Pagina inicial
Inicio
Tienda online
Tienda online
Biblioteca Rosaspage
Biblioteca Rosaspage
Libros
Libros
Comics
Comics
Juegos y juguetes
Juguetes
Miniaturas y hobbyes
Miniaturas
Temas variados
Varios
El mundo de Rosa
Rosa y su mundo
Ejercicios de inglés
Ejercicios
 
Listados | Biografías | Artículos variados | Consultorio | Cronologías | Comprar comics Bruguera | Comprar comics en la tienda online


Ya en nuestra tienda online

El Tebeo de El Periódico. Lote de 28 ejemplares

El Tebeo de El Periódico
Lote de 28 ejemplares


En oferta un completo lote de revistas "El Tebeo", las cuales aparecieron como suplemento en el rotativo "El Periódico de Catalunya" perteneciente al Grupo Z. Independientemente del título del suplemento, "El Tebeo" no tiene nada que ver con el clásico "TBO".

Entre los contenidos destacados de estas revistas destacan historietas tanto de cómic nacional como europeo como por ejemplo Mortadelo y Filemon, Cecilia, Julia y Clara, Cédric, 13 Rue del Percebe o Timoteo O. Wang entre otras.

En concreto los números que se ofrecen son los siguientes: 64, 76, 81, 82, 83, 85, 87, 88, 91, 92, 94, 97, 98, 99, 100, 101, 102, 104, 105, 106, 107, 108, 109, 110, 112, 113, 114 y 115.

Estos ejemplares corresponden a la última etapa del suplemento aparecidos ya en los años noventa. Su formato es de 20,5x27 centímetros, fueron impresos a todo color y cada ejemplar tiene una extensión de 16 páginas. El estado de todos estos ejemplares es de usado aunque en buenas condiciones, sin ninguna de sus páginas rotas, manchadas o separadas de la grapa.

Finalmente comentar que si se desea uno o varios ejemplares de este lote también pueden adquirirse por separado.

Precio lote: 35 Euros
Precio: 1.25 Euros



Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Se encuentra en: Inicio > Comics > Biografías > Ramon Sabatés


Ramon Sabatés

El dibujante Ramon SabatésAunque independientemente de la relevancia del personaje todas las biografías deberían ser recordadas, hay algunas que destacan de las otras gracias a los valores positivos que aportan a quien las lee. No obstante, a diferencia de las películas o cuentos, en ciertas ocasiones estas historias individuales tienen un amargo e injusto final que deberían hacernos reflexionar para evitar casos similares. Tal fue el caso de Ramón Sabatés.

Prolífico dibujante e ilustrador infantil cuya vida laboral se prolongó por espacio de casi siete décadas, la obra de Sabatés es probablemente una de las más importantes dentro del mundillo del comic e ilustración nacional, pues no en vano fue uno de los autores más destacados y activos del mítico TBO, conocido sobretodo por la serie "Los grandes inventos del TBO".

Nacido un 26 de octubre de 1915 en Llinars del Vallès (Barcelona), Sabatés inició sus estudios seis años después en el colegio La Salle del barcelonés Barri de Gracia, donde finalmente se graduaría como perito mecánico. Se desconoce si nuestro protagonista desempeñó este oficio, aunque no hay duda en que estos estudios le servirían años más tarde y ya como dibujante. Aunque permita el lector/a que no avancemos acontecimientos…

Por el momento comentar que su afición al dibujo nació en el año 1930 cuando un amigo de su familia le enseño fundamentos de pintura, aficionándose hasta tal punto por este arte que en 1932 iniciaría su carrera como humorista gráfico en la revista Cholito y colaborando en Pocholo y Jordi. A destacar que en era época también trabajó para algunas publicaciones de la editorial "El gato Negro", la cual posteriormente se conocería más ampliamente como Editorial Bruguera.

Solamente dos años después publicaría por primera vez en TBO, revista a la cual permanecería vinculado durante muchos años, con la particularidad de convertirse en uno de los pocos dibujantes clásicos que realizaría material nuevo en la última etapa de la revista ya bajo tutela de Ediciones B. Otros autores que tambien hicieron lo propio fueron Muntañola, Esegé, Raf, Escobar y Rose Royo.

Pasada la Guerra Civil Española y la pausa que en la vida social y laboral supuso dicho enfrentamiento bélico, en 1941 encontramos a Sabatés realizando cuadernillos monográficos tanto de dibujo humorístico como realista, aunque en el año 1943 volvió a ingresar en TBO, convirtiéndose a partir de la década de los sesenta en el dibujante habitual de "Los grandes inventos del TBO".

En referencia a esta serie, hay que comentar que aunque en muchas ocasiones se atribuye la autoría de los inventos del TBO a Sabatés, incluyendo la propia Enciclopedia Catalana, lo cierto es que esta sección se inició en el año 1936, siendo dibujada por autores como Tínez, Benejam o Tur. No obstante, debido a que Sabatés fue su autor más prolífico (se calcula que dibujó más de un millar de estrambóticos inventos para la sección), muchas personas guardamos más recuerdo de su trabajo que el de otros autores. A comentar que aunque inicialmente Sabatés se limitaba a ilustrar los inventos ideados por Joaquim Buigas, el cual era el director de la revista, con el tiempo fue creando inventos de cosecha propia, algunos de los cuales a pesar de su espectacularidad podían llegar a funcionar. Así lo demostró el propio autor construyendo una máquina-guillotina para cortar la punta de los cigarros, cuyo prototipo actualmente se encuentra en un museo dedicado a los juguetes y ubicado en Figueres.

