Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y modelismo > Historia de las compañías > Arnold y sus grandes ferrocarriles a escala N

Arnold y sus grandes ferrocarriles a escala N

Tren TALGO reproducido por Arnold a escala N (1:160)Iniciando sus actividades con el nombre oficial de “K. Arnold & Co.”, la empresa protagonista de este artículo nació en la ciudad de Núremberg (Baviera, Alemania) el día 4 de octubre de 1906 gracias al carácter emprendedor del Karl Arnold.

Tanto entonces como hoy en día esta zona es uno de los centros neurálgicos mundiales relacionados con el juguete, existiendo en dicha ciudad una famosa feria anual dedicada tanto a este sector como al del hobby en general.

En referencia a la figura del fundador, es preciso subrayar que aunque por coincidencia de nombre y apellidos, edad así como de nacionalidad este podría confundirse con el pintor, ilustrador y caricaturista bávaro, no son ni la misma persona ni tampoco se conoce ninguna relación entre ambos.

Los primeros productos que fabricó Arnold fueron juguetes en general así como barcos en miniatura y casas de muñecas, este último un tipo de artículo muy en boga durante esa época. A su vez muchos de estos productos se realizaban con materiales como la hojalata estampada y el estaño.

En el año 1935 ingresó en la empresa el señor Max Ernst quien acabaría realizando las funciones de director gerente. Tal hecho marcó un antes y un después en la historia de la juguetera. De nuevo aclarar que este personaje tampoco debe confundirse con el pintor alemán Max Ernst (1891 - 1976), considerado actualmente como una figura fundamental dentro del movimiento surrealista y dadá.

Pasaron unos pocos años y estalló la Segunda Guerra Mundial, periodo que tuvo funestas repercusiones no solamente para el bando vencido sino también para el vencedor, pues al margen de la catástrofe humana tal etapa significó una pausa en el desarrollo industrial y comercial europeo. De hecho, y del mismo modo que sucedió con las jugueteras que se encontraban en el bando aliado, durante el transcurso del conflicto bélico las jugueteras alemanas también se vieron forzadas a parar su producción habitual para transformarse en industria de guerra. Ello ocasionó que al final de la guerra, y durante los bombardeos aliados que castigaron la ciudad, las instalaciones de la empresa quedaran totalmente destruidas.

Tal hecho obligó a que la empresa rehiciera sus instalaciones aunque trasladó la fábrica hacia una zona rural donde los sueldos eran más bajos. La región elegida para establecer su nueva sede fue la pequeña localidad de Mühlhausen. Hoy habitada por casi cinco mil personas tal municipio se encuentra situada en Oberpfalz (Alto Palatinado) al este del estado de Baviera.

Adaptándose a las circunstancias de la posguerra la compañía transformó sus actividades para dedicarse a la construcción de bastimentos para ventanas, aunque de forma paralela el señor Ernst Arnold (hijo de Karl) trabajó para reconstruir la antigua sede en Núremberg.

Según determinadas fuentes Ernst estuvo fuertemente involucrado con la compañía tras la muerte de su padre en el año 1946, aunque existen otras afirmando que quien en realidad tiraba hacia delante la empresa era Max Ernst. Sea como sea, dotado con un carácter marcadamente dinámico este último permaneció en su cargo de director general hasta su jubilación en 1976.

Volviendo a los años cincuenta nos encontramos con una compañía que pudo salir del agujero en el cual se encontraba y continuaba su trabajo como juguetera, aunque en esta nueva etapa centró su atención en maquetas ferroviarias reproducidas a escalas pequeñas. La decisión de fabricar productos de pequeño tamaño resultaba muy lógica si se considera que los nuevos hogares alemanes, cada vez más concentrados en grandes ciudades, resultaban más pequeños que los construidos unas pocas décadas antes. Por dicha razón las escalas tradicionales junto a sus dioramas suponían un auténtico quebradero de cabeza para padres y coleccionistas.

Considerada como la primera escala pequeña de la historia, la 0 (1:48) apareció en los primeros compases del siglo XX gracias al esfuerzo de Märklin, otro de los grandes fabricantes de Alemania. De ella derivó la H0 o Half 0 (1:87) que irrumpió en la década de los treinta y es la equivalente a la británica 00 (1:76).

Ya en los años cuarenta y cincuenta se popularizó otra escala todavía más pequeña denominada TT, siendo básicamente tres las empresas que llevaron la voz cantante en esta revolución: Su pionera la norteamericana HP Products of Indiana, la británica Tri-ang, y Rokal establecida en Alemania Occidental. Esta escala corresponde a 1:120 en la mayor parte de países y 1:130 en la zona de influencia soviética, siendo TT las siglas de “table top”, o lo que es lo mismo, el hecho que gracias a sus reducidas dimensiones un diorama puede instalarse fácilmente en la superficie de una mesa normal y corriente como por ejemplo de comedor.

