Rosaspage.com online desde 2001
Se encuentra en: Inicio > Miniaturas y maquetas > Historia de compañías > Historia de Miniaturas Eko

Historia de Miniaturas Eko

Miniatura del Citroën AMI 6 de ekoTal y como se comenta en diversos artículos de esta misma web, en los años cincuenta del pasado siglo la industria juguetera vivió una auténtica revolución con la aparición del plástico. Gracias a su maleabilidad y sobretodo bajo precio de coste sustituyó muy eficazmente materiales utilizados tradicionalmente hasta entonces como el latón, corcho, cartón o madera. A su vez, ello propició la aparición de nuevas compañías que utilizaban el plástico como única materia prima, ofreciendo productos a un precio tremendamente competitivo.

En el mundo de las miniaturas se produjo un efecto prácticamente idéntico al que afectó a las jugueteras, pues al ser productos básicamente enfocados hacia chicos y chicas muchas empresas vieron su gran oportunidad con este nuevo material y la forma de trabajar con él. Aunque en muchos casos las compañías de miniaturas adoptaron el zamak (aleación de distintos metales) para realizar sus productos y que prácticamente se trabaja igual que el plástico, otras como por ejemplo Eko adoptaron el plástico como material básico.

Pero antes de entrar de lleno en la historia de esta marca, permita el lector/a de este texto destacar que varios de los datos insertados en él proceden del señor Rafael Coral, un excelente modelista que durante varios años trabajó en esta compañía.

Su existencia arranca en el año 1956 cuando dos socios, los cuales eran primos hermanos, fundaron la empresa "Industrias Blasco" situada en la calle València de Barcelona. Esta empresa estaba centrada en crear y comercializar productos de entretenimiento infantil, siendo ya sus primeros productos vehículos y complementos para dioramas ferroviarios a escala H0. A su vez dividieron su oferta en reproducciones de vehículos civiles y militares.

Al igual que sucede con muchas otras compañías, su aparición no fue espontánea sino que derivó de un negocio anterior, en concreto del fundado por el señor M. Blasco Montserrat quien comercializaba las típicas "baratijas" que se podían encontrar en mercadillos o kioscos. De hecho, la primera ubicación de Eko fue la misma que el almacén de baratijas del señor Blasco, en cuyo piso superior se encontraba el hogar de su propietario.

Aunque la nueva generación de propietarios continuó con el negocio de las baratijas, a su vez desearon fabricar un tipo de producto con mejor acabado. Por otra parte el nuevo negocio no perdió el carácter de empresa familiar, pues el hecho que familiares de los propietarios viviesen cerca de las instalaciones facilitó encontrar "mano de obra" y la expansión de la empresa. Posteriormente la empresa se trasladó hacia la cercana población de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde instaló sus oficinas en la calle Progrés y fábrica en la calle Onésimo Redondo (hoy Rafael Campalans). Al cabo de unos años las oficinas se trasladaron hasta el edificio de la fábrica, produciéndose en consecuencia problemas por falta de espacio. A destacar que la sede definitiva de Eko constaba con cinco plantas distribuidas como a continuación se indica:

- Planta baja: En ella se encontraba la recepción así como también la oficina donde se daba trabajo a las personas que montaban las miniaturas en sus hogares.

- Primer piso: En este piso se realizaba la fabricación y montaje de las miniaturas, estando instaladas en él las diez ú once máquinas inyectoras con las que contaba la compañía. Gracias a este número de inyectoras se podía hacer modelos de varias gamas a la vez (aviones, coches, tanques…).

- Segundo piso: Esta planta estaba destinada al almacenaje de la utillería utilizada para la fabricación de miniaturas, conociéndose que en total existían unos cien metro lineales de estanterías.

- Tercer piso: En este piso trabajaba el personal de oficinas, siendo ahí donde también se encontraban los despachos de dirección y se gestionaban las exportaciones de la compañía. Aunque su principal mercado era el interno la empresa también tenía cierto volumen de exportaciones, las cuales eran tremendamente complicadas básicamente por la gran cantidad de documentación solicitada.

- Cuarto piso: Finalmente el piso superior del edificio se utilizaba como almacén de producto acabado y listo para su comercialización.



