Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y maquetas > > Kitt, el coche fantástico de Pilen

Kitt, el coche fantástico de Pilen

Kitt, el coche fantástico de Pilen a escala 1:43Un día cualquiera de la década de los ochenta. Nos encontramos en la sala de reuniones de la marca de miniaturas Pilen y el tema del día a tratar es acerca de las novedades que se incorporarán en el catálogo los próximos meses.

En uno de los puntos de la reunión, un directivo anuncia que ha tenido una genial idea, con el cual podrán aprovechar el tirón de la serie televisiva "Kitt, el coche fantástico" y que tanto éxito tiene en las sobremesas veraniegas de entonces. En un momento determinado de su explicación muestra orgullosamente un pequeño modelo a escala 1:43 totalmente pintado de negro. Se trata del Kitt que Pilen próximamente comercializará.

Esta persona va pasando la miniatura a las otras presentes a la reunión, y una a una la van observando con curiosidad. Unas observan la reproducción con indiferencia aunque otras con cierto interés, hasta que una de ellas, con voz baja se atreve a comentar lo que otras no se atreven a decir:

Pero Manolo -comenta- ¿El coche fantástico no es un Pontiac Firebird? Tú aquí nos estás mostrando el Intermeccanica Indra que tenemos en catálogo desde los años setenta. Depende de cómo se mire se parecen pero…"

Aquí está la genialidad de mi iniciativa -responde el directivo responsable de la feliz idea- Le ponemos un alerón atrás, tapamos las ventanillas traseras, modificamos el capó y además en el morro le ponemos un espacio para las luces rojas que van haciendo titirrit titirrit, transformando este vejestorio de Indra en un coche fantástico absolutamente fantástico, y perdóname la redundancia.

De pronto, el jefe que hasta entonces había permanecido en silencio, comenta su opinión al respecto:

- ¿Con eso quieres decir que nos ahorraremos un pastón modificando un molde que apenas usamos y en pocas semanas lo ponemos en el mercado? Pues no me parece mala idea, que ahorrar no nos vendrá del todo mal. ¡A ver si aprendéis de mi hijo, zánganos!

Evidentemente el diálogo anterior no es más que una situación ficticia pero que a grandes rasgos pudo haberse dado en la realidad. Desconocemos también si la persona que tuvo la idea fue el hijo del propietario de Pilen, aunque lo más seguro es que no fuera él. En consecuencia perdone el lector/a la pequeña licencia humorística que nos hemos permitido para escenificar la situación.

El aprovechamiento de moldes y el hecho de considerar el consumidor algo más inocentón de lo que en verdad era parecía el hobby predilecto de ciertas marcas de miniaturas, sobretodo a la hora de representar modelos de coches o furgonetas televisivas. Como niño de la época me sentía ciertamente estafado, primero por ofrecer un producto que, aunque bueno, no era lo prometido, y segundo por considerarnos más tontos de lo que éramos. La máxima de "Le ponemos un alerón para que parezca el auténtico" o "Mientras que a simple vista se parezca y lo compren, nosotros contentos." hizo que nos fijásemos en otras marcas que como mínimo ofrecían lo que prometían.

Kitt con puertas y capos abiertosPrefiero recordar ciertas marcas como Pilen por sus aciertos, aunque lo cortés no quita lo valiente y es justo también conocer estos pequeños patinazos que cometieron, los cuales actualmente no dejan de tener un regusto anecdótico, recordándose incluso con cariño. Evidentemente no solo fue Pilen la que perpetró versiones como esta, sino que otras marcas hicieron lo mismo o parecido, como por ejemplo Guiloy que calcó la idea de Pilen y transformó su Maserati Ghibli en otro Kitt, aunque afortunadamente no modificaron el molde y lo máximo que le hicieron fue pintarlo de negro, endosarle unas horribles ruedas de plástico tipo "speedwheels" e insertarle una ancha pegatina en el frontal a modo de carrusel de luces.

Curiosamente el molde del Ghibli fue anteriormente propiedad de Pilen, marca que comercializó esta miniatura en los años setenta. Al cabo de algún tiempo este molde fue adquirido por Guiloy con algunas modificaciones realizadas por la propia Pilen (eliminó detalles de la carrocería y los asientos se volvieron fijos), ofreciendo el Ghibli a partir de la mitad de los ochenta en dos versiones distintas, una de las cuales fue como particular coche fantástico. Probablemente de tener todavía los moldes del Ghibli, Pilen hubiera ofrecido este como Kitt y hubieran dejado tranquilo al pobre Indra.

Otra marca especialista en aprovechamiento de moldes antiguos fue Guisval, que adaptó su furgoneta Mercedes-Benz a escala 1:60 de los años setenta para transformarla ni más ni menos que en la furgoneta del "Equipo A" mediante un alerón rojo en la parte superior, barras protectoras en la parrilla delantera y una franja roja en el lateral. ¿Qué la bonita Mercedes-Benz se parecía a la GMC como un huevo se parece a una castaña? Bueno, y eso que más da… La cuestión es aprovechar moldes, abaratar costes y que la gente compre...



