Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Libros > > Historia de IBM

Historia de IBM

Thomas John Watson, presidente de IBM entre 1914 y 1956Como probablemente usted podrá suponer, la historia de la informática está formada por la intervención de una increíble multitud de personas así como de empresas, aportando cada una de ellas determinadas invenciones o sistemas de hacer las cosas.

No obstante, entre el grupo de empresas es justo destacar a IBM no solo por la invención del "Personal Computer" (PC) y la popularización de sistemas operativos como MS-DOS y Windows, sino también por la invención del disquete, el disco duro, la banda magnética e incluso el cajero automático, todas ellas máquinas que utilizamos a diario y sin apenas darnos cuenta.

Y lo más sorprendente es que IBM es una empresa mucho más antigua de lo que muchas personas suponen, pues aunque su nacimiento oficial fue en el año 1911 sus orígenes se remontan mucho más atrás. De hecho IBM nació el día 16 de junio de ese año bajo la denominación "Computing Tabulating Recording Corporation" (CTR) y como resultado de la fusión de cuatro compañías históricas como "Tabulating Machine Company", "International Time Recording Company", "Computing Scale Corporation" y "Bundy Manufacturing Company".

Tales compañías surgidas todas ellas en el siglo XIX eran auténticas especialistas en la fabricación de sistemas de computación o de control como por ejemplo la máquina eléctrica de tabulación inventada por Herman Hollerith de Tabulate Machine Company. Por su parte, William Bundy de Bundy Manufacturing Company fue el inventor del reloj de fichar, el cual gravaba en una cinta de papel los tiempos de llegada y salida de los empleados.

Esta fusión permitió a CTR empezar sus actividades con un total de mil trescientos empelados repartidos en diversas plantas y laboratorios de los Estados Unidos, algunos de los cuales se encontraban en ciudades como Nueva York, Washington, Detroit y Ohio. Aparte también existían delegaciones en las ciudades canadienses de Toronto y Notario.

También gracias a esta fusión la gama de productos inicial era amplia así como variada, fabricando y comercializando desde máquinas tabuladoras de tarjetas perforadas hasta cortadoras automatizadas de carne y queso. No obstante, con el paso de los años la compañía se centró en la producción de máquinas tabuladoras, resultando una decisión clave para su futuro.

Este punto de inflexión se produjo en 1914 cuando ingresó en la joven compañía Thomas John Watson, procedente de National Cash Registrer Co. y quien renovó por completo el sistema de ventas de CTR. Una de sus tácticas fue la de inculcar el orgullo empresarial tanto a sus vendedores como a todo el personal, convirtiendo su eslogan "Think" (piensa) en un auténtico mantra para sus empleados.

Casi un año después Watson se convirtió en el presidente de CTR, siendo precisamente en ese momento en el cual la compañía se centró casi exclusivamente en la producción de aparatos para tabulación. Tal estrategia fue del todo acertada, pues solamente cuatro años después los ingresos de la compañía se elevaron a nueve millones de dólares, extendiéndose sus operaciones a varios continentes.

Fue precisamente consecuencia de este nuevo enfoque que en el año 1924 la compañía se renombró con el definitivo "Business Machines Corporation" o lo que es lo mismo, IBM. Como curiosidad comentar que tal nombre no era original, pues ya lo utilizaba desde hacia años una de sus filiales canadienses.

Entre los clientes destacados de IBM se encontraban organizaciones gubernamentales que necesitaban procesar grandes cantidades de información, incluyéndose entre estos el gobierno federal de los Estados Unidos, quien le solicitó un sistema que pudiera mantener los registros de empleo de veintiséis millones de personas. Pero paralelamente otro de sus principales clientes era el gobierno nazi de Adolf Hitler, quien a través de su filial en Alemania se interesó por la maquinaria que ofrecía la compañía.

Se da el caso que Thomas Watson se entrevistó con el dictador alemán para discutir cuestiones sobre el suministro de equipos, momento que fue aprovechado por Hitler para otorgar al norteamericano una medalla creada expresamente para extranjeros que, siempre según sus palabras "demostraron ser dignos del Reich alemán". Además de constituir un acto propagandístico, la medalla se convirtió en la prueba que IBM contribuyó a la automatización de datos en la Alemania de finales de los años treinta. En 1941 y ya en plena guerra la compañía perdió el control de sus negocios en Alemania y Watson devolvió la medalla.

Como otras muchas compañías de países que participaron en la Segunda Guerra Mundial, durante el transcurso de la contienda bélica las instalaciones de IBM se destinaron a la fabricación de armamento, concretamente de la Carabina M1 y del fusil automático Browning. Paralelamente se investigó la creación de computadoras completándose tales estudios en 1944 con la máquina Harward Mark I, la cual fue encargada por la Armada de los Estados Unidos y destinada a fines bélicos.

Finalizada la guerra y ya en el año 1952 Thomas Watson Jr. se convirtió en el sucesor de su padre al frente de la compañía y solamente un año después la firma presentó el IBM 701. Considerado el primer gran computador basado en válvulas de vacío y primero de una larga lista de máquinas similares. Precisamente fue gracias a la versión 704 que Arthur L. Samuel, ingeniero del laboratorio de nueva York ideó un sistema para que la máquina pudiera jugar a las damas y aprender a partir de su propia experiencia, siendo la primera demostración práctica del concepto de inteligencia artificial.

