Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y modelismo > Historia de las compañías > Corgi Classics, modelo a seguir en la escala 1:43

Corgi Classics, modelo a seguir en la escala 1:43

Miniatura del Ford Catri Mk II de Corgi a escala 1:43Especializado en la producción de miniaturas de plástico con carrocería metálica a escala 1:43 que representan tanto a vehículos europeos como norteamericanos, Corgi es considerado desde hace varias décadas como uno de los fabricantes más prestigiosos del mundo en lo que se refiere a este tipo de producto. Ello es especialmente meritorio si consideramos que en su etapa clásica tenía una competencia tan dura como Dinky Toys, Norev, Solido, Mebetoys o Lledo, esta última surgida de la también histórica Matchbox.

La firma nació en el año 1956 como una marca comercial perteneciente a la empresa juguetera Mettoy Playcraft Ltd, la cual estaba instalada en la Stimpson Avenue de Northampton (Condado de Northamptonshire - Inglaterra) y que desde el año 1933 fabricaba juguetes de metal prensado al estilo de los que entonces se realizaban en Alemania. Esta empresa matriz apareció gracias al empeño de Philip Ullmann, ciudadano británico de origen alemán y que algunos años antes había sido propietario de la fábrica de juguetes Tipp y Co. establecida en Núremberg (Baviera). Posteriormente se le uniría Arthur Katz quien anteriormente había trabajado para él en Alemania. Justo antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial la empresa contaba con Katz como director gerente y ofrecía empleo directo a seiscientas personas. Asimismo comentar que antes de la creación de la marca de miniaturas la empresa ya había producido juguetes realizados en metal fundido a través de la gama “Castoys”.

Corgi surgió con el objetivo de competir en el mismo mercado que la línea Dinky Toys de Meccano, Ltd., quien desde hacía años dominaba el mercado británico en lo que a miniaturas die-cast se refiere. El curioso nombre de la marca fue elegido por el propio señor Ullmann al tratarse de una palabra corta, sonora, pegadiza y de fácil pronunciación, refiriéndose además a la conocida raza de perro galés debido a que la fábrica principal se ubicó en Swansea (País de Gales). Muy seguramente también se hizo suyos los atributos de este tipo de canes como el hecho de tratarse de un animal inteligente, con gran personalidad, sumamente activo y trabajador. Por su parte la llegada de una nueva empresa en la región fue recibida con bastante alegría, pues la zona contaba con una tasa de desempleo creciente debido al cierre de sus minas que tradicionalmente constituyeron la base económica de la población.

Los primeros modelos en miniatura aparecieron ya en el propio año 1956 y la marca dedicó su atención a berlinas de origen británico como el Austin Cambridge, el Rover 90, el Ford Cónsul o el Morris Cowley, todos ellos muy conocidos y apreciados por el ciudadano medio británico. El precio inicial para cada modelo era de solamente tres peniques. Gracias a ello la empresa tuvo en su primer año de existencia unas ventas que superaban los dos millones setecientas mil unidades, situándola ya por aquel entonces como una de los fabricantes más importantes no solo de su país sino que también del continente.

Una de las claves de este éxito fue la incorporación de novedades que mejoraban sus miniaturas respecto a la competencia como la inclusión de plásticos transparentes que simulaban ventanas. Tanto caló esta novedad entre los compradores que estos modelos se llegaron a conocer como “aquellas miniaturas de coches que tienen ventanas”. Con el tiempo tal novedad fue copiada por la totalidad de empresas de la competencia convirtiéndose en un estándar no solamente a 1:43 sino también a escalas menores. Al mismo tiempo, y afortunadamente para la compañía británica, sus modelos seguían distinguiéndose del resto por su calidad y detalles tales como vidrios tallados que simulaban faros, aperturas de capós (el primero de ellos fue una reproducción del Aston Martin DB4 de 1960), suspensión en las ruedas así como unos interiores perfectamente detallados que incluían asientos abatibles.

