Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Juegos y juguetes > > Cinematic Super 8 de Nacoral

Cinematic Super 8 de Nacoral

Proyector Cinematic Super 8 de NacoralAspecto del proyector de Nacoral con su carcasa cerrada.
Aunque durante la década de los setenta el Cinexin, con su característica carcasa naranja, fue el proyector infantil más conocido, lo cierto es que durante esos años muchas otras marcas contaban en su catálogo con algún que otro proyector, como por ejemplo Payá, Bianchi o Nacoral, cuyo Cinematic Super 8 protagoniza el presente artículo.

Tal y como se comenta en el capítulo dedicado al Cinexin del monográfico sobre Exin, ya antes de los años setenta existieron muchos y variados proyectores infantiles de cine y pre-cine, como el recordado Cine Nic, los variados proyectores de Payá o incluso el Cine Skob, inventado ni más ni menos que por el conocido dibujante de comics Josep Escobar (Zipi y Zape, Carpanta, Petra, etc...). Cada uno con su sistema e incluso su formato de película propio, algunos de ellos eran auténticas filigranas en lo que refiere a imaginación e ingeniería en su diseño y construcción.

No obstante, tanto la llegada del plástico al mundo del juguete como la incorporación del sistema de 8 milímetros en películas domésticas (y por tanto más baratas), propició que durante los años setenta apareciese una nueva generación de proyectores infantiles, algo más sofisticados que sus antecesores, bastante más fiables y que tomaban de las pilas la energía necesaria para su funcionamiento. Recordemos que antes de esta época, y tomando el caso del conocido Cine Nic, en este era necesario enchufarlo a la red de corriente eléctrica para su funcionamiento, lo cual se hacia aconsejable que lo manipulase un adulto. Con los proyectores de los años setenta era el propio niño/a quien podía manipular tranquilamente el juguete sin peligro a descargas eléctricas debido a un uso indebido.

Pero sin duda alguna fue el formato de película en 8 milímetros (y su evolución Super 8) la que ayudó a popularizar este tipo de juguete, pues era un formato idéntico al utilizado en los proyectores caseros que tan de moda se pusieron durante aquellos años, resultando un tipo de película que salía relativamente económico para las empresas jugueteras que trabajaban con él.

Proyector Cinematic Super 8 de NacoralProyector Cinematic Super 8 equipado con una bobina marca Bianchi y sin la carcasa que oculta la mecánica.
Fabricado por la juguetera zaragozana Nacoral, el Cinematic Super 8 se trataba de un proyector bastante sencillo aunque ciertamente completo, con una estructura y técnica similar a la utilizada en otros proyectores coetáneos con los que compartía mercado. Por cierto, curiosamente Payá tenía un proyector muy parecido al Cinematic, incluso con algunas piezas idénticas. Desconocemos si esto se debió a la casualidad, por un plagio de una marca hacia la otra o bien que ambas empresas compartían piezas para así abaratar costes de producción.

Sea como sea, el Nacoral tenía un atractivo muy especial que lo hace actualmente uno de los proyectores de los setenta más buscados. Aparentemente se asemejaba a un proyector "de verdad", pues su diseño era como una versión miniaturizada de los proyectores que usaban los adultos. En lo referente a colores, el Cinematic Super 8 era bastante sobrio, pues en la carcasa predominaba básicamente el color gris oscuro con la parte central en gris claro. Las letras Nacoral Cinematic Super 8 estaban cromadas, lo que todavía daba un aspecto más solemne al conjunto. En el modelo utilizado como referencia para este artículo, en un rincón de la carcasa pueden leerse las inscripciones: "Nacoral, S.A.", "Made in Spain" y "Ref. 152". Para finalizar la descripción del aspecto exterior, en la parte superior de la carcasa existía una asa para trasportar con comodidad el proyector.

Para acceder al compartimiento de las pilas, de las cuales utilizaba tres del tipo LR20 de 1.5 V, se tenía que extraer un único tornillo (y de dimensiones considerables) para así sacar la tapa que dejaba al descubierto la mecánica del juguete. Esta era una operación que necesitaba realizarse con cuidado, pues al abrir esta parte quedaba al aire el cableado del proyector, un cableado por otra parte muy sencillo y sobretodo débil, que exigía de su usuario/a un extremo cuidado para evitar roturas. Sin duda alguna este es uno de los puntos más negativos de este juguete, pues sin querer se podía estirar algún cable que al desprenderse dejaba inútil el proyector. Por otra parte, este tipo de avería no era demasiado difícil de reparar, aunque evidentemente hubiera sido deseable que no se produjera a causa de un uso más o menos normal o a consecuencia una tarea rutinaria como cambiar las pilas.

Una vez colocadas las pilas en su lugar correspondiente, ya se podía empezar a utilizar el proyector. Para insertar la bobina con la película se tenía que retirar otra tapa situada en el otro lado de la carcasa, la cual estaba sujeta a presión gracias a unas pestañas que se insertaban en el cuerpo del propio proyector..