Pilen y su Indra fantástico

El precioso Maserati Indra de PilenY es así como por curiosidades de la vida, la preciosa reproducción del Intermeccanica Indra de Pilen se transformó en un abrir y cerrar de ojos en "Kitt, el coche fantástico", aportando un nuevo elemento a la historia de la chapucería hispana que tantas alegrías nos da a los buscadores de rarezas de los años setenta y ochenta.

Si hacemos caso de la inscripción existente en los bajos de la miniatura, observaremos que el modelo original fue presentado en abril de 1975 representando al Indra, un deportivo 2+2 norteamericano al estilo italiano fabricado entre 1971 y 1975 con un éxito más bien modesto. Dejando de un lado lo que Pilen quiso representar con su particular Kitt, la miniatura en si es realmente preciosa, de aquellas que desafortunadamente ya no se hacen.

Para empezar y demostrando la calidad con la cual estaba hecha, comentar que tiene practicables ambas puertas y capós, junto a suspensión y unas ruedas de dos piezas (llanta de metal y neumático de goma). Pero los "gadgets" no se acaban aquí, puesto que los asientos delanteros se inclinan hacia delante con destacable suavidad, sin forzar ninguna de las delicadas piezas. El tablero de mandos y el volante tambien se encuentran reproducidos con gran profusión de detalles.

Por otra parte, el molde de la carrocería, o mejor dicho lo que quedó después del destrozo, está muy bien realizado, con una finura de líneas y una pintura que no oculta el excelente trabajo que realizó el artista matricero. Desgraciadamente la fina pintura soporta regularmente el paso de los años, apareciendo pequeñas burbujas y desconchados.

Esta miniatura conserva los bajos realizados en metal, lo cual hace que pese bastante y de la sensación de miniatura compacta a la hora de sujetarla con la mano. Por último comentar que la sujeción entre carrocería y bajos se realiza mediante un tornillo en la parte delantera y un par de ganchos en la parte trasera, sistema habitual de Pilen en los años en que se fabricó la miniatura original. En cuanto al número de referencia, tiene el 343, el mismo que lució el Indra dentro del catálogo de Pilen.

Existen además otras versiones de este "Kitt" pintadas en un llamativo color rojo (¿De donde sacarían tal idea? ¿Acaso intentaron vender a posterioridad el Kitt como un Indra tuneado?), así como también versiones decoradas con vistosas pegatinas "Artec Man" y con las llantas pintadas de negro.



Reencuentro con un viejo amigo

Uno de los asientos abatibles del Kitt PilenAproximadamente en el año 1985 ó 1986, coincidiendo con la emisión de la serie "El coche fantástico", a un servidor lo obsequiaron con una miniatura idéntica a la que muestran las fotografías, aunque por la falta de delicadeza de unas manos infantiles el coche acabó totalmente destrozado, finalizando sus días con todas sus piezas desperdigadas en el cubo de los juguetes viejos.

Durante algunos años, el recuerdo de esa miniatura estuvo presente en mi, aunque a ser sincero, al tratarse de una miniatura realizada a escala más grande de los otros que tenía, mayoritariamente los típicos Guisval o Majorette a escalas próximas a la 1:60, hizo que mientras estuvo en activo quedase algo apartado, considerándolo más un modelo exótico que nada más.

La unidad mostrada en este artículo fue comprada a un coleccionista en el año 1998 por la nada despreciable cifra de 2.000 pesetas, encontrándose en un estado parecido al que se muestra, o sea, como si hubiera pasado ya unas cuantas aventuras. Reconozco todavía hoy que el precio pagado fue alto aunque el desembolso económico valió la pena, pues en cierta manera pude recuperar un amigo que perdí durante la infancia.

Actualmente este Kitt se encuentra aparcado junto a sus compañeros de escala y, aunque seguramente se encontraría mejor en una estantería a la vista de todos que en un triste cajón, este coche fantástico tan especial todavía sueña con nuevas y apasionantes aventuras, no olvidando que en una vida anterior fue ni más ni menos que un Intermeccanica Indra. De casta le viene al galgo...







Ya en nuestra tienda online

Bburago, su etapa clásica. Libro editado por Rosaspage

Bburago, su etapa clásica
Libro editado por Rosaspage


A la venta el libro "Bburago, su etapa clásica", el cual está dedicado a dicha conocida compañía italiana. En él se relata la historia de la esta fabricante de miniaturas die-cast a escala 1:18, 1:24 y 1:43 desde su nacimiento en el año 1976 hasta su compra por parte del grupo May Cheong en el 2006.

Además de datos curiosos, anécdotas, evolución de las miniaturas y un amplio repaso por las distintas colecciones que fabricó Bburago, en el libro también se incluye la historia de Mebetoys y Martoys, ambas compañías antecesoras directas de Bburago y gestionadas por la propia familia Besana.