En 1957 la empresa decidió exportar sus productos hacia la Europa continental, realizando para tal iniciativa su primer modelo de automóvil europeo aparecido en diciembre de ese mismo año y que representaba al carismático Citroën DS19 de 1955. Durante el transcurso de la década siguiente la firma extendió su red comercial hacia el resto de Europa, Estados Unidos, Canadá y Australia, prestando a su vez una gran atención en mercados asiáticos como los de Malasia, Hong Kong y Singapur. Ya en 1964 se introdujo la marca “Husky Toys” dedicada a las reproducciones de vehículos a escala 1:64, entrando con esta decisión a competir en un mercado que por aquel entonces estaba dominado por Matchbox.

Hacia finales de aquellos sesenta las ventas se incrementaron gracias a la aparición de modelos como “Chitty Chitty Bang Bang” o el Aston Martin DB5 “James Bond”. Este último incluía los mismos “gadgets” que esgrimió el vehiculo cinematográfico en la película “Goldfinger” de 1964, entre ellos el famoso asiento eyectable, las ametralladoras que surgían de los intermitentes delanteros, la placa antibalas trasera o las cuchillas al más puro estilo “Ben Hur” en los ejes de las ruedas además de una figura representando al agente 007 y un personaje que lo encañona con una pistola. La detallada miniatura galardonada como juguete del año en el Reino Unido tenía un precio de cincuenta peniques, siendo tan grande su éxito que en el año 1968 ya se habían vendido casi cuatro millones de unidades.

Pero este no fue el modelo más vendido de la compañía, pues en esa misma época (más concretamente desde el año 1966) ya se estaba comercializando el Batmobil del cual finalmente se vendieron ni más ni menos que cinco millones de unidades. Un record que muy pocas fabricantes han logrado acercarse. Otros modelos que obtuvieron un considerable éxito comercial fueron el Lotus John Player Special de Formula 1 así como el Dual-Ghia 6.4.L, este impecablemente reproducido hasta el punto que en su bandeja posterior aparecía un perro de raza Corgi descansando placidamente.

Desafortunadamente durante el mes de marzo de 1969 un incendio afectó a su fábrica y arrasó la producción de todo un año. Tal dramático acontecimiento supuso un fuerte revés para la compañía obligándola a rebajar su oferta, lo cual equivalió a menores ventas y por lo tanto a menos ingresos de los previstos antes del siniestro. Ya en 1971 la fábrica se encontraba de nuevo en plena actividad aunque su reparación costó la cifra de un millón trescientas mil libras (un millón y medio de de euros).

Lo que el incendio no afectó en absoluto fue a la capacidad de la compañía para crear extraordinarios modelos que se transformarían en auténticos best-sellers. Uno de ellos apareció en 1977 y se dedicó al jubileo de plata de la Reina Isabel II por su ascensión al trono, presentándose además una reproducción del coche que se utilizó durante la coronación del rey Eduardo VII (1841 - 1910) en el año 1901.

Apartándonos un poco del mundo de las miniaturas y de los juguetes aunque no del entretenimiento infantil y juvenil, comentar que en 1982 apareció una subsidiaria de Mettoy dedicada a la fabricación de ordenadores domésticos denominada “Dragon Data”. Muchos lectores algo veteranos recordarán esta marca por sus ordenadores Dragon 32 y Dragon 64.

De forma paralela a lo que sucedió en España hacia mediados de los ochenta, poco antes los chicos y chicas del Reino Unido tenían a su disposición una serie de excelentes micro-ordenadores y videoconsolas, bastantes de ellos desarrollados en su propio país como por ejemplo los fabricados por Amstrad o Sinclair. Ello animó a las jugueteras no solamente inglesas sino también de todo el mundo a compensar las perdidas que año tras año sufrían con su producto tradicional para adentrarse hacia un nuevo tipo de mercado. Hay que decir que en la mayoría de casos la aventura fue mal.

