas Sébestyen. Una de las primeras medidas que tomó el nuevo propietario fue consolidar su gama de trenes retirando los modelos más antiguos incluyendo los de vía estrecha, remodelar algunas maquetas existentes para darles una nueva oportunidad y sobretodo presentar novedades. Después que Meccano renunciara a su línea de trenes de juguete la francesa se encontró como líder absoluto en su mercado, el cual además en aquellos momentos estaba creciendo de forma más que considerable.

Pasan los años y en 1977 la empresa se encuentra en pleno apogeo, contando con un buen catálogo de productos bien aceptados incluso por coleccionistas que vieron en ellos la oportunidad de adquirir a buen precio maquetas nacionales de calidad. A su vez en esos momentos la firma daba empleo directo a más de mil trescientas personas. Dos años después Jouef inauguró una fábrica en la localidad irlandesa de Limerick con la finalidad de crear una base desde la cual suministrar modelos al Reino Unido y vender productos en la propia casa de su competencia. Desafortunadamente la atrevida aventura comercial se terminó en el año 1981 cuando tuvo que cerrarse la planta fabril.

Mientras que sus competidores se centraron en el mercado del hobby ofreciendo unos productos caros aunque con una sofisticación creciente, Jouef basaba su estrategia comercial en ofrecer productos a través de hipermercados y orientando sus conjuntos más hacia muchachos que hacia adultos. Paralelamente los banqueros que controlaban la empresa no cuidaron como era debido a los pequeños comercios y tiendas de hobby. Con los fríos números en la mano, y sobretodo observando las buenas ventas que por el momento tenían sus productos, la seguida se aparecía como la estrategia comercial más adecuada.

Pero en realidad las cosas cambiaron radicalmente y en muy poco tiempo la afición por los trenes descendió de forma importante. Simplemente los niños y niñas fijaron la atención en otros productos. En cuanto a los coleccionistas muchos de estos ya se habían ido a otras firmas de la competencia, quienes en aquellos momentos ofrecían productos con unas cotas de perfección más elevadas. Algo similar sucedió a Ibertren de Exin, una marca que navegando entre el juguete y el material que hobby contó con un cliente adulto fiel (más que nada porque los precios de las reproducciones británicas y alemanas eran prácticamente prohibitivos), pero que finalmente no fue lo suficiente numeroso como para aguantar la estructura empresarial y que antes de la caída de la compañía matriz en 1993 ya había desaparecido del mapa comercial.

Finalmente las dificultades económicas de Sofinex causaron el derrumbe del grupo juguetero y Jouef cesó sus actividades en el año 1981, pero unos años después el nombre de la marca volvió a resurgir gracias a la iniciativa de otro grupo juguetero denominado CEJI, quien entre sus activos más importantes contaba con la firma Joustra. Precisamente fue el propietario de esta juguetera quien tomó las riendas de Jouef.

Tras varios años capitaneada por empelados de banco quienes seguramente entendían mucho de números aunque poco de miniaturas y el mundo que las envuelve, el hecho que un experto en juguetes y artículos de hobby estuviera al frente de la empresa se notó deforma positiva. Una de las primeras medidas que tomó con su equipo fue prestar su atención mayoritaria hacia coleccionistas al ofrecerles unos productos lo más sofisticados posible. Pese a ello también continuaron fabricando conjuntos de juguete más que nada para no dejar abandonados los grandes canales de distribución abiertos durante la etapa anterior. Desafortunadamente, y del mismo modo que sucedió con muchas empresas del sector juguetero y del hobby a nivel europeo, Jouef no pudo superar la crisis de los ochenta y quebró a mediados de esa misma década. Su cierre conmocionó tanto a los coleccionistas que incluso estos llegaron a solicitar la puesta en marcha de un fondo nacional para salvar la compañía. Desafortunadamente este plan al final no prosperó.

Pero cual ave fénix la compañía resurgió de nuevo en 1986 al ser adquirida por Jacques Barret, amigo personal de Georges Huard y antiguo colaborador de este en la compañía antes de abandonarla para crear su propia firma de trenes de juguete. Este reabrió la fábrica en Champagnole aunque a pesar de los esfuerzos de su equipo los productos apenas alcanzaban las cotas de calidad que exigían los coleccionistas.

Tras la muerte de Barret acontecida en 1987 la empresa fue capitaneada por Jean-Pierre Coron quien siguió el plan marcado por su antecesor. Un catálogo creciente en lo que a novedades interesantes se refiere (entre ellos modernos TGV además de Eurostar y AVE) combinada con reuniones y encuentros de coleccionistas hicieron que la afición por el tren miniaturizado aumentase. Quizás una de las notas negativas fue el aumento del precio en las miniaturas aunque la calidad media ya estaba a la altura de grandes marcas como por ejemplo la alemana Märklin, toda una referencia mundial en su sector. Al igual que en la etapa anterior tampoco se olvidó a los más pequeños ofreciendo unos conjuntos bien realizados y detallados. “My first train set” (su nombre lo dice todo) fue su conjunto más exitoso de la época alcanzando unas ventas de treinta y cinco mil cajas solamente en su primer año de comercialización.

Ya en los años noventa el catálogo de la empresa se diversificó para ofrecer productos tales como miniaturas de automóviles relazados en plástico, con la carrocería de zamak y a escala 1:18, 1:24 y 1:43. A destacar que estas reproducciones de vehículos, y en especial los 1:43, tenían un grado tanto de proporciones como de detalle muy bueno.