Los productos de Eko

El grueso de productos del catálogo de Eko lo formó diminutas aunque muy bien realizadas miniaturas de coches usuales en aquellos años, desde utilitarios como el Seat 600 o el Renault 4 hasta vehículos tan exóticos como el Chevrolet El Camino sin olvidarse de bólidos como por ejemplo el Mercedes-Benz 300 SLR. También fue especialmente amplia la gama de camiones, ya fueran de caja corta y trailers basándose en modelos Ford, Magirus, Pegaso o Mercedes-Benz. En el ámbito militar, la marca ofreció versiones bélicas de vehículos como el Jeep, camiones Ford e incluso la aparición de tanques con una colección propia, los cuales todo hay que decirlo estaban copiados de otras compañías.

Por su parte la empresa también fabricó una línea de excelentes miniaturas a escala 1:43 y en la cual se representaban coches de época, siendo estos modelos ávidamente buscados por los coleccionistas a pesar que el catálogo prácticamente se copió de marcas francesas. Asimismo no quisiéramos terminar este párrafo sin comentar que nuestro amigo Rafael fue le responsable de la creación del autobús "Hispano Suiza" y del "Alfonso XIII" a 1:43, el cual reprodujo a partir de solo dos fotografías aparecidas en la prensa (y encima una de ellas con el propio Rey Alfonso XIII ante el coche). La realización de esta miniatura fue tan buena que tiempo después un restaurador valenciano de coches llamó a Eko por si le podían facilitar los planos del Alfonso XIII, pues en esos momentos estaba restaurando una unidad y le interesaba consultarlos. La sorpresa fue mayúscula para este profesional cuando le contaron que la miniatura fue confeccionada casi a "ojo". Por cierto, otro producto creado por este mismo modelista fue la reproducción del tanque británico Matilda.

Paralelamente también comercializó algunas de sus miniaturas en formato kit, realizando cajas con varias unidades y agrupándolas por nacionalidades. También en formato kit nuestra protagonista ofrecería solamente en los años 1979 y 1980 diversas referencias de Anguplas a escala H0, reproduciendo vehículos clásicos bajo el nombre "Alt Berlín" y con una presentación más cuidada que el resto de gama habitual. En el polo opuesto la empresa realizó miniaturas más económicas inyectadas en plástico semi-rígido, sin cristales y con las ruedas de una sola pieza unidas directamente a la carrocería mediante pivotes. Estas miniaturas habitualmente se vendían a precios muy económicos en mercadillos y kioscos entrando ya de lleno en el mundo de la baratija, un mercado ampliamente conocido por nuestros protagonistas.

Algunas de compañías que sirvieron de inspiración a los productos Eko fueron la alemana Wiking así como Peetzy-Roco y Roskopf, sin olvidarse de Anguplas, de la cual la protagonista de este articulo heredó sus moldes cuando cerró en 1967. Eso sí, con el compromiso de no comercializar dichos modelos hasta la década de los setenta.

Además de reproducciones de vehículos la protagonista de este artículo también fabricó y comercializó una gama de accesorios consistente en peatones, ciclistas, sanitarios, agentes de policía o vallas, estas últimas procedentes de la extinta Anguplas. Asimismo también comercializó pequeñas construcciones consistentes en gasolineras, parkings o una bonita central de carga, desconociéndose si los fabricaba directamente la propia Eko o bien procedían de otras compañías.

Este "intercambio" de artículos entre compañías, o mejor dicho esta complementación de catálogo con referencias procedentes de otras marcas, no era un hecho aislado de Eko, pues por ejemplo la gama Madelman incorporó animales realizados por Comansi. Aparte nuestra protagonista ofrecía sus miniaturas a diversas compañías que les interesaba incluir vehículos en sus juegos, modificándolos si era preciso para su correcto funcionamiento. Tal fue el caso de Congost, Ibertren, Electrotrén, Juguetes García o Perma solo por citar los nombres más conocidos de fabricantes que incorporaron material Eko en sus referencias. También la empresa alimentaría Panrico ofreció miniaturas fabricadas por la juguetera.

A destacar que no se trataban de "alianzas" con otras compañías sino productos que estas precisaban y Eko les ofrecía puntualmente. En el aspecto de relacionarse con otras empresas Eko solamente tuvo relación con Praliné y Almirall, para las cuales actuó como representante de sus figuras de soldados.