Ya en su primera campaña comercial (Navidades del año 1983) el modelo Dragon 32 tuvo un buen ritmo de ventas al comercializarse más de cuarenta mil unidades. Pese a que al año siguiente apareció un modelo algo mejorado denominado “Dragon 64”, sus prestaciones continuaban siendo muy justas y su hardware no estaba a la altura de lo que ofrecía su competencia. Ello se combinó con una perspectiva de ventas bastante optimista por parte de la compañía (para sus cálculos cometieron el error de tomar como base las ventas realizadas durante las campañas navideñas) y por esta razón fabricaron muchos más modelos de los que finalmente se vendieron. La consecuencia de este mal planteamiento fue la bancarrota de la filial en 1984, terminándose de esta amarga forma la aventura de Mettoy como fabricante de ordenadores.

Regresando al mundo de las miniaturas, a pesar de la calidad de sus maquetas y el éxito comercial de alumnos de sus modelos, la cifra de ventas caía en picado. En 1983 los analistas de la compañía se dispusieron a estudiar el caso con la atención que precisaba, apareciendo dos grupos con diferentes lecturas acerca de lo que estaba sucediendo; Uno de ellos afirmaba que la culpa de ese descenso respondía al cambio de hábitos de sus clientes (por ejemplo la irrupción de los ordenadores) aunque otros achacaban los problemas al incendio sufrido hacia catorce años atrás y del cual económicamente todavía o se habían recuperado. Ambas posiciones tenían razón.

A pesar de estos estudios la etapa clásica de Corgi finalizó precisamente en aquella época aunque fue de las últimas grandes fabricantes británicas de miniaturas en caer. Tres años antes había desaparecido Dinky-Toys y solo hacía uno que Matchbox fue vendida, cerrándose con ellas la era de las miniaturas británicas por excelencia.

Pero la marca no estaba ni mucho menos finiquitada, pues bajo la denominación comercial de Corgi Toys Ltd. volvió a aparecer con un ambicioso plan para retornar la confianza de sus clientes y apostando fuertemente por la exportación sobretodo hacia la Europa Continental, Australia e incluso los Estados Unidos. Paralelamente se creó un club dedicado a coleccionista que rápidamente fue muy bien aceptado por los (y las) entusiastas a las miniaturas.

Este periodo de transición finalizó en 1989 cuando la firma fue adquirida por la multinacional norteamericana Mattel, la cual entre sus numerosas marcas figuraba (y continua haciéndolo) “Hot Wheels”. A su vez la empresa matriz fue renombrada como Microlink Industries Ltd trasladándose la producción hacia la planta de Leicester en el centro de Inglaterra. Aquella fue la etapa en la que surgió la gama “Corgi Classics” formada por vehículos aparecidos desde la década de los treinta hasta la de los sesenta, enfocándose sus productos hacia coleccionistas adultos que precisamente habían crecido en aquellos años. La compañía también lanzó para el mercado estadounidense una serie dedicada a camiones y autobuses, aunque desafortunadamente esta no obtuvo el éxito que esperaban sus promotores.

En 1995 la protagonista de este artículo se independizó de Mattel para denominarse “Corgi Classics Limited” y trasladarse hacia una nueva ubicación aunque dentro de la propia ciudad de Leicester. De aquella etapa podrían destacarse miniaturas como la que representaba al Morris Mni amarillo de Mr. Bean, el famoso personaje televisivo interpretado por el cómico Rowan Atkinson. Otra característica de su producción fue la aparición de modelos decorados en series limitadas, muchos de los cuales se utilizaban para fines publicitarios de terceras empresas.

De nuevo la compañía cambió de manos, pues en el año 1999 pasó a ser propiedad de Zindart, una empresa formada por coleccionistas estadounidenses quienes dieron un nuevo y decidido empuje a la firma británica. Ello fue de tal modo que ya en ese mismo año se empezaron a fabricar miniaturas totalmente inéditas en la historia de la marca clásica como por ejemplo aviones a escala 1:144, los cuales se produjeron en series limitadas y con un nivel de detalle extraordinario. Paralelamente también se incluyó una línea 1:50 dedicada a carros de combate tanto de la Segunda Guerra Mundial como de la Guerra del Vietnam. A modo de complemento en 2008 se realizó una nueva serie con figuras de soldados. Empresarialmente aquellos también fueron buenos años para la firma, pues en 2002 adquirió a su antigua competidora Lledo junto a muchos de sus moldes clásicos. Tal acción le permitió reeditar modelos antiguos y ofrecerlos bajo la marca original hasta el año 2004, fecha a partir de la cual se incluyeron en el catálogo general de Corgi.

