Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Comics > > Las citas en latín de Asterix y su significado III

Las citas en latín de Asterix y su significado III

Continuación del articulo "Las citas en latín de Asterix y su significado II



El escudo averno

Aunque la frase "Diem perdidi" (he perdido un día) se hizo célebre gracias a Tito Flavio, el cual gobernó el imperio romano entre los años 79 y 81 de nuestra era, cincuenta años antes del nacimiento de Jesucristo un simple arquero romano ya había pronunciado estas sabias palabras al perder como consecuencia del juego un magnífico escudo averno.

Pero desafortunadamente el ganador del escudo tampoco tendrá la oportunidad de lucir su trofeo ante sus camaradas, pues pocos instantes después de ganarlo un centurión se lo confiscará para posteriormente cambiarlo por algo de vino en una taberna. Sin otro remedio que ceder el escudo a su superior, el legionario se marcha echando chistas al tiempo que murmura "O tempora! O mores!" (¡Oh tiempos! ¡Oh costumbres!), una frase que posiblemente ya había popularizado el político y filosofo Marcus Tullius Cicero (106 a.C. – 43 a.C.).

En esta misma aventura, y mientras el jefe Abraracurcix se encuentra recuperándose en "Aquae Calidae" (Vichy), sin proponérselo Asterix y Obelix se ven mezclados en una refriega con los romanos, los cuales fuertemente armados exigen paso a los galos que obstaculicen su camino. Como hasta el momento el paseo resultaba aburrido, nuestros amigos deciden hacer un poco de ejercicio y apalean a los soldados. Vencida la guarnición, el propio tribuno Tulius Boligrafus enviado especial de Julio Cesar decide jugárselo el todo por el todo y les planta cara con un sonoro "Audaces fortuna iuvat" (la suerte ayuda a los audaces) del poeta Virgilio (70 a. C – 19 a.C). Desafortunadamente para él la frase no impresionará a Obelix quine rápidamente calmará su ímpetu.

Enojado por el ataque a su representante, el propio Julio Cesar decide hacer una demostración de fuerza y presentarse ante el pueblo galo sobre el escudo de Vercingetorix, jefe al cual derrotándolo le permitió subyugar casi toda la Galia. Ante la orden de que busquen el escudo en su almacén, el consejero del Cesar asiente con las palabras "Ab imo pectore" (desde lo más profundo de mi corazón), una frase que posiblemente ha escuchado en más de una ocasión a su emperador, a quien oficialmente se le atribuye la cita.



Asterix en Bretaña

Tras ser literalmente arrollados por las galeras romanas que invaden Bretaña y víctimas de un nuevo naufragio, los piratas oyen como uno de sus compañeros reflexiona "O Fortunatos nimium, sua si bona norint agrícolas" (qué dichosos serían los agricultores si conocieran su felicidad). Desconocemos si esta frase la dice porque los agricultores se ahorran los padecimientos típicos de un pirata o bien porque en tierra firme no se hunden los barcos. Sea como sea, esta reflexión del poeta Virgilio resulta del todo acertada cuando se está con el agua al cuello.

No obstante, ya hacia el final de la aventura, este mismo pirata tendrá oportunidad de comprobar cuan dura es la tierra, pues logrando esquivar el bote con el cual navegan Asterix y Obelix, el capitán pirata decide virar bruscamente el navío empotrándolo contra la playa. Con el barco destrozado aunque regocijándose por el hecho de no ser hundido, ese capitán tiene muy cerca al pirata filosofo que solo acierta a decir "Fluctua nec mergitur" (mecido por las olas pero no hundido), una cita que con el tiempo se convertirá en el lema de la ciudad de París.



Asterix y el caldero

Es posible que el comentario sobre la suerte de los agricultores calase fondo en el capitán pirata, pues en la historia "Asterix y el caldero" nos lo encontramos a él y a su tripulación regentando un curioso restaurante. Precisamente el hecho de embarrancar en la playa durante la anterior aventura le decidió a emprender una nueva vida.

Esperando a unos clientes que se acercan, el pirata filosofo se frota las manos mientras dice "Ubi solitudinem faciunt, pacem appellant" (a hacer el salvaje lo llaman hacer la paz). Quien sabe si esta expresión se la había oído decir al propio Tácito mientras le servia la comida o la cena.



Asterix en Hispania

Intentando recuperar el pequeño y tozudo hijo de jefe hispano Sopalajo de Arrierez y Torrezon, como es de costumbre los romanos reciben una soberana paliza por parte de los galos. A la vuelta hacia su campamento, y reflexionando sobre lo que acaba de pasar, uno de los centuriones se da cuenta que debido a que los galos no pueden salir de su pueblo, a la práctica es como si el hijo del jefe estuviera prisionero por los romanos. No obstante, mientras a este centurión se le iluminan los ojos y se dispone a comunicar su idea a un compañero, este mirándolo con incredulidad solo es capaz de decir "Beati Pauperes Espiritu" (misericordiosos los pobres de espíritu), una cita que posteriormente se incluirá en el Nuevo Testamento.



La cizaña

En la aventura "La cizaña", durante el transporte por mar de Perfectus Detritus hacia las Galias, su galera es súbitamente atacada por los piratas quienes se disponen a abordar el barco. Rápido de reflejos, Detritus acusa a uno de los piratas de dejarse sobornar a cambio de no atacar el bajel, lo cual origina rápidamente una fuerte discusión entre los atacantes. En uno de los momentos álgidos de la discusión, el veterano ayudante del capitán pirata cita de nuevo al poeta Virgilio con "Auri sacra fames" (maldita sed de oro). Esto hace enojar al jefe aunque su enfado desaparece por completo tras un certero (y sonoro) golpe de muleta en el casco.



¿Buscando comics de Asterix a buen precio? Encuéntralos ahora en Ebay.¿Buscando comics de Asterix a buen precio? Encuéntralos ahora en Ebay.







Ya en nuestra tienda online

Astérix (Grijalbo/Dargaud). Lote de 2 ejemplares

Astérix (Grijalbo/Dargaud)
Lote de 2 ejemplares


A la venta un lote formado por dos álbumes de la colección Astérix, el inmortal personaje de comics creado por el tandem Albert Uderzo y René Goscinny.

Los títulos de estos tomos que forman este lote son:

- 15. La Cizaña
- 17. La residencia de los dioses


Ambos ejemplares fueron publicados en castellano por la editorial Grijalbo/Dargaud en los años 1986 y 1985 respectivamente, se encuentran encuadernados en tapa dura y con un formato aproximado de 22x29,5 centímetros.

Su estado es de usados aunque en buenas condiciones y sin ninguna de sus 48 páginas por ejemplar rotas, manchadas o separadas del lomo.

Finalmente añadir que si solamente se desea uno de estos tomos también pueden adquirirse por separado.

Precio lote: 6 euros
Precio: 3 euros



Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Comics
Apartados que forman la sección "Comics" dedicada al mundo del noveno arte tanto de origen europeo como español; biografías de autores/as, listados de ejemplares o un espacio en nuestra tienda donde adquirir álbumes, tomos y revistas.


Subseccion Listados de ejemplares
Subseccion Biografías de autores y autoras
Subseccion Cronologías de autores
Subseccion Artículos variados
Subseccion Consultorio




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016