Desde el punto de vista empresarial comentar que la francesa creó vínculos con muchas otras empresas del sector como Matchbox, Revell e incluso Hornby con el objetivo de expandirse hacia distintos mercados europeos. En aquella época la compañía ingresaba casi doscientos millones de francos anuales de los cuales solamente cuarenta y cinco procedían de la gama de ferrocarriles.

Pese a estos números la empresa se encontraba en una delicada situación financiera y en 1995 de nuevo se produjo otro cierre. Ninguna empresa europea estuvo en condiciones de pagar lo que se solicitaba por las marcas asociadas a Jouef y ni tan solo Mattel que en aquellos años se encontraba en una fiebre compradora se interesó por ella. Finalmente en el mes de noviembre de ese mismo año fue adquirida por la italiana Rivarossi quien reabrió la planta de Champagnole para ofrecer trabajo a sesenta personas, una plantilla que en enero de 1998 ya había aumentado hasta las noventa. Otra de las acciones que realizó la italiana fue eliminar muchos modelos del mercado, algunos de los cuales ya por aquel entonces tenían veinticinco años de antigüedad. Paralelamente orientó la marca hacia el mercado del coleccionista abandonando el rango de los juguetes.

Aunque las miniaturas continuaron siendo excelentes, no en vano los técnicos de Jouef siempre fueron considerados como de los mejores del viejo continente, las ventas no acompañaron y de algunos modelos solo se llegaron a vender tres mil unidades, cifra que ni tan solo cubría los costes del diseño. Tradicionalmente los hipermercados continuaban siendo uno de sus canales más potentes aunque las cifras de ventas se redujeron de los once millones de francos anuales hasta solamente dos. Este alarmante descenso originó que de nuevo se dedicara cierta atención al cliente infantil renovado modelos procedentes de la firma Lima. Aunque su calidad era muy buena de nuevo las ventas no acompañaron. A inicios del año 2001 Jouef perdía del orden de un millón de francos mensuales obligando al grupo Rivarossi (en aquel entonces ya denominado “Idée Commercial ll”) a cerrar la fábrica francesa para trasladar sus moldes hacia la península italiana. A comentar que tal acción no estuvo exenta de protestas aunque finalmente no se puedo hacer nada para evitarlo.

Finalmente en el mes de octubre de 2004 la compañía italiana junto a Jouef fueron adquiridas por Hornby Hobbies. La marca fue relanzada en el año 2006, su producción trasladada hacia China y en la actualidad dedica su atención a ferrocarriles de origen francés reproducidos a escala H0 (1:87). En su moderno catalogo se puede apreciar una considerable cantidad de locomotoras de vapor, diesel y eléctricas, trenes de alta velocidad TGV decorados con colores de “La Poste” (servicio postal francés), modelos de la estatal SNCF, automotores, conjuntos de trenes más circuitos pensados para los más jóvenes, gran cantidad de vagones destinados a carga, cubas y coches para pasajeros de todas las épocas.



Listado Listados de miniaturas Jouef

Listados de las miniaturas comercializadas por Jouef y pertenecientes a la etapa Hornby Hobbies.

- Locomotoras diesel, vapor, eléctricas, automotores y vagones a escala H0


¿Buscando miniaturas Jouef a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando miniaturas Jouef a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.






Ya en nuestra tienda online

Pack Trilogia Exin + ebook de regalo. por Xavier Arumí Salavedra

Pack Trilogia Exin + ebook de regalo
por Xavier Arumí Salavedra


Aproveche esta oportunidad para adquirir la trilogía completa de Exin escrita por Xavier Arumí Salavedra y formada por los libros Exin, su historia, El legado de Exin y El origen de los juguetes Exin, llevándose de regalo el libro digital (ebook) Juguetes y jugueteras.

EXIN, SU HISTORIA es un completo repaso por la historia de esta juguetera que alegró la infancia a millones de personas con juguetes como Scalextric, Tente, Madelman, Exin Castillos o Exin West entre muchos otros, incluyendo gran cantidad de datos y anécdotas de personas que en su día tuvieron estuvieron vinculadas con la juguetera.

EL LEGADO DE EXIN es una continuación del anterior tomo y se centra en las marcas que tras la desaparición de la juguetera fueron continuadas por otras compañías: Tente de Educa-Borras, Scalextric de Tyco y Tecnitoys, Madelman, Exin Castillos-West-Blok de Popular de Juguetes y Cinexin de Giro Toys sin olvidarse de la fabricante de slot Ninco, cuyos inicios estuvieron vinculados con Exin.

EL ORIGEN DE LOS JUGUETES EXIN explica el nacimiento de determinadas gamas que posteriormente Exin adaptó a su catálogo o cuyas licencias adquirió para comercializarlas bajo su sello. Este libro incluye además la historia de compañías como Meccano Ltd, Lines Bros, Tri-ang, Kenner, Hasbro, LEGO y Tri-State.

A este interesante pack se añade como regalo el libro digital Juguetes y jugueteras (antología de artículos) que recopila 14 artículos publicados en Rosaspage.com relatando la historia de conocidas jugueteras, biografías de personajes importantes en su historia, análisis y evolución de juguetes clásicos…

Todos los libros que componen esta trilogía pertenecen a la colección Biblioteca Rosaspage, están impresos a una sola tinta aunque con las cubiertas a todo color, encuadernados en tapa blanda y editados en un formato de 15x21 contando con 165, 150 y 124 páginas respectivamente. "Juguetes y jugueteras. Antología de artículos" tiene el mismo formato y una extensión de 102 páginas.

Si usted está interesado en estos libros aunque desea adquirirlos por separado (o bien solo uno de ellos), le invitamos a consultar sus respectivos anuncios: Exin, su historia, El legado de Exin y El origen de los juguetes Exin

Precio: 40 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este artículo Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016