Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y modelismo > Historia de las compañías > Los coches Hot Wheels de Mattel

Los coches Hot Wheels de Mattel

Volkswagen Beetle / Escarabajo Herbie de Hot Wheels a escala 1:64Aparecida en el año 1968 bajo la tutela de la multinacional Mattel Inc., la marca de miniaturas “Hot Wheels” significó ya en el momento de su aparición una autentica revolución en el sector de las miniaturas a pequeña escala. A partir de entonces, y gracias a las características que se explican durante el desarrollo de este articulo, dichas miniaturas se convirtieron no solamente en las favoritas del mercado americano sino también en uno de los pesos pesados del europeo.

Hasta 1953, año en que apareció a escena la firma británica Matchbox perteneciente a Lesney Products, la escala 1:43 era considerada como la reina en lo que a miniaturas infantiles se refiere. De hecho tanto en la década de los cincuenta con en la de los sesenta se vivió una de las principales edades doradas de esta escala gracias a los productos de excelentes empresas como Dinky Toys, Norev o Solido. Con su escala 1:64 Matchbox se dirigió hacia chicos de una franja de edad inferior a la que normalmente jugaba con maquetas 1:43, produciendo unas miniaturas compactas, sólidas, con menos piezas y sobretodo más económicas.

Mientras esto se vivía en Europa los chicos americanos tenían que conformarse con miniaturas importadas del viejo continente que representaban coches totalmente desconocidos en su día a día. A su vez los gustos de los europeos no coincidían en absoluto con el de los americanos, pues estos últimos estaban hambrientos de los extravagantes, extremados y vistosos “Hot Rod” de la época. Tal carencia en el mercado estadounidense fue apreciada ya en 1963 por el propio fundador de Mattel el señor Elliot Handler (Chicago, 1916 - Century City, 2011), aunque no fue hasta cinco años más tarde que la pondría en práctica.

Entre los dieciséis modelos lanzados en 1968 y que actualmente se conocen con el nombre popular de “Sweet Sixteen”, once de ellos fueron diseñados por Harry Bentley Bradley, un diseñador que hasta entonces había trabajado como diseñador en la industria del automóvil y que entre sus trabajos más destacados figura el modelo Dodge Deora, prototipo de furgoneta tipo pick-up basado en el popular furgón A100.

Explica la anécdota (quien sabe si cierta o no) que cuando el diseñador presentó los primeros bocetos a Elliot Handler este los estudió con atención aunque no se mostró demasiado entusiasmado. Tras una pausa miró por la ventana y señalando al Chevrolet El Camino 1964 transformada por el propio diseñador le dijo: “Dibújalos como esa cosa tuya que tienes estacionada ahí”.

Sea dicha anécdota realidad o no, lo que sí es seguro es que a partir de entonces Mattel revolucionó el mercado mundial con unas miniaturas cuyo diseño propició el auge del custom californiano. Paralelamente la compañía aprovechó el buen momento por el cual estaba pasando la industria norteamericana del motor, pues justo entonces compañías como Ford y General Motors habían irrumpido en el mercado del “Muscle Car” con sus respectivos Mustang y Camaro.

También existe otra anécdota acerca del propio nombre de la marca y la cual asegura que entre las denominaciones finalistas se barajaron “Hot-Rod” y “Big Wheels”, siendo “Hot Wheels” (que traducido viene a significar “ruedas calientes”) una combinación salomónica de ambas.

Realizados en plástico y metal fundido (zamak), los “Hot Wheels” a escala 1:64 se convirtieron ya desde su nacimiento en la principal competencia de Matchbox. No obstante a diferencia de los sobrios diseños de la británica, la americana basaba su estrategia comercial en el aspecto vistoso de las miniaturas, pues a pesar que la base correspondía a un coche existente en la realidad su estética se transformaba (actualmente diríamos que se customizaba) a fin de atraer la atención del cliente infantil, contando además con un buen nivel en lo que a detalles se refiere.

Otra de las ventajas que aportó esta nueva marca die-cast fue la incorporación de ejes con poca fricción junto a ruedas de plástico súper rápidas tipo “fast”. Tal novedad fue muy bienvenida por los niños, quien por fin podían hacer correr rápido a sus miniaturas tanto por pisos lisos como por terrenos ligeramente rugosos sin que las ruedas se encallasen. Contrariamente quienes se mostraron más reacios a tal novedad fueron los coleccionistas que vieron en las nuevas ruedas unos elementos que afeaban a la miniatura en general. Para alegría de unos y desconsuelo de otros tal innovación fue adaptada por casi todas las empresas de la competencia y no solamente en modelos a escala 1:64 sino también en 1:43, algunas de ellas destinadas hacia el cliente juvenil e incluso adulto. Uno de los principales motivos de esta novedad fue que reducía los costes en la fabricación.

