Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y maquetas > Historia de las compañías > Un fabricante de joyas llamado Schuco

Un fabricante de joyas llamado Schuco

telesteering car 3000 de SchucoSin lugar a dudas, de nuevo nos alegra relatar la historia de una compañía de miniaturas, aunque en esta ocasión etiquetar a Schuco como fabricante de vehículos a escala es muy inexacto, sobretodo considerando que durante una gran parte de su historia realizó una importante cantidad de juguetes de todas clases.

Es por ello que en esta ocasión se nos ha hecho especialmente difícil encuadrar esta historia en el apartado "Miniaturas" de Rosaspage, no descartándose la posibilidad que en un futuro próximo se incluya en el apartado "Juegos y juguetes" un nuevo articulo sobre esta misma compañía aunque centrado en su producción de juguetes.

Schuco es, para muchos coleccionistas de miniaturas a escala 1/43, una de las mejores compañías que han existido hasta la fecha, siendo también el prototipo de la precisión que tanto ha caracterizado las miniaturas alemanas, compitiendo en calidad con las mejores firmas británicas e italianas.

La historia de esta firma se inicia en la ciudad de Núremberg durante el transcurso de 1912, año en que Heinrich Müller (no confundir con un criminal nazi llamado igual) y el empresario Heinrich Schreyer se asocian fundando una juguetera denominada "Spielzeugfirma Schreyer & Co". Entre otros oficios Schreyer había trabajado en el mundo de los juguetes, concretamente en una compañía llamada Bing y Müller era un joven de solamente diecisiete años aunque con una portentosa imaginación a la hora de concebir juguetes.

Uno de los primeros productos que la compañía produjo fueron relojes de juguete con mecanismo, aunque desafortunadamente la producción sufriría una pausa forzosa debido al estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914. Ese año ambos socios fueron reclutados para servir al ejército alemán.

Afortunadamente los dos socios sobrevivieron a ese conflicto bélico, aunque a su regreso en 1918 Schreyer decide abandonar la compañía considerando que no existía futuro alguno para una juguetera como aquella. Razones para pensar eso no le faltaban, pues al término de esa masacre Alemania se había convertido en un país extremadamente empobrecido y sumergido en una grave crisis económico-social que culminaría en otro conflicto bélico mundial de mayores proporciones.

Como socio capitalista a Schreyer lo sustituyó Adolf Kahn, coincidiendo con este cambio el traslado de la fábrica a unas instalaciones más capaces, aunque ello no significó un abandono de la ciudad de Núremberg, uno de los puntos neurálgicos del juguete en Europa. Por otra parte, ya en 1921 el nombre de la compañía se transforma en el definitivo Schuco, cuyo nombre es una contracción del apellido Schreyer (SCH), und (U) y corporation (CO).

Durante esa misma década nacería uno de los juguetes más conocidos de la marca: el pájaro Pick-Pick. Dicho juguete, del cual dicho de paso se vendieron más de veinte millones de unidades hasta la década de los sesenta, consistió en la imitación de un pájaro que picoteaba continuamente el suelo gracias a la incorporación de un mecanismo de cuerda. A pesar que las primeras versiones de este juguete eran algo toscas, recubriéndose la carcasa con una tela aterciopelada, posteriormente se realizaron versiones con una apariencia muy real. Ya en las postrerías de la década de los felices veinte, concretamente en 1929, la compañía nuevamente se ve con la necesidad de trasladar sus instalaciones a otro edificio más capaz aunque tampoco se abandonaría la ciudad que la vio nacer.

En 1938 apareció "telesteering car 3000", un pequeño coche de juguete realizado en latón, animado con un motor de cuerda y "teledirigido" a través de un pequeño volante conectado al la carcasa mediante alambres, el cual causó sensación precisamente gracias a su imaginativa maquinaria. A comentar que este modelo, al igual que muchos otros que Schuco fabricó en aquellos años no se consideran reproducciones, pues aunque inspirados en la producción automovilística de la época no representaban a ningún modelo en concreto. Por tanto, de momento no podrían definirse estas referencias como las precursoras de las miniaturas que años después caracterizarían la compañía.

Por aquel entonces la compañía protagonista de este artículo ya contaba con un centenar de empelados y Müller se estaba en su mejor momento inspirativo creando nuevos y sorprendentes juguetes, registrando hasta el final de su vida ni más ni menos que mil patentes a su nombre. Aparte de los mencionados anteriormente, otro de sus sistemas más ingeniosos y reconocidos fue uno que evitaba que el coche con motor de cuerda cayese de la superficie en la cual corría (como por ejemplo una mesa). Aunque este sistema se popularizó mundialmente en los años sesenta gracias a jugueteras japonesas, no hay que olvidar que el sistema procedía de la marca alemana y de la prolífica mente de Müller.