En lo que refiere a los embalajes utilizados para presentar las miniaturas en los comercios, hay que confesar que estos fueron diversos y muy variados. Inicialmente las reproducciones de coches se suministraban dentro de una pequeña y colorista caja de cartón, en cuya superficie se repetía la silueta de vehículos, señales de tráfico y la leyenda "Juguetes Eko miniaturas". También existió una variante de este embalaje con las siluetas de vehículos junto a las palabras "Micro-miniaturas Eko", incluyéndose en su interior un catálogo-listado de artículos impreso sobre papel muy fino.

A partir del año 1964 los turismos se presentaron de forma individual en una caja de plástico transparente tipo vitrina y con la base negra. En épocas más recientes la firma suministró sus miniaturas dentro de un fanal transparente de acetato así como en el interior de una simple bolsa de plástico transparente grapada a una etiqueta de cartón. Incluso hay constancia que Eko suministró sus miniaturas sin envoltorio individual y con numerosas unidades en el interior de cubos de plástico similares a los utilizados para presentar chucherías.

Para camiones o sets múltiples de vehículo más remolque también se utilizaron cajas de cartón aunque lógicamente de mayor tamaño, adoptándose más tarde el fanal de acetato transparente. Finalmente en etapas más recientes dichas miniaturas acabarían siendo presentadas de idéntica forma a los coches pequeños, es decir, en bolsas de plástico individuales o incluso a granel.

En este punto de nuevo quisiéramos referirnos a los recuerdos del señor Rafael, quien nos contó la anécdota que cierto día diseñó el cartón-expositor donde se presentaban doce relojes de pulsera con forma de flor. Aunque se esmeró en su realización su propuesta fue rechazada por la dirección de la empresa, quien decidió utilizar un diseño mucho más sencillo. Quiso el destino que absolutamente todos los sets que Eko envió a sus proveedores fueran devueltos precisamente porque el diseño del expositor no gustó en absoluto.



El trabajo en la empresa

A pesar de ello, y según nos explicó nuestro anfitrión en la historia de la compañía, aunque Eko se dedicaba a la fabricación de miniaturas nunca perdió la característica de fabricante de "baratijas" con todas las características buenas y malas relacionadas con ello.

Entre las características positivas estaba que era capaz de fabricar un elevado volumen de productos pese a ser una empresa familiar (en sus mejores momentos contó con una plantilla de diez o doce personas). Asimismo, y aunque sus máquinas inyectoras pertenecían a modelos anticuados, la rapidez en la inyección era considerable e incluso superior a la de modelos más recientes.

Por el lado negativo precisamente esta rapidez causó que los controles de calidad fueran un tanto relajados, considerando que para los pequeños a quien iba dirigido el producto ya estaba bien tal y como se hacían. Con ello ni muchísimo menos queremos decir que fuera mala fabricando, pero sí que podía haber optimizado su producción y fácilmente ofrecer un producto con más calidad de la que tuvo.

Tanto los propietarios como algunos de los empleados no eran muy cuidadosos a la hora de realizar miniaturas. Se tomaban las piezas a granel de cajas y se montaban de cualquier forma sin importar demasiado si unas ruedas correspondían o no a esa miniatura en concreto. De aquí que catalogar su producción siempre haya sido un auténtico quebradero de cabeza para los coleccionistas. Precisamente el asunto de la calidad fue uno de los puntos de roce entre el señor Rafael y la dirección de la empresa, pues de acuerdo con su condición de modelista, el primero siempre estaba interesado en que el producto apareciese lo más perfeccionado posible. Como curiosidad, y según recuerda este testimonio, la herramienta favorita de los mecánicos era el martillo y la escarpa, las cuales incuso sustituían la llave inglesa a la hora de desenroscar tornillos de las inyectoras.

Otra de las grandes características de la empresa era que debido a poseer un carácter semi-artesanal hoy en día es posible encontrar muchísimas variaciones de un mismo modelo, sumándose versiones especialmente realizadas para la promoción de comercios o empresas. El método de personalización en muchos de estos casos era tan simple y efectivo como la aparición de detalles pintados a mano sobre el plástico inyectado, aplicándose incluso en áreas amplias y logrando así una carrocería bicolor. Esta misma era la técnica que se aplicaba a la hora de realizar taxis de diversas ciudades españolas. Asimismo, también hay que considerar que dependiendo de la inyección del plástico, la tonalidad de color en las miniaturas podía presentar diferencias.