Para quien no esté acostumbrado a utilizar de este tipo de proyectores, la colocación de una película en este Nacoral le parecerá un auténtico lío, aunque vale la pena decir que su sistema era el utilizado frecuentemente por la gran mayoría de proyectores tanto de juguete como incluso profesionales. En primer lugar se acomodaba la bobina con la película en el soporte situado en la parte superior izquierda y después se pasaba con cuidado la cinta por los diversos pivotes, una ruta señalizada por flechas que estaban dibujadas en relieve en la propia carcasa del proyector. Finalmente, se sujetaba la película en la bobina de la parte inferior, la cual rodaba de forma solidaria con el motor y que también realizaba las funciones de arrastre.

Cabe decir que, por ahorro de material o simplificación del diseño al máximo, los pivotes por dónde pasaba la película eran simples piezas de plástico sin movilidad, por lo que la película, con un uso prolongado, se podía llegar a rayar a causa de estas piezas, en cuyos extremos superiores y debido a un mal corte a la hora de desmoldar la pieza, podían existir rebabas ciertamente afiladas que aunque inofensivas para los dedos de los niños, resultaban peligrosas para las películas.

Proyector Cinematic Super 8 de NacoralCompartimiento de las pilas abierto, quedando también a la vista el delicado cableado.
Como aspecto positivo, comentar que en este proyector se podían ver películas diseñadas para otros proyectores de juguete, siendo compatible su método de anclaje de la bobina con el de otras marcas. En las fotografías adjuntas a este texto puede observarse que, a falta de película original de Nacoral se ha insertado una para el proyector Bianchi, la cual también funciona perfectamente en este modelo en concreto.

Tal y como también se puede comprobar en las fotografías, los elementos de control del proyector no pueden ser más sencillos, existiendo en todo el proyector un solo interruptor de arranque y paro del mecanismo. El ajuste de las lentes se realizaba manualmente y de forma muy sencilla, pues se apretaba o estiraba de la pieza de la lente dependiendo de la distancia de la pantalla de proyección.

A diferencia del Cinexin, cuyo arrastre se efectuaba de forma manual, el proyector de Nacoral disponía de un pequeño motor del tipo DC magnético muy usado en juguetes, el cual permitía una sola velocidad y en un solo sentido. En este aspecto, hay que reconocer que Exin diseñó muy bien su Cinexin, pues hizo que fuese más interactivo y más jugable que el resto de proyectores.

Las películas se suministraban en formato de bobina, lo cual era muy común en esa época y casi el único sistema que se empleaba, pues incluso las películas del Cinexin coetáneo del Cinematic eran realizadas en este formato hasta la aparición de los casettes para el Super Cinexin de los años ochenta.

En cuanto a las dimensiones del Cinematic Super 8, estas eran bastante compactas, pues media solo unos 21 centímetros de largo, 17,5 de alto y 8,4 de ancho. En lo que respecta a las películas, cada bobina tenía aproximadamente unos 15 metros de longitud y la velocidad usada era de 18 fotogramas por segundo.

¿Buscando Cinexin a buen precio? Encuéntralo ahora en Ebay.¿Buscando Cinexin a buen precio? Encuéntralo ahora en Ebay.







Ya en nuestra tienda online

Clicks de PLAYMOBIL: Historia y evolución. por X. Arumí (Rosaspage)

Clicks de PLAYMOBIL: Historia y evolución
por X. Arumí (Rosaspage)


En 1974 la empresa alemana Geobra Brandstätter revolucionó el sector mundial juguetero con el lanzamiento de una pequeña figura de acción: El click de Playmobil. Muy pronto la pequeña gama inicial se vería ampliada hasta límites insospechados y todavía hoy Playmobil es una de las marcas líderes gracias a su modesta pero atractiva figura.

Este libro escrito por Xavier Arumí es un completo estudio sobre la historia y evolución de los clicks y de la compañía Playmobil. Contiene además capítulos especiales dedicados a Horst Brandstätter y Hans Beck, los precursores de este genial juguete. Aparte tambien existe un rincón especialmente dedicado a las otras figuras que compartieron mercado nacional con Famobil, como por ejemplo los Airgamboys, Comanboys, Cefa-Boys, chiquicerillas, etcétera...

Este libro está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosapsage", tiene 102 páginas editadas en un práctico formato de 15x21 cm. y con fotografías de gran formato. Se encuentra impreso en blanco y negro aunque las cubiertas son a todo color.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Juegos y Juguetes
Apartados que forman la sección "Juegos y Juguetes" en los que encontrará listados de referencias de juguetes clásicos, fotografías de aficionados, artículos sobre fabricantes, juguetes en 3D, nuestro monográfico dedicado a Exin y un consultorio entre otros contenidos.


Subseccion Marcas clásicas
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Noticias
Subseccion Artículos variados
Subseccion Monográfico sobre Exin
Subseccion Juguetes virtuales en 3D
Subseccion Comprar juguetes en nuestra tienda online




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016