No obstante, en esos mismos años treinta Adolf Kahn, quien era de origen judío, se vio obligado a abandonar Alemania tras la llegada de Hitler al poder, trasladándose primero a Inglaterra y reuniéndose con su hijo en Nueva York, aunque no abandonó nunca la estrecha relación que lo unía con el propietario de Schuco. Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial la juguetera nuevamente paró su producción para reiniciar su actividad una vez terminado el conflicto bélico. En esta nueva etapa, la alemana se centró de forma exclusiva en el mercado norteamericano, siendo ello posible gracias a Kahn y su hijo Eric, los cuales establecidos en Estados Unidos se convirtieron en importadores de Schuco tanto para ese mercado como para el canadiense.

La implantación del plástico en los productos llegó relativamente tarde, concretamente a finales de los cincuenta. Paralelamente la firma también empezó a trabajar con el metal fundido, utilizando ambos materiales a la hora de fabricar coches de juguete a muy variadas escalas, desde la pequeña H0 hasta reproducciones de unos treinta centímetros de longitud. La primera línea de miniaturas Die-Cast nació en 1958 con la línea "Piccolo", formada por una colección de coches a escala 1:90, realizándose un total de cien modelos diferentes. Añadir que ese mismo año fallecería Müller aunque su hijo Werner se hizo cargo de la compañía junto a Alexander Girz.

En 1960 apareció la serie 1000 la cual estaba formada por modelos a escala 1:43. Asimismo, en esa misma escala apareció la serie 600 entre los años 1971 y 1972. Las reproducciones aparecidas en dichas colecciones fueron francamente afortunadas, con un gran nivel de detallismo y una proporción prácticamente exacta a la de los vehículos reales, incluyéndose por regla general la apertura de todas las puertas y capós. Aparte, su fina pintura hacia de esas miniaturas unas piezas muy elegantes y claramente superiores a las realizadas por las británicas Dinky Toys o Corgi, algo que tenía un mérito notable. También en esa misma época nació la serie 300, cuyas reproducciones realizadas a escala 1:66 compitieron directamente con los Matchbox. Por cierto, al igual que la francesa Solido, Schuco tampoco emplearía piedras brillantes a la hora de reproducir los faros delanteros y los pilotos traseros de sus miniaturas.

No obstante, justo cuando Schuco estaba en su máximo esplendor, tanto en lo que refiere a juguetes como a miniaturas, hicieron acto de presencia los problemas financieros, básicamente provocados por la imposibilidad de plantar cara a los productos japoneses. Finalmente en el año 1976 la compañía se declaró en fallida, momento en que el grupo de origen británico Dunbee-Combex-Marx aprovechó para adquirir los activos de la alemana. Desgraciadamente, dicho grupo se declaró en fallida en 1980, vendiéndose tanto la maquinaria como los moldes de las miniaturas a una buena cantidad de compañías de todo el mundo. Increíblemente, los moldes que no se pudieron vender fueron literalmente tirados a la basura, perdiéndose para siempre un material que todavía podía aprovecharse durante varios años más.

Gamma, la que fue máxima rival en su momento de nuestra protagonista adquirió los derechos de explotación de sus miniaturas, comercializando antiguos modelos de Schuco sin siquiera preocuparse en cambiar la base de estos, apareciendo las nuevas versiones con las siglas de la anterior marca. En cuanto al mercado norteamericano, los modelso Schuco fueron comercializados en los Estados Unidos a través de "Lilliput Motor Company", una compañía con sede en el estado de Nevada.

En 1993, el combinado Schuco-Gamma se fusiona con Trix, la cual estaba especializada en la fabricación de trenes a escala N y previamente asociada con Märklin. No obstante, solamente tres años después Schuco se independiza de ambas compañías, momento a partir del cual produce nuevos modelos aunque sin abandonar los antiguos, experimentándose a su vez un importante resurgimiento de la marca. Los coleccionistas no habían olvidado los años dorados de la compañía y se mostraron ilusionados con esa nueva etapa.

Pero la compañía experimentaría de nuevo un cambio de propietarios, pues en 1999 la familia Mangold se retira de la industria juguetera vendiendo todos sus activos al grupo Simba. Por su parte, Smoby, otra de las grandes socias de este grupo, había adquirido las francesas Majorette y Solido. Schuco, actuando con independencia de su pertenencia en el grupo empresarial y con unas cuentas saneadas decidió adquirir Schabak en el 2009.

Actualmente Schuco ha adquirido una nueva dimensión, ampliándose la oferta de sus productos y produciendo miniaturas enfocadas tanto para jóvenes como coleccionistas nostálgicos (incluyendo algunos modelos de la colección Piccolo así como reproducciones clásicas a escala 1:43), ofertando una gran diversidad de líneas y colecciones, produciendo vehículos de todas clases y en muy variadas escalas. Desde maquinaria agrícola hasta vehículos deportivos pasando por motocicletas. Aparte, dentro de su oferta actual también se incluye una línea de aviones a escala, la cual se comercializa bajo la marca Schabak.