Pero Zindart no fue la última propietaria de la histórica marca, pues de nuevo en 2008 cambió de manos para pertenecer a Hornby Hobbies. El grupo empresarial británico la adquirió por la astronómica cifra de siete millones y medio de libras esterlinas (unos ocho millones trescientos mil euros). Tras ello le cambió la imagen aunque sin romper con su pasado, la relanzó a mercados tanto nacionales como internacionales y actualmente es junto a Airfix uno de sus principales activos con un completo catálogo que tiene muy en cuenta al coleccionista aunque eso sí, su actual fabricación se encuentra en el continente asiático.

Y hablando de coleccionistas comentar que actualmente los modelos clásicos de Corgi son muy apreciados por estos, pudiéndose llegar a pagar centenares de euros por determinados modelos en perfecto estado y en su caja original. De hecho algunos de los modelos más cotizados corresponden al Mini Cooper S participante en el Rallye de Monte Carlo en 1965 (de entre trescientos cincuenta y cuatrocientos sesenta euros), el Ford Thunderbird Hardtop del año 1959 con carrocería verde (unos doscientos euros) o el “Noody Car” que incluso puede llegar a superar los ochocientos euros. También se cotizan de forma extraordinarias rarezas como un Aston Martin DB5 “James Bond” chapado en oro, el cual en una subasta alcanzó un precio de mil quinientas libras esterlinas (algo más de mil setecientos euros).

No obstante y pese este sensacionalismo que de vez en cuando traspasa hacia los medios de comunicación, el coleccionismo de coches en miniatura tanto nuevos como clásicos son un hobby bastante asequible económicamente hablando, contando quien desea ampliar su colección con un aliado como la propia empresa que de vez en cuando sorprende con reediciones de modelos clásicos. Eso sí, hay que ir rápido en su adquisición, pues muchas de estas ediciones limitadas se agotan en pocas semanas.



Listado Listados de miniaturas Corgi

Listados de las miniaturas comercializadas bajo el nombre de esta marca y pertenecientes a la etapa Hornby Hobbies.

- Coches 1:43
- Aviones (distintas escalas)
- Autobuses y autocares 1:76
- Camiones 1:50 y 1:64
- Serie James Bond 007


¿Buscando ofertas para miniaturas Corgi? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando ofertas para miniaturas Corgi? Encuéntralas ahora en Ebay.






Ya en nuestra tienda online

Aston Martin DB5. Escala 1:43

Aston Martin DB5
Escala 1:43


A la venta la miniatura de un Aston Martin DB5, un vehículo clásico recordado sobretodo por su aparición en distintas películas protagonizadas por James Bond, el agente secreto 007.

Esta maqueta se encuentra realizada a escala 1:43 con aproximadamente diez centímetros de largo, cuatro centímetros de ancho y tres centímetros de altura.

La carrocería está realizada en metal aunque piezas como adornos, chasis, ruedas, cristales o interiores están hechas en plástico. Pese a tratarse de una reproducción básica, pues ni las puertas ni los capos se le abren, la carrocería está bastante bien reproducida.

Fue importada de China por la empresa Picaza, SL de Barcelona y es la misma reproducción que también apareció en un coleccionable de “Ediciones El Prado” publicado hará algunos años. En dicha colección junto a fascículos se insertaron unos setenta iconos del mundo del motor, entre los cuales destacaba este precioso Aston Martin DB5.

La miniatura se encuentra totalmente nueva y todavía está dentro de su caja-vitrina sin abrir. Se suministra con su peana de plástico correspondiente en la cual aparece serigrafiado tanto el nombre como el escudo de la marca automovilística Aston Martin.

Precio: 6 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este artículo Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016