Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Comics > > Peyo y sus pitufos

Peyo y sus pitufos

Peyo, el creador de los pitufosAunque los Pitufos surgidos de su mente a finales de los años cincuenta son mundialmente famosos desde hace varias décadas, probablemente el nombre de Pierre Culliford resulta un auténtico desconocido para todas aquellas personas no familiarizadas con los entresijos del cómic europeo en general y el belga en particular. Ello tiene una sencilla explicación si comentamos que habitualmente esta persona usó el pseudónimo de Peyo.

Casi desde el momento de su primera aparición en las viñetas estos personajes se convirtieron en todo un fenómeno, siendo junto Asterix, Tintin y Espirou una de las sagas de comics europeos más conocidas por todo el mundo.

Británico por parte de su padre y belga por parte de su madre, Pierre Culliford nació en Bruselas un 25 de junio de 1928. A destacar el hecho que de su infancia se sabe muy poco, empezando su biografía más conocida cuando de joven inició sus estudios en una academia de bellas artes que abandonaría al cabo de unos cuantos meses.

Ya en los últimos compases de la Segunda Guerra Mundial nuestro protagonista empezó a trabajar en un pequeño estudio de animación denominado “Compagnie Belge d’Animatión" (Compañía Belga de Animación) el cual estaba casi al borde de la quiebra, aunque la estancia en esta compañía le sirvió para conocer a Morris y Franquin, quienes al cabo de muy pocos años se convertirían, al igual que él mismo, en auténticas leyendas del cómic europeo.

Cuando el estudio de animación cerró definitivamente sus puertas, algunos de sus colegas empezaron a trabajar para la editorial Dupuis, la cual en esos momentos estaba buscando un nuevo elenco de artistas. Aunque Peyo también quiso entrar en la editorial su solicitud no fue aceptada, pero afortunadamente nuestro protagonista encontró trabajo ofreciendo sus servicios de dibujante para agencias de publicidad, siendo precisamente en esa época que paralelamente empezó a publicar sus primeras tiras cómicas en el periódico “La Dernière Heure”, una publicación diaria de la capital belga fundada en el año 1906 y todavía hoy en funcionamiento.

Fue también a partir de esta época en la que Pierre empezaría a utilizar el pseudónimo de Peyo, basado en tal y como le llamaba uno de sus primos ingleses quien era incapaz de pronunciar correctamente el nombre Pierrot (diminutivo de Pierre).

A comentar que Peyo era un auténtico apasionado de la edad media y precisamente por esta razón no es de extrañar que su primera saga de historietas la encuadrase en aquella época, siendo su protagonista un paje en busca de mil y una aventuras llamado Johan. A su vez, en el periódico de estilo generalista "Le Soir" (fundado en 1887 y continuando en activo al escribirse este artículo) apareció "Poussy" a partir de 1950.

Ya en 1952 el dibujante Franquin (autor de Spirou y Gaston Legaffe) por fin introduce a Peyo en la revista Spirou publicada por Dupuis, publicando en dicha cabecera nuevas aventuras de sus dos personajes a pesar que Johan recibiría importantes transformaciones, tanto estéticas como de estructurales apareciendo el personaje de Pirluit que haría las funciones de contrapunto cómico.

Precisamente fue en una aventura larga de Johan y Pirluit titulada "La flauta de los seis pitufos" donde harían su aparición estelar estos simpáticos personajes, sin duda alguna la creación más celebrada de este autor. Dicha historia de publicó por entregas en la revista Spirou a partir del 23 de octubre del año 1958 aunque en esta primera aventura los auténticos protagonistas y quienes llevaban el peso del argumento eran Johan y Pirluit.

Yvan Delporte, editor por entonces de la revista Spirou estaba seguro que esos pequeños personajes podían tener éxito por si mismos y en una serie independiente, convenciendo finalmente a Peyo para que realizase una serie paralela que se publicó a partir de 1959 en pequeños álbum suplementarios de la revista. Tal y como Delporte pronosticó, muy pronto la serie tuvo una gran aceptación, lo cual obligó a Peyo a realizar nuevas aventuras para la revista periódica, redibujando incluso algunas de sus anteriores historietas para adaptarlas al formato de Spirou.