Fabricados en California hasta que en 1972 la producción se trasladó hacia la región de Hong Kong, ya en los meses iniciales de su comercialización las nuevas miniaturas supusieron un éxito asombroso, considerándose un punto de inflexión entre lo que hasta entonces se había realizado y lo que vendría después. No en vano compañías como la propia Matchbox se replanteó el concepto de su gama tras la irrupción de esta nueva competencia.

El futuro para esta gama de miniaturas se veía muy esperanzador aunque el señor Harry Bentley no era de la misma opinión, pues abandonó la aventura no sin antes recomendar a un buen amigo suyo que acababa de salir de Chrysler y que se llamaba Ira Gilford. Con esta nueva incorporación la firma se asentó en el mercado, convirtiéndose durante 1969 en el principal fabricante de coches en miniatura de Estados Unidos.

Tal éxito continuó en 1970, año en que aparecieron ni más ni menos que cuarenta y tres modelos nuevos. Asimismo al equipo de diseñadores se incorporaron figuras como la de Howard Rees, antiguo compañero de Ira Gilford y que tras cansarse de trabajar en compañías automovilísticas buscaba un cambio de aires. En esa misma época también apareció Larry Wood, un antiguo compañero suyo de Ford que casi cuarenta años más tarde continuaría prestando sus servicios para la juguetera. Otra figura destacada del equipo creativo fue Paul Tam, quien a pesar de trabajar en la compañía del año 1970 a 1973 dejó una importante huella gracias a sus diseños futuristas. Curiosamente, e independientemente de estas grandes incorporaciones, entre los años 1972 y 1973 la oferta de nuevos modelos se redujo a solamente una decena.

En 1974 se introdujo la línea “Flying Colors” que destacaba por sus colores llamativos y la utilización de calcomanías en la superficie de la carrocería. Tal novedad de nuevo causó furor e revitalizó las ventas. Otras grandes novedades consistieron en nuevos tipos de ruedas más rápidas y incluso la incorporación de suspensiones, algo hasta entonces totalmente inédito en esta gama die-cast. Al mismo tiempo la firma creó alrededor de las miniaturas un espacio de juego en el que se incluían pistas, lanzadores de coches o incluso cajas de plástico para guardar los modelos.

Ya en los años ochenta se produce una nueva y curiosa anécdota que casi da al traste con la buena relación que la juguetera mantenía con General Motors, más concretamente con su marca Chevrolet. En 1982 la compañía automovilística anunció a bombo y platillo que al año siguiente aparecería una nueva versión del Chevrolet Corvette C4, aunque por distintas causas esta presentación se retardó hasta 1984 momento en que estaba previsto desvelar la estética del nuevo modelo. No obstante Hot Wheels ya conocía su diseño y para desesperación de los constructores la desveló con una miniatura que en 1983 lanzó al mercado. Muy seguramente fue diseñada a partir de uno de los cuarenta y cuatro prototipos reales que se habían construido al final de aquel año. Tal precipitación enojó a los directivos de General Motors quienes estuvieron a punto de romper relaciones con la empresa de juguetes.

Durante ese mismo 1983 se inició la producción en Malasia, Francia y México, aunque la fábrica de este último país terminó cerrando tres años más tarde, finalizándose en 1987 la fabricación en la planta de Hong Kong. Mientras todo esto sucedía la propia Hot Wheels se había convertido en una marca que otorgaba licencias a terceros, autorizando a Epyx Software a confeccionar un videojuego basado en sus productos. Durante el año 1985 este juego apareció en Gran Bretaña de la mano de U.S. Gold en formato de ocho bits y en plena fiebre por los ordenadores personales como el ZX Spectrum o el Amstrad CPC. No fue el único videojuego que la productora realizó basándose en productos Mattel, pues también obtuvo licencia de la gama de muñecas Barbie. Por otra parte no era extraño ver miniaturas en promociones realizadas por fabricantes de cereales para el desayuno o cadenas de comida rápida.

A nivel de empresa en 1989 Mattel adquirió la firma británica Corgi Toys (actualmente a manos de Hornby Hobbies) y en 1992 se inició la fabricación de las miniaturas die-cast en China. Ya en 1995 se reestructuró la gama de miniaturas en cuatro series y en 1997 apareció la serie Collectibles destinada a coleccionistas, incluyéndose en ella reproducciones muy bien detalladas.

