Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Libros > > Julio Verne era vidente y adivinó el futuro

Julio Verne era vidente y adivinó el futuro

Turtle: El primer submarino militar de la historiaProbablemente la afirmación elegida como título de este articulo es la más común entre aquellas personas que recién descubren la obra de Julio Verne, pues la anticipación que en ellas hace de máquinas y situaciones que surgirán con posterioridad podría casi calificarse de sobrenatural por su número de coincidencias.

Pero no se deje engañar. Ni Julio Verne era vidente ni tampoco era capaz de adivinar el futuro como algunos ignorantes de su obra y vida quieren hacernos creer. Lo que si caracterizó realmente a este autor fue su portentosa imaginación y entusiasmo respecto a los avances técnicos de su época. A su vez era gran conocedor de las teorías que muchos inventores del siglo XIX auguraron para las siguientes décadas.

Gran número de sus novelas plasmaban en su misma sociedad y época la aparición de inventos y teorías que por aquel entonces solo existían en los cálculos de los científicos así como en el tablero de diseño de algún atrevido inventor.

En la actualidad el autor francés junto al británico H.G. Wells es considerado como uno de los pioneros del género de la ciencia ficción, combinando tecnología inexistente en ese momento con el género de aventuras. A su vez dichas obras plasmaban la capacidad del ser humano para perjudicar a sus semejantes con avances técnicos y científicos. Ello es denunciado sistemáticamente en sus obras más famosas como por ejemplo "20.000 leguas de viaje submarino", "Robur el conquistador", "La isla misteriosa" o "Dueño del mundo".

Conocedor de la psicología humana, Julio Verne no se equivocó al vaticinar que en el futuro muchos de estos inventos continuarían siendo desarrollados dentro del ámbito militar. Y subrayamos la palabra continuarían porque precisamente en el siglo XIX ya se dieron destacados ejemplos de ello, surgiendo inventos que en tiempos del autor todavía eran considerados como "armas secretas" y que no se desarrollarían plenamente hasta el siglo mucho más tarde.

Aunque algunas personas con desconocimiento de la historia pueden afirmar que el submarino es posterior al "Nautilus" del Capitán Nemo, lo cierto es que máquinas sumergibles ya se venían utilizando en el campo militar desde el siglo XVIII, concretamente durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783).

Se conoce que con la intención de hundir el barco de guerra ingles HMS Eagle, el ejercito norteamericano utilizó una máquina sumergible llamada "Turtle" (tortuga) y que puede considerarse el primer submarino creado para fines bélicos de la historia. A destacar que este mini-submarino monoplaza es el que aparece en el dibujo que ilustra este artículo.

Debido a que habitualmente los cascos de los barcos eran de madera, la función del "Turtle" era situarse bajo el buque enemigo, practicar un agujero en él e introducir en su interior una carga explosiva. No obstante, en la operación de sabotaje que se realizó en la noche del seis al siete de septiembre de 1776, el operador del "Turtle" se percató que el buque objetivo del ataque se encontraba reforzado con placas de cobre que hacían imposible su perforación. Abortando la operación, su huida fue observada por marineros del buque británico, los cuales con un bote se lanzaron en su persecución. Dándose cuenta de ello, el submarino dejó ir un torpedo explosivo que hundió el bote perseguidor.

No sabemos si Julio Verne era conocedor de esta anécdota de la historia, aunque si seguramente conocía los trabajos del norteamericano Robert Fulton (inventor del barco movido con motor de vapor) en referencia a buques submarinos, uno de los cuales bautizó como "Nautilus" a inicios del siglo XIX.

Por otra parte, el primer submarino movido por tracción no-humana fue botado precisamente en Francia durante el año 1863, seis años antes de la aparición de "20.000 leguas de viaje submarino". Se trataba del "Plongeur", un buque de cuarenta y cinco metros de longitud que navegaba gracias al empleo de aire comprimido. Este submarino fue desmantelado por la Marina Francesa en el año 1867 debido a sus problemas de estabilidad.

Lo que si fue mérito de Julio Verne fue idear un submarino tremendamente avanzado para la época y que superaba a todos cuantos se habían realizado hasta entonces al utilizar energía eléctrica a la hora de propulsarse. Dicha energía se utilizó por primera vez en el prototipo de submarino que Isaac Peral concibió en 1888 para la Armada Española y el cual finalmente fue desestimado. Probablemente esta innovadora arma habría cambiado el curso de la historia en la guerra Hispano-Americana de finales del siglo XIX.