Listado SCHUCO: Listados de modelos de distintas épocas

Listados con las referencias Schuco en sus series más conocidas tanto actuales como antiguas. ¡Ayúdenos! Todavía faltan muchas series y referencias por completar.
Coches 1:43 (vintage)
Coches 1:18 (vintage)
Edition 1:64
Edition 1:32 (coches, furgones y tractores)
Pro.R 32 (series limitadas)
Aviones a 1:72, 1:250 y 1:600

________________________

Buscar ofertas para miniaturas Schuco en Ebay¿Buscando ofertas para miniaturas Schuco? Encuéntralas ahora en Ebay.





Ya en nuestra tienda online

Bburago, su etapa clásica. Libro editado por Rosaspage

Bburago, su etapa clásica
Libro editado por Rosaspage


A la venta el libro "Bburago, su etapa clásica", el cual está dedicado a dicha conocida compañía italiana. En él se relata la historia de la esta fabricante de miniaturas die-cast a escala 1:18, 1:24 y 1:43 desde su nacimiento en el año 1976 hasta su compra por parte del grupo May Cheong en el 2006.

Además de datos curiosos, anécdotas, evolución de las miniaturas y un amplio repaso por las distintas colecciones que fabricó Bburago, en el libro también se incluye la historia de Mebetoys y Martoys, ambas compañías antecesoras directas de Bburago y gestionadas por la propia familia Besana.

Este libro escrito por Xavier Arumí Salavedra está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosaspage" e impreso en blanco y negro aunque con las cubiertas a todo color. Tiene una extensión de 126 páginas a un formato de 15x21 centímetros (tamaño cuartilla o DIN A5) y encuadernado en tapa blanda.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información

Comentarios realizadosComentarios recibidos


Juan toysfromthepast.blogspot.com: Muy interesante este artículo, aquí donde vivo aún se ven estas miniaturas en las grandes jugueterías, y son excelentes. En España, por desgracia son extremadamente raros. En mercadillos he conseguido comprar un coche antiguo parecido al de la foto, pero sin telecontrol, y también una miniatura de finales de los 70 en 1:64 o similar, como un Matchbox cualquiera, aunque con un muy buen nivel de detalle.

El coche más antiguo es de cuerda y aparte de las 4 ruedas "normales" de todo coche, tiene una quinta en sentido transversal, así que puede como "maniobrar", un poco como el típico coche salvaobstáculos, pero menos evolucionado.

Ese mismo modelo, aparte del teledirigido y el mío existe en otras muchas formas, el más alucinante, para mí, uno que venía con un tallercito y con un teléfono. El coche podrías dirigirlo ¡con la voz!, dando la orden derecha o izquierda (rechts! o links!) en alemán, y el coche obedecía. En el interior llevaba una lengüeta de cuero, pero el mecanismo exacto no lo recuerdo. El nombre de esta maravilla era KOMMANDO ANNO 2000, por si no lo conoces y quieres buscar información sobre él.

Un Saludo!


Noellie Hernández: Tengo un Volkswagen modelo Piccolo 712 int pat 720 color verde y quisiera saber más información sobre él. Gracias anticipadas.


Xavier: Hola Noellie!

Antes de nada comentarle que no soy ningún experto en el catálogo clásico de Schuco, aunque navegando por Internet pueden encontrarse algunos datos interesantes acerca del modelo que comenta.

La primera reproducción del Volkswagen 712 que reprodujo Schuco apareció en el año 1958 y se fabricó en Alemania Occidental (Western Germany) hasta 1969. Los modelos pertenecientes a esta serie inicial son los más valorados por los entusiastas de la marca. De hecho por unidades en buen estado de conservación actualmente hay vendedores que llegan a solicitar hasta 250 euros.

Posteriormente esta reproducción del Volkswagen Escarabajo / Beetle volvió a reeditarse en los ochenta siendo sus precios actuales bastante más contenidos (unos 25 euros).

Ya en 1997 la compañía realizó una reedición de este modelo y apareció con un buen número de decoraciones como por ejemplo polizei, jefe de bomberos o carrocería bicolor. Entre ellas está una versión especial dedicada al Museo Volkswagen de la cual se realizó una tirada limitada de quinientas piezas.

Desconozco si más tarde Schuco realizó otra edición, aunque en el catálogo actual y dentro de su gama Piccolo a escala 1:90 no aparece ningún 712 aunque si un Käfer Cabrio.

Por favor, tómese estos datos a modo orientativo y considere que proceden de alguien que no conoce demasiado bien la producción de Schuco. Evidentemente si algún lector/a pudiera ampliar esta información o corregirla le estaríamos agradecidos.

¿Buscando miniaturas Schuco a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando miniaturas Schuco a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.








Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016