Ese mismo año Mattel propuso una fusión con Hasbro Inc. a fin de convertirse en el mayor grupo mundial fabricante de juguetes, no obstante la empresa de Rhode Island decidió la oferta. Lejos de desanimarse la californiana acabó absorbiendo a Tyco Toys quien hasta entonces había sido la tercera empresa más grande de su sector. Fue así como además de ascender hacia la cima superando a Hasbro el grupo vio incrementado su abanico de marcas. Entre las nuevas adquisiciones se incluía a Matchbox.

Sin abandonar 1997 la firma de juguetes llegó a un acuerdo de patrocinio con el piloto de la NASCAR Kyle Petty, iniciándose de esta forma una serie de réplicas de coches participantes en la famosa competición. Siguiendo esa misma estrategia en 1999 firmó un contrato con distintos equipos de Formula 1 quienes le autorizaron a realizar maquetas de sus vehículos de competición.

Coincidiendo con el cambio de siglo hizo su aparición una nueva generaron de diseñadores, entrando en el equipo nombres como Eric Tscherne, Fraser Campbell o Tam Alec, hijo del antiguo diseñador Paul Tam.

En la actualidad la firma produce miniaturas die-cast a distintas escalas como la 1:64, 1:50, 1:43 y la 1:18, esta última contando con la licencia oficial de Ferrari quien hasta entonces había confiado con la italiana Bburago, histórica fabricante que varios años después fue adquirida por May Cheong Group, propietaria entre otras de Maisto.

Asimismo comentar que se considera 2004 como uno de loa ños dorados de la marca, pues gracias a un gran esfuerzo publicitario en el cual incluso se produjo una película basada en sus productos, la gama de referencias se incrementó en cien modelos nuevos, siendo lo normal de unos treinta y cinco o treinta y seis al año.

Aunque las miniaturas a escala 1:64 se consideran un producto enfocado principalmente hacia un tipo de cliente infantil, la fama que con el paso de los años han adquirido estas miniaturas también ha despertado el interés del coleccionista adulto, otrora algo reacio a colectar este tipo de artículos. A su favor juega que se haya fabricado ininterrumpidamente desde hace más de cuarenta años. De hecho la propia Mattel estima que más de cuarenta millones de niños en todo el mundo han crecido jugando con sus pequeñas miniaturas, que de media un chico de entre los tres y diez años posee unos cincuenta modelos y que el coleccionista típico tenga en propiedad mil quinientos cincuenta cochecillos de todas las épocas.

En realidad, y en esto la empresa tiene razón, se trata de un tipo de coleccionismo muy económico sobretodo si lo comparamos con el de las monedas, los sellos o incluso el de las muñecas Barbie, pues en Estados Unidos un modelo tiene un precio que oscila entre 0,97 a 1,08 dólares.

No obstante hay que considerar que existen modelos muy raros como el “Volkswagen Beach Bomb” de 1969, el cual representa a una furgoneta Transporter clásica con dos planchas de surf surgiendo de su ventanilla trasera. Existiendo solo un ejemplar (hay quien afirma que se produjeron más) por este prototipo se llegó a pagar la astronómica cifra de setenta y dos mil dólares. Hoy tal miniatura puede admirarse en el Museo del Automóvil Petersen en Los Ángeles (California).



Listado Listados miniaturas Hot Wheels

Listados de miniaturas Hot Wheels clasificadas por series y escalas incluyendo las series realizadas por la canadiense Mega Bloks. ¡Ayúdenos! Todavía faltan muchos modelos por inventariar.

- Cult Classics Collection escala 1:18
- GT & Sport Ferrari escala 1:18
- GT & Sport Ferrari escala 1:43
- Serie Hot Wheels de MEGA BLOKS (juegos de construcción)


¿Buscando ofertas para miniaturas Hot Wheels? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando ofertas para miniaturas Hot Wheels? Encuéntralas ahora en Ebay.






Ya en nuestra tienda online

Bburago, su etapa clásica. Libro editado por Rosaspage

Bburago, su etapa clásica
Libro editado por Rosaspage


A la venta el libro "Bburago, su etapa clásica", el cual está dedicado a dicha conocida compañía italiana. En él se relata la historia de la esta fabricante de miniaturas die-cast a escala 1:18, 1:24 y 1:43 desde su nacimiento en el año 1976 hasta su compra por parte del grupo May Cheong en el 2006.

Además de datos curiosos, anécdotas, evolución de las miniaturas y un amplio repaso por las distintas colecciones que fabricó Bburago, en el libro también se incluye la historia de Mebetoys y Martoys, ambas compañías antecesoras directas de Bburago y gestionadas por la propia familia Besana.

Este libro escrito por Xavier Arumí Salavedra está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosaspage" e impreso en blanco y negro aunque con las cubiertas a todo color. Tiene una extensión de 126 páginas a un formato de 15x21 centímetros (tamaño cuartilla o DIN A5) y encuadernado en tapa blanda.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este artículo Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016