Con el tiempo las miniaturas y sus moldes sufrirían variaciones, unas veces para hacer la miniatura más atractiva aunque en otras ocasiones para economizar el precio de coste por unidad, una característica que la compañía pareció perseguir durante una buena parte de aquellos setenta y ochenta. Es así como con el tiempo aparecieron piezas de plástico transparente que representaban cristales, aunque también se dejaron de pintar las llantas de las ruedas, apareciendo toda la pieza en negro. A modo de curiosidad comentar que en el toldo que cubría las cajas de camiones Magirus y Ford, se le practicó un agujero en el molde con el objetivo de insertar en su interior un sacapuntas infantil, aunque a partir de dicha modificación todos los modelos de ese tipo aparecieron con el agujero, llevasen o no afilalápices.

Aunque aprovechó al máximo los moldes heredados por Anguplas así como los pocos que ella misma había realizado, Eko no innovaba así como tampoco destinaba presupuesto a realizar nuevos productos. De hecho el precio un molde para vehículos a escala 1:87 podía llegar fácilmente a valer un millón de pesetas (seis mil euros), lo cual era muy caro y difícilmente amortizable.

Pero no todos los problemas de Eko fueron la falta de innovación, sino que también por la parte legal le llegaron algunos quebraderos de cabeza. Uno de ellos vino a través de la empresa de óptica INDO, la cual acusó a la juguetera de plagiar el diseño de uno de sus modelos de gafas. Finalmente el caso se resolvió a favor de Eko al demostrarse que su diseño de gafas tipo "baratija" era anterior al de la óptica. También existió un malentendido con la multinacional alimenticia Nestlé respecto al propio nombre Eko, siendo esta la denominación registrada de uno de sus productos. Afortunadamente el caso no llegó a mayores, pues la firma alimentaría decidió abandonar la querella al comprobar que la juguetera utilizaba este nombre desde hacia años atrás y que solamente había sido una coincidencia sin mala fe.



Desaparición de la Eko clásica y nacimiento de la actual

Embalaje actual de Micro Miniaturas EkoFue precisamente a inicios de la década de los ochenta cuando aparecieron por primera vez las marcas "Toyeko" y "Eko 2000", la primera destinada a comercializar las miniaturas además de sus complementos y la segunda a la realización de series especiales encargadas por empresas. Aunque se renovó la presentación y se hizo un esfuerzo por modernizar la imagen, las miniaturas seguían siendo los mismas y algunas ya con más de veinte años de presencia en el mercado.

De desconoce el porqué, pero durante el periodo de tiempo que va desde finales de la década de los ochenta hasta hace escasos años, bien poco se conocía de las actividades de Eko como marca, existiendo quien incluso la dio por finiquitada tal y como se reflejó en una serie de artículos publicados por la revista Mini Auto en 1997.

Tal y como se comenta en uno de estos artículos efectivamente se produjo un incendio que arrasó las instalaciones, aunque a partir de entonces la empresa matriz se vio beneficiada por la entrada de nuevos socios que permitieron fabricar juguetes procedentes de Alemania. Paralelamente también se realizaban piezas interiores para grifos de la marca Roca diversificando así sus actividades hacia sectores no relacionados con los juguetes o las miniaturas.

El descenso de ventas en lo que a miniaturas se refiere y sobretodo la competencia de las empresas asiáticas causaron que Eko como juguetera permaneciese casi desaparecida hasta hace muy pocos años, momento que para sorpresa de muchas personas la empresa Toy Eko, S.L. abrió su web oficial. Una sorpresa evidentemente muy pero que muy positiva. Si usted desea visitar www.toyeko.com observará como se ofrecen a la venta un buen número de modelos clásicos de la compañía, incluyéndose además nuevas versiones tan curiosas como un SEAT 1500 ataviado como coche fúnebre con corona de flores incluida o un especialísimo MG A 1600 con la carrocería realizada íntegramente en plástico transparente. A destacar la aparición de un nuevo tipo de embalaje individual, más moderno y acorde con la época actual (puede observarse en una de las imágenes que ilustran este articulo).