Con el paso de los años se abrió una carrera sobre quien sería capaz de realizar una maqueta ferroviaria motorizada todavía más pequeña, un objetivo que muchas empresas consideraron imposible al considerar la TT como el límite de la reducción. En ello se pusieron a trabajar Trix de la propia ciudad de Núremberg y Lone Star Toys del Reino Unido, compañía esta última que acabaría abandonando dicho proyecto. Por su parte Trix continuaría trabajando y sus estudios se materializarían en la gama “Minitrix”. A estas dos compañías hay que añadir una tercera que también trabajó intensamente en este concepto de micro-miniatura. Se trataba de Arnold que finalmente acabó imponiendo su concepto de escala N (1:160).

Una primera serie de modelos a escala N se comercializó entre los años 1960 y 1962 a través de la gama “Arnold Rapido 200” la cual hizo su debut en la Feria del Juguete de Núremberg. Aunque la línea evidenciaba determinados fallos de juventud ello no evitó causar auténtica sensación entre los clientes, quienes se mostraron gratamente sorprendidos por el pequeño tamaño de las reproducciones. Posteriormente aparecieron nuevas series que rectificaron los errores iniciales y que permitieron asentar cada vez más la gama en el mercado. Tal circunstancia provocó que Arnold se erigiera como líder mundial en la fabricación de esa escala.

La clave de este liderazgo fue la fidelidad de las reproducciones respecto a los modelos reales así como el desarrollo de sistemas innovadores que le permitían una superioridad técnica frente a sus rivales. Adaptó dicha escala a estándares europeos y en el año 1972 sorprendió tanto a propios como extraños con sus diminutas locomotoras a vapor con efecto humo. No contenta con esto también incluyó iluminación en el interior de los coches destinados a pasajeros.

Todavía durante la década de los setenta incluyó edificios y otros elementos en formato kit con la finalidad de ofertar dioramas cada vez más completos a sus clientes. En consecuencia ello trajo el efecto colateral que Arnold también dispusiera de su propio sistema de ensamblaje para kits de pequeño tamaño.

El hecho que Arnold se centrara básicamente en una escala no tan extendida como por ejemplo la H0 fue una gran ventaja porque significó menos competencia directa. No obstante Trix con su anteriormente mencionada “Minitrix” le pisaba los talones convirtiéndose en una de sus principales competidoras.

Como se ha comentado anteriormente en el año 1976 Max Ernst se jubiló aunque dejó la empresa a manos de Ferdinand Grae, un gerente de ventas que tiempo atrás se había casado con su hija Sonja. De este modo se seguía manteniendo la compañía como un asunto familiar. En el momento de producirse el traspaso de poderes la firma contaba con unos doscientos cincuenta empleados repartidos en tres instalaciones fabriles.

A mediados de los años ochenta el interés de los aficionados y aficionadas por la escala N decreció en contraposición al que suscitaba la escala H0. Ello coincidió con el hecho que desde hacia casi una década la empresa venía perdiendo competitividad de forma progresiva. El motivo era la inclusión de modelos inexactos y el aprovechamiento de piezas sin importar la estética general de las miniaturas. Ni tan solo la reunificación de las dos alemanias tras la caída del muro de Berlín en 1989 y el gran mercado que se abría para las empresas occidentales logró hacer reflotar el interés por la escala N.

Tras varios años de insolvencia la compañía se declaró en quiebra en 1995 y dos años después fue adquirida por Rivarossi. En ese periodo las propiedades de Arnold fueron vendidas y las fábricas demolidas para reconvertir el terreno en área residencial. En cuanto a la producción esta se trasladó hacia la población de Mühlhausen (Turingia, Alemania). A su vez la italiana también entró en quiebra siendo comprada en el año 2001 por el grupo Hornby Hobbies quien reiniciaría la comercialización de productos Arnold en 2006. No obstante toda la producción de la alemana se trasladó hacia China.

En la actualidad Arnold continua activa como marca comercial dentro del grupo empresarial británico siendo el estandarte de su gama de productos a escala 1:160. El catálogo moderno oferta más de trescientas cincuenta referencias distintas, entre las cuales además de locomotoras de varias clases y automotores aparece una gran variedad de coches para pasajeros, vagones de carga y cubas.



Listado Listados miniaturas Arnold (etapa Hornby Hobbies)

Listados de las miniaturas de ferrocarriles fabricados por Arnold durante su etapa Honrby Hobbies.

- Miniaturas ferroviarias escala N (locomotoras diesel, vapor, eléctricas, automotores y vagones).


¿Buscando ofertas para miniaturas de trenes Arnold? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando ofertas para miniaturas de trenes Arnold? Encuéntralas ahora en Ebay.






Ya en nuestra tienda online

1818 Peugeot 504 Coupé (1978). Solido Escala 1:43

1818 Peugeot 504 Coupé (1978)
Solido Escala 1:43


A la venta una miniatura representando el clásico Peugeot 504 Coupé V6 a escala 1:43 y fabricada por la compañía francesa Solido.

Se trata de un modelo con un buen nivel de reproducción de la carrocería aunque no tiene operativas ninguna de sus puertas laterales así como tampoco capó ni tapa de maletero.

Esta miniatura incorpora el número de referencia 1055 y su estado es usado aunque en muy buenas condiciones, sin ninguna de sus piezas rotas o rayadas. Está realizada en metal con partes de plástico.

Precio: 4 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este artículo Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016