En 1957 la empresa protagonista de este artículo sorprendería al mundo entero con el primer sistema de almacenamiento sobre disco, considerándose el predecesor de los discos duros actuales. Otra de las grandes aportaciones de la compañía durante esta época fue la creación del lenguaje Fortran. Solamente dos años después IBM presenta ordenadores formados por transistores, los cuales sustituyeron las válvulas de vacío y redujeron de forma drástica el volumen de los sistemas informáticos. Ello permitió que estas máquinas empezaran a ser utilizadas regularmente por empresas privadas, pues hasta el momento solo habían estado al alcance de organismos gubernamentales. Gracias a estos avances la compañía se centraría cada vez más en la fabricación de ordenadores, abandonando la fabricación de equipos para tarjetas perforadas y de máquinas de escribir.

Pero no fue hasta el año 1964 en que la compañía creó el concepto System/360 que literalmente revolucionó el mundo de la informática. Tal sistema propuesto por el gigante industrial permitía intercambiar los programas y periféricos entre distintos ordenadores. Aunque hoy en día tal idea puede parecer obvia, hasta entonces cada ordenador era una caja cerrada, siendo imposible intercambiar periféricos y software con otro ordenador similar. Aunque los estudios que sirvieron para desarrollar este sistema casi llevaron la compañía a la quiebra, al cabo de pocos años generó una gran cantidad de beneficios en IBM, situándola además como líder dentro de la fabricación de ordenadores.

Pero precisamente este liderazgo en el mercado traería nuevos quebraderos de cabeza a la compañía, pues a mediados de la década de los sesenta IBM fue investigada bajo la sospecha de monopolio en el mercado de los ordenadores, iniciándose juicios por este caso en el año 1969 y no terminándose hasta 1983. Afortunadamente durante los años setenta IBM continuó investigando nuevos productos, creando el 1971 el disco flexible así como los predecesores de los actuales lectores de códigos de barras.

Llegamos hasta el año 1981, fecha en la que la compañía presenta su IBM PC, un ordenador destinado hacia un ámbito doméstico y cuyo enorme éxito sorprendió la propia compañía, pues tal proyecto fue desarrollado de forma muy rápida y comprando componentes de gama baja a otros fabricantes, lo cual era totalmente inédito para la firma. Aparte, el sistema operativo de la máquina fue encargado a una pequeña empresa denominada Microsoft de un joven y desconocido Bill Gates.

Debido a que los componentes del PC no eran fabricados por la propia IBM sino por otras compañías, muy pronto aparecieron equipos "clónicos" basados en la misma estructura. A esta popularización también ayudó en gran manera la idea de Microsoft sobre vender licencias de su sistema operativo a otros fabricantes. Fue así como paradójicamente, el mayor éxito comercial en la historia IBM fue una de las principales causas que en enero de 1993 la compañía anunciase unas perdidas de ocho mil millones de dólares, un auténtico record hasta entonces por parte de una empresa norteamericana. El motivo de ello fue la propia competencia del sistema PC fabricado por otras compañías.

Afortunadamente el destino guardaba una sorpresa positiva para la compañía, materializándose esta en la aparición dentro de la ejecutiva de Louis V. Gerstner Jr. Procedente de empresas del ramo de la alimentación, su aporte fue un auténtico revulsivo al transformar paulatinamente una empresa vendedora de equipos informático en suministradora de servicios. Esta tendencia la continuó su sucesor al frente de IBM hasta que en el año 2003 el 50% de sus ingresos procedían de servicios mientras que la venta de equipos suponía solamente un 30%. Finalmente en el año 2004 IBM terminó las negociaciones para vender su división de ordenadores al grupo chino Lenovo por algo más de mil doscientos millones de dólares.




Buscar ordenadores de oferta en Ebay¿Buscando ordenadores nuevos y de ocasión? Encuentra ofertas en Ebay.







Ya en nuestra tienda online

27. Los ordenadores.. Biblioteca Salvat Grandes Temas

27. Los ordenadores.
Biblioteca Salvat Grandes Temas


Perteneciente a la Biblioteca Salvat de Grandes Temas, el título Los Ordenadores es un amplio repaso de la historia y evolución de los ordenadores desde su nacimiento hasta mediados de los setenta, fecha de publicación de este libro, realizándose incluso hipótesis (algunas cumplidas y otras no) sobre el papel de la informática en un futuro que ahora ya es nuestro presente.

Este libro resulta sumamente interesante por varios aspectos, primero por conocer la historia y evolución de las computadoras y también para comprobar la implementación del ordenador en el ámbito profesional de los años setenta, contando dicho ejemplar de gran cantidad de fotografías.

El estado de este libro es usado aunque bueno, sin páginas rotas, machadas o separadas del lomo. Fue editado por Salvat en 1975 y tiene algo más de 140 páginas.

Precio: 2.5 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección de libros
Apartados que forman la sección de libros y en las que podrá encontrar artículos, biografías, bibliografías de autores/a o adquirir libros nuevos y usados.

Subseccion Resúmenes de libros
Subseccion Reseñas y opiniones acerca de libros
Subseccion Biografías de autores y autoras
Subseccion Artículos variados sobre libros
Subseccion Consultorio
Subseccion Bibliografías
Subseccion Listados
Subseccion Comprar libros en nuestra tienda online
Subseccion Comprar libros juveniles en nuestra tienda online




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016