Una década después de la muerte del escritor los U-Boot alemanes con motores Diesel sembraban el terror en los mares durante la Primera Guerra Mundial. Llegados a este punto, es probable que usted se esté preguntando que si desde el siglo XVIII existía el submarino como arma militar, porque su aparición masiva no se concretó hasta la Primera Guerra Mundial (1914-1918). La respuesta es tan simple como sorprendente: Creado especialmente para actos de sabotaje, el empleo del submarino no se consideró como un medio honorable por parte de los militares, pues la lucha "honesta" debía realizarse en igualdad de condiciones. De hecho, incluso durante el primer conflicto mundial se acusó a Alemania de utilizar medios impropios a la hora de hundir barcos enemigos.

Pero dejemos el mundo submarino para abordar la exploración espacial, uno de los aspectos relacionados con la obra de Julio Verne que más rumorología adivinatoria (e incluso conspirativa) genera.

Con las novelas "De la Tierra a la Luna" (1865) y "Alrededor de la Luna" (1869), de nuevo la imaginación popular otorga dotes de adivino al autor, resultando completamente disparatadas cuando este no hizo más que narrar un posible viaje hacia el satélite utilizando datos que ya se conocían en la época.

Datos como la euforia producida por un exceso de oxigeno en el interior de la cápsula, la ausencia de gravedad y sus efectos o el hecho que en el espacio los objetos arrojados fuera de cualquier nave "persiguen" a esta son detalles que en el siglo XIX ya se habían estudiado, los cuales el escritor incluyó en su obra para darle más verosimilitud.

Independientemente de ello, lo que si resulta curioso es que la novela "Alrededor de la Luna" apareció de manera seriada a finales de 1869, cien años antes que el primer humano pisara la Luna. Por otra parte, tanto en la ficción como en la realidad la expedición estaba formada por tres hombres y la nave ficticia se llamó Columbiad cuando el nombre de la real fue Columbia (este nombre fue puesto al modulo de mando que permanecieron orbitando alrededor del satélite). Por último ambas naves amerizaron a su regreso al planeta Tierra.

Otra coincidencia con la realidad en estas novelas fue la aparición de un gigantesco cañón que propulsó la nave a modo de proyectil en su viaje hasta Luna. Aunque de emplearse tal método en la realidad sus ocupantes habrían muerto aplastados dentro de la cabina, la aparición de un cañón de grandes proporciones se transformó en una triste realidad durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial, pues por aquel entonces el ejercito alemán puso en funcionamiento el "Pariser Kanonen", un enorme cañón de hasta trenta y seis metros de longitud. Disparando proyectiles de doscientos diez y doscientos cuarenta milímetros se encontraba montado encima de raíles ferroviarios y bombardeó la ciudad de Paris a ciento treinta kilómetros de distancia. Desafortunadamente los cañones de gran alcance volverían a aparecer durante la siguiente guerra mundial.

Finalmente, y tal como se especifica en el articulo "Julio Verne y los ovnis del siglo XIX", también fueron contemporánea a las novelas de Julio Verne máquinas voladoras que evolucionarían como dirigibles, aunque en aquellos últimos compases del siglo XIX resultaban tan extrañas que muchas personas confundieron a sus tripulantes con extraterrestres llegados de Marte. Tal fue la psicosis que se produjo entre la población norteamericana de la época que aquel curioso episodio todavía se recuerda como una de las grandes oleadas de ovnis de la historia.

Buscar ofertas en Amazon¿Buscando libros escritos por Julio Verne a buen precio?

Encuentra ofertas en
Logotipo Amazon









Tienda onlineEn la tienda online de Rosaspage.com encontrarà...

Historias Selección (Editorial Bruguera). Lote de 12 ejemplares

Historias Selección (Editorial Bruguera)
Lote de 12 ejemplares


Precio: 36 euros
Precio por libro: 3 euros


Más informaciónVer más información acerca de este lote de libros.
Tienda online de esta webVer más artículos en nuestra tienda online.





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este artículo Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.






Sección de libros

Sección de Libros

Apartados que forman la sección de libros y en las que podrá encontrar artículos, biografías, bibliografías de autores/a o adquirir libros nuevos y usados.

Resúmenes de libros - Reseñas y opiniones acerca de libros - Biografías de autores y autoras - Artículos variados sobre libros - Consultorio - Bibliografías - Listados - Comprar libros en nuestra tienda online - Comprar libros juveniles en nuestra tienda online


- Política de privacidad - Acerca de rosaspage.com - © www.rosaspage.com 2001-2018