Este esfuerzo por relanzar la marca y ponerla al día francamente nos llena de alegría, pues desde Rosaspage esperamos sinceramente que no solamente Eko siga en activo muchos años más, sino que además nos siga sorprendiendo con nuevas versiones de sus miniaturas. Sin duda alguna, con sus casi sesenta años en activo se ha convertido en patrimonio sentimental de muchas personas, los cuales de pequeños jugamos con sus miniaturas, sencillas, modestas pero sobretodo divertidas.

Finalmente agradecer nuevamente la aportación del señor Rafael Coral (hoy en día desafortunadamente ya desaparecido), cuyo excepcional trabajo como modelista de coches en miniatura merece un próximo articulo que esperamos realizar muy pronto.



Listado Miniaturas Eko: Listados de series clásicas

Listados con las referencias incluidas en las distintas series y colecciones que comercializó la Eko vintage.
1:87 Coches, furgones y camiones
1:43 Coches de época
1:150 Aviones
Vehículos militares

________________________

Buscar ofertas para miniaturas Eko en Ebay¿Buscando ofertas para miniaturas Eko? Encuéntralas ahora en Ebay.





Ya en nuestra tienda online

Bburago, su etapa clásica. Libro editado por Rosaspage

Bburago, su etapa clásica
Libro editado por Rosaspage


A la venta el libro "Bburago, su etapa clásica", el cual está dedicado a dicha conocida compañía italiana. En él se relata la historia de la esta fabricante de miniaturas die-cast a escala 1:18, 1:24 y 1:43 desde su nacimiento en el año 1976 hasta su compra por parte del grupo May Cheong en el 2006.

Además de datos curiosos, anécdotas, evolución de las miniaturas y un amplio repaso por las distintas colecciones que fabricó Bburago, en el libro también se incluye la historia de Mebetoys y Martoys, ambas compañías antecesoras directas de Bburago y gestionadas por la propia familia Besana.

Este libro escrito por Xavier Arumí Salavedra está publicado por Rosaspage.com dentro de la colección "Biblioteca Rosaspage" e impreso en blanco y negro aunque con las cubiertas a todo color. Tiene una extensión de 126 páginas a un formato de 15x21 centímetros (tamaño cuartilla o DIN A5) y encuadernado en tapa blanda.

Precio: 14 euros


Tienda online de esta web
Ir a la
Tienda online
Más información
Más
información

Comentarios realizadosComentarios recibidos


Manuel Blasco Salas: En el año 1955 durante un viaje a Alemania observé el auge que en dicho país tenían los modelos a escala HO. Adquirí unos automóviles H0 de Wiking que fueron el inicio de la fabricación en España de Miniaturas EKO. A mis 85 años encuentro la satisfacción de que a pesar de los avatares sufridos por nuestra industria familiar siga en activo gracias a unos buenos amigos que han recuperado parte de los moldes de aquella brillante época.

Gracias Eduard Esteve "Toyeko"


José Castro: Gracias por vuestra página de historia del juguete, los nostálgicos recordamos la época cuando había pluriempleo porque se fabrica en España casi de todo hoy lo fabrican los chinos.

________________________

Buscar ofertas para miniaturas Eko en Ebay¿Buscando ofertas para miniaturas Eko? Encuéntralas ahora en Ebay.





Contactar con nosotrosEsperamos su comentario
Gracias a este formulario nos podrà enviar sus comentarios u opinión personal acerca del contenido publicado.

Nombre y apellidos


E-Mail


Escriba aquí su comentario


Suscribirse a este listado Haga click en esta casilla si desea realizar un seguimiento de este contenido. Solo recibirá notificaciones cuando se añadan nuevos datos al texto principal o se produzcan comentarios relevantes.


Sección Hobby (Miniaturas)
Apartados que forman la sección "Hobby / Miniaturas" dedicada al mundo de las miniaturas die-cast y al modelismo en general; Historia de las compañías, análisis de productos, videos, fotografías, libros sobre este tema, listados de referencias y mucho más.


Subseccion Historia de compañías y fabricantes
Subseccion Consultorio
Subseccion Listados de referencias
Subseccion Modelos die-cast




Política de privacidadAcerca de rosaspage.com
© www.rosaspage.com 2001-2016