Sin abandonar su labor en TBO, a partir del año 1973 creó el personaje "Casimiro Noteví, agente del TBI". Este se trataba de un agente secreto al estilo del Anacleto que Vázquez dibujaba para Editorial Bruguera, siendo sus aventuras de varias páginas. Este personaje apareció precisamente durante una renovación a la cual se sometió el TBO, renombrándose como TBO 2000 y ofreciendo una imagen mucho más actualizada, con comics de varias páginas de extensión e incluso con la importación de historietas franco-belgas. Precisamente en las páginas de TBO 2000 aparecieron por primera vez "Los Pitufos" en español, aunque se denominaron "Los Tebeitos".

Y es que a decir verdad Sabatés era un auténtico todo-terreno en lo que a dibujo e ilustración se refiere, tal y como lo demuestra el hecho de trabajar para una buena cantidad de revistas infantiles y juveniles de diferentes editoriales, entre las que destacan cabeceras como Pulgarcito, Trampolín, Florita, Jaimito, Tio Vivo o Lupita. Asimismo, su estilo simpático y trazo amable le permitieron ilustrar una buena cantidad de cuentos infantiles. Su trabajo también se extendió a periódicos como "La Vanguardia", donde dibujaba un chiste diario a partir de 1960 o su colaboración en "El Periódico de Cataluña" que inició en 1989.

Al mismo tiempo, las personas aficionadas al juguete clásico y en especial a los fabricados por Exin, reconocerán fácilmente su trabajo como ilustrador de cajas de juegos aparecidos durante las décadas de los cincuenta y sesenta, destacándose "Arquitectura Exin" e incluso una de las primeras cajas de Scalextric.

En el plano personal, Sabatés estaba casado con Queta (diminutivo de Enriqueta), la cual conocía desde que él tenía trece años y ella solamente cuatro gracias a la circunstancia de ser vecinos. Asimismo, sería del todo injusto pasar por alto el apoyo y optimismo que constantemente el autor recibió de su esposa, siendo un matrimonio muy unido especialmente en momentos tan duros como la pérdida Maria Angels, hija de ambos y que falleció en febrero de 1992 cuando solamente tenía 43 años. Además de trabajar en un conocido periódico de Barcelona, Maria Angels también se convirtió en una de las únicas autoras que publicó historietas en TBO, dibujando con un estilo muy influenciado por el de su padre.

A partir de entonces de Ramón Sabatés y su esposa apenas se conocen detalles hasta que un día el matrimonio anuncia su decisión de vender medio centenar de originales del autor. Esta circunstancia permitió que muchas personas conociéramos el drama en que estaba viviendo la pareja y que desencadenó tal decisión. Con una pensión muy limitada la pareja que por entonces contaba con 83 y 77 años se vio obligada a abandonar su piso a causa de un embargo, viviendo a partir de entonces en un asilo religioso situado en San Just Desvern y dedicado a acoger ancianos desamparados. Añadir que ya por entonces el autor padecía una enfermedad cerebro-vascular que lo obligaba a estar postrado en cama y sin apenas poder hablar. La llamada de auxilio del autor provocó que el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Barcelona comprara la totalidad de la obra y al precio que fijó inicuamente el señor Sabatés. De esta forma también se impedía que la obra se disgregase todavía más.

Finalmente Ramón Sabatés falleció el día 10 de enero de 2003 siendo enterrado en el cementerio del Poblenou de Barcelona.

No obstante, es triste comprobar como una persona después de tantas décadas de honesto trabajo y con tanto material realizado de su mano (recordemos que solamente de "Inventos del TBO" dibujó más de mil páginas), solo tuviera en pertenencia algo más de cincuenta obras, preguntándonos no sin enojo dónde fueron a parar la inmensa mayoría de obra propiedad legítima de su autor.

Este enojo aumenta al conocer que ya en vida del autor su obra estaba muy bien valorada por los coleccionistas, aunque ninguno de ellos fue capaz de ceder sus pertenencias al conocer las penurias que pasaban él y su esposa. Es más, se da la circunstancia que en el mismo día de conocerse la noticia de su fallecimiento, un coleccionista recibió llamadas de personas interesadas en la compra de originales del autor.

Al igual que en el caso de Josep Coll, ya son tardías todas las iniciativas de homenajes que pueda recibir Ramon Sabatés, demostrando una vez más que vivimos en un país que condena al ostracismo y al profundo olvido a auténticos genios que nos alegraron la vida con su trabajo.










Comentarios realizadosComentarios sobre este artículo


Magin: Siempre está bien recordar al perito y dibujante Sabatés. Y no está de más dar a conocer que las enciclopedias no son infalibles.



Xavier Arumí (Rosaspage): Agradecer el apunte-corrección del Señor Ogro (foro La T.I.A. com), el cual comenta una lista de dibujantes clasicos que como Ramon Sabatés también trabajaron para el TBO publicado por Ediciones B en los años ochenta y noventa. El texto original de este artículo se ha modificado para añadir dicha corrección.



Rosa Segura: Sabatés era un prolífico dibujante y se ganaba bien la vida dedicándose en exclusiva a la profesión. Si tuvo una pensión no contributiva, ya se deduce el por qué. En la actualidad le está pasando lo mismo a un dibujante de TBO con el que me comunico con frecuencia.

Respecto a los originales, siempre se ha apuntado a TBO como parte de responsable en la venta de originales cuando cerró las puertas, pero sé que la editorial, si algún dibujante se los pedía, se los devolvía, como ocurrió con Tha, que confiesa que "se los devolvieron cuando los pidió".




Más informaciónEsperamos su comentario
Si lo desea, gracias al siguiente formulario nos podrà enviar comentarios o su opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos
E-Mail
Escriba su comentario


Realizar seguimiento de este contenido
Active esta casilla si desea relaizar seguimiento de este contenido (nuevos comentarios o actualización del texto)