Este libro escrito por Xavier Arumí Salavedra está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosaspage" e impreso en blanco y negro aunque con las cubiertas a todo color. Tiene una extensión de 126 páginas a un formato de 15x21 centímetros (tamaño cuartilla o DIN A5) y encuadernado en tapa blanda.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información

Comentarios realizadosComentarios recibidos


Santiago Sanz: Por desgracia nuestros amigos de Pilen también tuvieron la genial idea de transformar el Ford Gran Torino de la serie Starsky y Hutch en un Amc Javelin que al menos era un coupe, pero Guisval fue más alla y pusieron un Chervolet Camaro que tan solo se parecia al original por el color rojo y la linea blanca (que era una pegatina). Disfruté ambos modelos y me aficioné a los coches americanos por ellos pero cuando tuve más conocimientos de dichos modelos también descubrí que nos engañaban como lo que eramos: Unos niños.

P.D.: ahora ya tengo el autentico a escala 1/18 pero sin tiempo para disfrutarlo, cosas de la vida.

¿Buscando miniaturas PILEN a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando miniaturas PILEN a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.





Rosaspage.com: Hola Santiago y muchas gracias por su comentario.

Verdaderamente dar gato por liebre se ve que era el deporte favorito de ciertas marcas. Cierto que no estaba el horno para bollos y era preciso sacar ideas de donde fuera, pero en ocasiones esto se llevó al surrealismo como la MB del Equipo A o este mismo Kitt de Pilen.

Desde que me lo regalaron, el Kitt de Pilen me gustaba no como coche fantástico que intentaba reproducir, sino como modelo deportivo que ya por entonces intuía que era bastante más anterior de el Pontiac Firebird.

En cuanto al Camaro “Starsky y Hutch”, todavía se puede “admirar” en la propia web de Guisval, concretamente en el apartado Licencias del Museo.

A ser sincero, esta referencia tiene su gracia, aunque evidentemente no entiendo como en su día ¿otorgaron una licencia oficial al producto?, pues evidentemente el coche no se parece a un Ford Gran Torino ni de lejos.

A la larga, estos detalles hicieron que perdiese la credibilidad hacia ciertas marcas, con la sensación que vivíamos en un país donde teníamos demasiados Pepe Gotera y Otilio rondando y con un parche todo se solucionaba.

Si que éramos chicos, y algunos tan inocentes que nos colaban unos goles impresionantes por la escuadra, pero al final muchas de estas marcas perdieron el partido, ya que nos inclinamos a comprar miniaturas a marcas extranjeras como Bburago o Maisto cuando hicimos el salto al coleccionismo “serio”.


Jonathan Martínez: Hola me llamo Jonathan y soy de Ibi (Alicante), he leido el artículo sobre el coche fantástico, la verdad es que era espectacular, mi padre trabajaba en Pilen con el Sr. Climent e hizo el molde de ese coche, he tenido todos los coches, aviones,.... que salieron y el más espectacular sin duda es el Volvo 480, con el que ganó un premio a nivel europeo con esa miniatura.

Todavía conservo alguno de esos coches y aviones :)

Un saludo a todos. Jonathan


Joan Josep Manero: Conservo un grato recuerdo de esta miniatura, todavia recuerdo el dia de 1986 en que mi madre me la compro. Nada mas llegar a casa mi hermano mayor me conto de donde provenia, que en realidad se trataba del indra de pilen, asi conoci pilen y entonces empezo mi devocion por coleccionar todas las creaciones de la firma.

De todas formas, creo necesario rectificar a fin de que no se divulguen falsas informaciones y se cree confusión entre los lectores, que el indra no es un maserati. Se trata de un intermecanicca, firma fundada e italia pero posteriormente establecida en canada y USA productora de grandes GTs al estilo italiano, equipadas con mecanica de origen general motors con claro objetivo en el mercado norteamericano. Bien es cierto que sus lineas evocan a otros gts de la epoca, pero para nada es un maserati. Podeis contrastarlo en www.intermecanicca.org

El que si era un maserati era el ghibli de pilen/guiloy, curiosamente tambien tuve la horrenda version "coche fantástico" de pequeño.


Rosaspage.com: Gracias por su comentario apreciado Joan Josep y sobretodo agradecimientos por la puntualización acerca del Indra, el cual efectivamente no se trataba de un Maserati sino de un deportivo norteamericano de los años setenta realizado al más puro estilo italiano. Así pues, a la hora de recibir esta corrección se ha rectificado el presente artículo.


Shabranigudú: Pues yo de pequeño rabiaba por un coche fantastico y no lo conseguí.

Era curioso, varios dias con mi padre dando una vuelta yo estaba mirando por todos lados un coche fantastico y mi padre me decia"ahí tienes uno" y yo le decia "ese no es, es falso".

Desde esta penosa reproducción, hasta los stratos pintados de negro se vendian como coches fantasticos, era dificil (pero no imposible) encontrar el bueno. Yo le he tenido ...

Hasta hace unos meses que cayó el de Skynet 1:43, eso si que es una preciosidad. La espera no es que haya merecido la pena pero bueno, ahí esta y por lo menos no ha acabado echo polvo como casi todos los que tuve.

¿Buscando miniaturas PILEN a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.¿Buscando miniaturas PILEN a buen precio? Encuéntralas ahora en Ebay.








Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016