Como posteriormente aceptaría el propio autor, con los Pitufos quiso ofrecer una versión moderna de personajes legendarios como los gnomos, dándoles un toque de frescura y sobretodo de inocencia. Mientras que los gnomos en ocasiones pueden tener un carácter irritante y desconcertador, los Pitufos son unos personajes amables, tranquilos y que viven en una comunidad agradable en laque se adoptan de forma natural los principios de igualdad, libertad y fraternidad. Asimismo, los Pitufos también son una caricatura de nuestro propio mundo, tanto a nivel colectivo como a nivel individual.

En 1960 y mientras el trabajo con los pitufos cada vez la ocupa más tiempo, Peyo tiene tiempo para crear el personaje Benoît Brisefer así como para realizar guiones de la saga Natasha. Otra de las iniciativas que emprende el dibujante en aquella época es la de crear un estudio, en el cual aparte de producir sus creaciones le sirve para ofrecer sus conocimientos a una nueva generación de profesionales del cómic, entre los cuales destacaría un joven y prometedor Wasterlain, conocido por series como Docteur Poche o Jeannette Pointu.

Pero sin duda alguna sus personajes más conocidos y los que le dan más trabajo son los pitufos, los cuales en 1959 saldrían del mundo del papel para transformarse en pequeñas figuras de PVC, siendo estos los primeros productos de merchandising que aparecen de estos personajes. La fama de los pitufos hace que Peyo se vea obligado a dedicarse en exclusiva a ellos y abandonar todas sus otras series.

En este trabajo seria ayudado por su esposa Nina, quien aplicaría color a las aventuras de los personajes. Tras su muerte Nina sería sustituida por Thierry (hijo de ambos) quien finalmente llevaría el peso del estudio. Otra pieza clave seria Veronique, también hija de matrimonio y que se ocuparía del aspecto comercial del negocio.

Otra de las ideas afortunadas del propio Peyo en relación con sus pequeños personajes azules surgió en mayo de 1977, año en que solicitó al pintoresco interprete holandés “Padre Abraham” la creación de una canción protagonizada por los pitufos. Aunque inicialmente solo se realizaron mil copias del single, todas ellas fueron vendidas durante la celebración de un festival. Viendo que el producto podía tener gancho, se realizó una nueva edición de cuatrocientas mil copias de ese mismo disco y que se vendieron muy rápidamente. Ante tal éxito, la compañía se animó a hacer otra tirada de medio millón de copias, las cuales fueron vendidas con gran éxito en países tan dispares como Suecia, Japón, España o Alemania. Al final, el single llegó al número uno en dieciséis países y se realizaron versiones del tema principal en varios idiomas, vendiéndose hasta la actualidad un total de veinticinco millones de copias. Una cifras que varios cantamañanas que todos conocemos quisieran para si… A todo ello tampoco hay que olvidarse de la estupenda serie de animación que Hanna-Barbera inició en el año 1981 bajo la atenta supervisión del propio Peyo.

No obstante, la salud del genial dibujante se empezaría a debilitar, cediendo cada vez más el peso del trabajo a sus dos hijos hasta que finalmente, a la edad de 64 años Peyo falleció el día de nochebuena de 1992 víctima de un ataque al corazón.







Ya en nuestra tienda online

Le Petit Noël et le Marsupilami. L´ete des BD!! (Shell)

Le Petit Noël et le Marsupilami
L´ete des BD!! (Shell)


A la venta un álbum de comics titulado “Le Petit Noël et le Marsupilami” publicado dentro de la serie “L´ete des BD!!”. En concreto corresponde al numero 5 de dicha colección.

El tomo está protagonizado por el personaje “Le Petit Noël” creado por André Franquin y Jean De Mesmaeker “Jidéhem”, siendo a la vez un spin-off de la serie “Spirou y Fantasio”. Asimismo contiene diez páginas que corresponden a la serie Marsupilami” y una pequeña biografía de Franquin. Otros artistas que participaron en la creación de este cómic fueron Luc Van Linthout “Stibane” y Serdu.

Se integró dentro de una edición especial editada por la petrolera Shell (Société des Pétroles SHELL). Tiene una extensión de cincuenta páginas impresas a todo color, encuadernación en tapa dura y un formato de 22,5x29,5 centímetros. Fue publicado en el año 1994 y está escrito íntegramente en francés.

Su estado es de usado aunque en buenas condiciones sin ninguna de sus páginas rotas, manchadas o separadas del lomo.

Precio: 4 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información

Comentarios realizadosComentarios recibidos


Jolan: Muy buen resumen!

Con permiso de los Pitufos, para mí la gran creación de Peyo siempre será Johan y Pirluit (que, por otra parte, constituía su serie fetiche). ¿Quién sabe dónde habría llegado este magnífico dúo de personajes si los seres azulados no les hubieran robado el protagonismo?

Aún así, he de reconocer el enorme valor de estos pequeños duendes. Sin embargo, disiento en una cosa: creo que la serie de Hanna-Barbera sólo ayudó a infantilizar más la visión de los Pitufos. La serie de animación estaba por debajo de los tebeos.

Saludos!

¿Buscando Playmobil a buen precio? Encuéntra ofertas en Ebay.¿Buscando Playmobil a buen precio? Encuéntra ofertas en Ebay.





Rosaspage: Muchas gracias Jolan por visitar la web así como por su acertada opinión.

Personalmente también creo que Johan y Pirluit hubiera llegado muy lejos de no aparecer los Pitufos. Una buena prueba de ello es que las personas que nos gusta la obra de Peyo todavía recordamos vivamente ambos personajes, no considerándolo como un simple trabajo o un "algo más" del autor, sino que incluso forma parte del mismo universo de los Pitufos, algo que afortunadamente el autor también quiso plasmar.

Efectivamente la serie de animación infantilizó los personajes aunque ayudó a popularizar estos simpáticos personajes. Algo similar ha sucedido con la película de 3D, la cual para susto nuestro ha extraído los Pitufos de su hábitat natural (un bosque de la edad media) para situarlos en el presente siglo. Sin duda alguna se podía haber hecho mejor, aunque la parte buena de ello es que ayuda a mantener el interés por los personajes.

Y de nuevo permítame una opinión personal: Me encantan los comics de los Pitufos y ni la serie de animación ni la película han sido capaces de superarlos. El genio y la crítica que Peyo insertó en sus comics son excelentes, aportando mucho más de lo que algunas personas que consideran los Pitufos como obra infantil son capaces de ver. Dos ejemplos claros de ello son "El pitufísimo" y "El pitufo verde y el verde pitufo".


José Luis Povo: Excelente artículo. Me ha gustado mucho la descripción que se hace aquí de la aldea de los pitufos y del carácter de estos personajes. A mi también me parece que las adaptaciones no han estado a la altura; la que más me gusta es el filme de animación "La flauta de los pitufos". Y de las canciones del P. Abraham guardo buen recuerdo, tenía 10 años entonces, y si la memoria y al intución no me fallan, me atrevo a decir que Bruguera adquirió los derechos a raíz del éxito en TVE de la canción. Un saludo de Tornasol.


Rosaspage: Muchas gracias José Luís por leer este artículo.

Sinceramente desconozco si en su día Bruguera adquirió los derechos o bien firmó algún tipo de contrato con la discográfica, aunque es justo recordar que la editorial publicó "La flauta de los Pitufos" en su colección "Oye Mira", un "pack" que además de la historieta (de un formato similar al Pulgarcito de inicios de los ochenta) también incorporaba una cinta de cassette.

Precisamente el dedicado a los Pitufos lo tuve yo de pequeño, aunque no recuerdo si entre las distintas canciones existía alguna del padre Abraham. Lo más lógico es pensar que si.

De esa cinta, lo que recuerdo con más claridad fue la versión pitufa del clásico "En forma" de Glenn Miller al más puro estilo de "Albin y las ardillas".


Raquel Manzanarez: Impresionante cresi con ellos mi familia y ahora mis hijos se divierten con todas las maravillosas aventuras los Pitufos la creación más extraordinaria de Peyo me gustaría tener todas la caricaturas en español para que ahora mis hijos las puedan ver viví una infancia muy feliz me divertí y me sigo divirtiendo mucho viendo toda sus creaciones felicidades señor Peyo y a todos los hicieron posible toda está hermosa creación.

¿Buscando comics de Tintin a buen precio? Encuéntralos ahora en Ebay.¿Buscando comics de Tintin a buen precio? Encuéntralos ahora en Ebay.








Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Comics
Apartados que forman la sección "Comics" dedicada al mundo del noveno arte tanto de origen europeo como español; biografías de autores/as, listados de ejemplares o un espacio en nuestra tienda donde adquirir álbumes, tomos y revistas.


Subseccion Listados de ejemplares
Subseccion Biografías de autores y autoras
Subseccion Cronologías de autores
Subseccion Artículos variados
Subseccion Consultorio




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016